Público
Público

Oleguer Pujol afirma que el dinero que gestionó no es de su familia sino de fondos extranjeros

El hijo del expresident se defiende ante la comisión del Parlament que investiga la fortuna oculta por el clan Pujol: no pidió a su padre que interviniera en recalificaciones urbanísticas, no impulsó operaciones en Catalunya y no tiene 3.000 millones, asegura. "Lo que ha dicho la prensa es falso".

Publicidad
Media: 1
Votos: 4

Oleguer Pujol Ferrusola, ante la comisión del Parlament de Catalunya. EFE

BARCELONA.- Oleguer Pujol Ferrusola, hijo del expresidente catalán Jordi Pujol, ha afirmado que el capital que gestionó en operaciones inmobiliarias no es suyo ni de su familia, sino de fondos e inversores extranjeros, por lo que ha denunciado ser víctima de una "causa general" por parte de la Audiencia Nacional.

"No tengo 3.000 millones de euros y todo lo que ha dicho la prensa es falso. Es absurdo", ha afirmado hoy Oleguer Pujol en su comparecencia en la comisión del Parlament catalán que investiga la fortuna oculta por su familia, en la que ha añadido que nunca ha pedido la intervención de su padre en recalificaciones urbanísticas ni ha impulsado operaciones en Catalunya.

El hijo menor del expresident, imputado por la Audiencia Nacional por fraude fiscal y blanqueo de capitales, ha explicado que trabaja desde 2000 como "gestor inmobiliario" y que desde entonces ha dirigido operaciones con capital de accionistas extranjeros y de prestigiosas sociedades de inversión, en las que sus aportaciones oscilan entre el 0,5 y el 5% como máximo.

El imputado ha reconocido que las operaciones investigadas se basan en sociedades interpuestas y estructuras que pueden resultar complejas para los legos en asuntos financieros, pero ha recalcado que en ningún caso esa complejidad "está dificultando la trazabilidad" de los productos o permitiendo la evasión de impuestos por parte de los inversores últimos.

Oleguer Pujol fue detenido el pasado octubre por la Policía Nacional en el marco de una investigación dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz -a raíz de una querella de la Fiscalía- para aclarar el origen de millones de euros invertidos en varias operaciones inmobiliarias, entre ellas la compra de 1.152 oficinas del Banco Santander. Tras defender que la dinámica de las operaciones investigadas por la Audiencia Nacional es "la habitual, totalmente legal y transparente" y cuya "trazabilidad" está clara, Pujol ha arremetido contra la querella que le interpuso la Fiscalía, que en su opinión "no tiene ninguna consistencia".

Para Oleguer Pujol, la investigación de la Audiencia Nacional se basa en un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) que plantea una "causa general" contra él, de lo que a su parecer se derivó "un registro innecesario y fuera de lugar" en su vivienda en Barcelona en octubre pasado.

Gestión de proyectos inmobiliarios

El hijo menor de los Pujol ha hecho un extenso balance de su trayectoria profesional, en la que empezó como analista financiero y posteriormente impulsó, a partir del año 2000, la sociedad Drago, para gestionar proyectos inmobiliarios financiados por fondos internacionales, aprovechando que apenas había compañías en España que promovieran este tipo de operaciones.

Según los datos facilitados por Oleguer Pujol, en el año 2013 Drago gestionaba 2.730 millones de euros y 1.600 inmuebles en toda España, pero ha insistido en aclarar que él solo aportó el 0,04% de estas inversiones, alrededor de 1,1 millones. De los 2.730 millones gestionados por Drago -cuya sede fue registrada el día de su detención-, un 83% (unos 2.266 millones de euros) procedían de financiación bancaria, de más de 15 entidades.

A través de Drago y de sociedades creadas ex profeso para algunas operaciones, Oleguer Pujol y sus socios gestionaron activos como edificios comerciales, terrenos en Melilla, viviendas, centros turísticos y hoteles, 1.152 oficinas del Banco Santander y tres sedes del grupo Prisa.

Oficinas del Banco Santander

Respecto a las 1.152 oficinas del Banco Santander en España, Oleguer Pujol ha destacado que el Banco de España "miró con lupa" todo el procedimiento, que culminó en el año 2007, cuando se convirtió en la mayor operación inmobiliaria de Europa. En esta operación se invirtieron 2.040 millones de euros, de los que 1.600 millones se obtuvieron a través de préstamos hipotecarios, 273 millones con financiación de varias entidades financieras y 240 millones aportados por la sociedad Samos, que creó con unos socios para impulsar la operación.

En su comparecencia, Oleguer Pujol ha insistido en que él sólo se limitaba a gestionar estos proyectos, que eran financiados por inversores institucionales e internacionales. "No he gestionado nunca dinero de mi familia. Siempre de fondos institucionales. No he hecho nunca operaciones en Catalunya. Nunca he pedido la intervención de mi padre en procesos de recalificaciones. Nunca he pedido un favor político a nadie. Nunca he trabajado para las administraciones públicas", ha insistido Oleguer Pujol, que ha asegurado que Hacienda conoce desde 2013 todos sus datos.

Pujol presentó en 2014 una declaración complementaria del IRPF en la que manifestaba poseer 89,5 millones en el extranjero, algunos en paraísos fiscales, pero el menor del clan ha insistido hoy en que esa suma es el "valor técnico-contable" de una sociedad que él administra y de cuyo dinero, en consecuencia, no puede disponer. Visiblemente indignado, ha remarcado que sobre él se han contado muchas mentiras, como por ejemplo que tenía una aplicación en el teléfono móvil que le permitía borrar apretando un sólo botón todos los datos de la contabilidad de Drago.

Más noticias en Política y Sociedad