Público
Público

LAS MEDIDAS DEL NUEVO GOBIERNO PP y Ciudadanos retrasan el presupuesto de Andalucía hasta después de las municipales

El PSOE cree que Moreno, para evitar perjudicar las expectativas electorales de su partido en las municipales, repite la estrategia de Rajoy en  2012, cuando retrasó el presupuesto por la cercanía de las andaluzas

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. - EFE

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, es bien consciente de que en el horizonte asoman unas importantes elecciones municipales y europeas. Del resultado de esos comicios se sacarán conclusiones al respecto del experimento que se ha iniciado en Andalucía: una coalición de PP y Ciudadanos con los apoyos externos del partido de ultraderecha Vox, que Moreno considera exportable a ayuntamientos y diputaciones, a todas partes. “Esta ola de cambio no se para en Despeñaperros, va a llegar a todos los rincones de España, a todas las comunidades autónomas y a la Moncloa”, dijo hace unos días.

Moreno sabe que sacar adelante un nuevo presupuesto puede ser una tarea que necesite de paciencia. Ahí, en el momento en que el Ejecutivo decida lanzar las cuentas, se va a comprobar la solidez de la triple alianza que salió de las urnas el pasado 2 de diciembre. Los votos de los ultras de Vox son necesarios para sacar adelante las cuentas, de las que depende en última instancia la estabilidad del Gobierno. El presidente y el vicepresidente, Juan Marín (Ciudadanos), después de haber comprobado cómo se las gastan los ultras en una negociación, son bien conscientes de que abrir las mesas con Vox con unos comicios por delante podría meterles en un enredo innecesario.

Por ello, salvo que se opere un cambio de criterio, fruto del trabajo discreto y técnico en el que andan enfrascados PP y Ciudadanos, y de las garantías que dé Vox para rebajar el tono de las discrepancias, los presupuestos de la Junta no llegarán a la Cámara al menos hasta el mes de mayo y no se aprobarán en el Parlamento de Andalucía hasta después de las municipales, que son el día 26 de ese mes. Las cuentas actuales, prorrogadas, fueron apoyadas por PSOE y Ciudadanos a finales del año 2017, por lo que el partido de Marín está cómodo con ellas.

Estas fueron las palabras que utilizó Moreno a principios de semana al respecto: “Necesitamos un nuevo presupuesto, pero parece difícil que antes de las municipales ese presupuesto pueda ver la luz. Hay que poner en marcha el procedimiento, que se inicia desde ya. Pero por mucho que corramos, se podrán presentar, corriendo mucho, en mayo, para que luego se puedan debatir en junio. Y a partir de ahí, buscaremos el apoyo del resto de los grupos. Vamos a trabajar la parte técnica para poder presentarlo lo antes posible. Cuanto antes quiero yo”.

Críticas del PSOE

El PSOE, partido que gobernó la Junta durante 36 años consecutivos, ahora en la oposición, busca desde antes de que se cerrasen los acuerdos entre PP y Ciudadanos y entre PP y Vox, que han permitido gobernar a Moreno, meter una cuña entre los tres partidos que desestabilice el nuevo Ejecutivo, arremetió esta mañana contra Moreno y Marín con este tema. Así, el exconsejero de Hacienda de Susana Díaz, el catedrático Antonio Ramírez de Arellano, dijo que Moreno estaba “repitiendo el comportamiento” que tuvo el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, cuando "retrasó" los Presupuestos Generales del Estado (PGE) hasta después de las elecciones andaluzas del año 2012.

Los socialistas creen que Moreno repite la estrategia de Rajoy en 2012, cuando retrasó el presupuesto por las elecciones andaluzas

Para Ramírez de Arellano, el nuevo Gobierno andaluz está generando un escenario de "oscurantismo" y de "falta de transparencia" en relación con los Presupuestos para este año, que son la "pieza clave para conocer las políticas que se plantea" hacer el nuevo Ejecutivo, formado por dos partidos, PP-A y Ciudadanos (Cs), pero que necesita de manera permanente de la "ultraderecha" de Vox.

"No existe ninguna razón para retrasarlo", remachó Ramírez de Arellano. El exconsejero agregó que si el presupuesto llega en junio al Parlamento, "sería difícil tramitarlo antes del mes de septiembre", teniendo en cuenta que por medio hay un periodo de vacaciones parlamentarias, según recoge Europa Press.

Moreno no replicó desde el Ejecutivo, sino que lo hizo a través del partido. El dirigente del PP Pablo Venzal manifestó que la aprobación de las cuentas públicas conlleva muchos trámites, añadió que se trata de un "documento complejo" y que requiere de unos plazos "prudenciales" para su elaboración y que "se intentará mejorar en sede parlamentaria" con el diálogo entre las fuerzas parlamentarias y los agentes sociales.

Venzal echó la culpa al anterior gobierno por no haber "presentado y aprobado" unas cuentas públicas para 2019 al “haber estado jugando a intereses personales”. Venzal añadió que su partido pidió al anterior Ejecutivo que "hiciera los deberes", presentara un proyecto de Ley de Presupuestos en la Cámara andaluza, "y ya luego tirara los dados al aire”, según recoge Europa Press.

Más noticias en Política y Sociedad