Público
Público

Oposición Covid-19 El PP emula a Vox y se salta el confinamiento para acudir al Congreso: "Es hora de que los españoles nos vean"

"Los políticos tenemos que dar ejemplo", es una de las consignas que repiten de manera reiterada nuestros representantes públicos. No obstante, el PP propone que la mitad de su grupo parlamentario se salte el confinamiento para acudir a la Cámara Baja.

El líder del PP, Pablo Casado junto con otros miembros del partido, Cayetana Álvarez de Toledo, Teodoro García Egea y Adolfo Suárez Illana en los pasillos del Congreso tras el pleno extraordinario celebrado este miércoles para explicar la declaración del
El líder del PP, Pablo Casado junto con otros miembros del partido, Cayetana Álvarez de Toledo, Teodoro García Egea y Adolfo Suárez Illana en los pasillos del Congreso tras el pleno extraordinario celebrado este miércoles para explicar la declaración del estado de alarma y las medidas para paliar las consecuencias de la pandemia provocada por el coronavirus. EFE/Mariscal POOL

marta monforte

"Los políticos tenemos que dar ejemplo", es una de las consignas que repiten de manera reiterada nuestros representantes públicos. Sus decisiones adquieren mayor protagonismo durante una crisis —en este caso, sanitaria y económica— al igual que les sitúan en el centro de la diana de las críticas ciudadanas. Una de las más repetidas —especialmente durante estos días— es que las normas que los ciudadanos de a pie están obligados a cumplir durante el estado de alarma —como el confinamiento— no se aplican para ellos. Y así es.

Pese a que la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, recomendó reducir la presencia de diputados en las sesiones plenarias y solo obligó a acudir a los diputados que participaran en el hemiciclo, tanto Vox como el Partido Popular han decidido hacer caso omiso y acudirán el próximo jueves con una importante delegación. "Es hora de que los españoles nos vean. Es hora de que sepan que los diputados del Partido Popular trabajan en primera línea", ha explicado la portavoz popular Cayetana Álvarez de Toledo en un un escrito dirigido a la Mesa de la Cámara Baja.

Desde la formación ultraderechista ya anunciaron el pasado viernes que su intención era volver a la Cámara —y así lo hicieron dieciséis de ellos el lunes, entre ellos el líder Santiago Abascal,— a pesar de que se trata del partido con más casos de coronavirus reconocidos. El PP no ha querido quedarse a atrás. Tras varias semanas exigiendo al Gobierno que reabriera el Congreso para llevar a cabo el control al Ejecutivo, este martes ha anunciado que 45 diputados, la mitad de su grupo parlamentario, acudirán al pleno."Vox toca el silbato y la derechita cobarde baila", ha criticado a través de Twitter la portavoz socialista, Adriana Lastra. 

Adriana Lastra: "Vox toca el silbato y la derechita cobarde baila"

Álvarez de Toledo ha explicado tras la Junta de Portavoces de este martes que aunque "había un acuerdo no escrito de establecer la mínima representación parlamentaria", se ha planteado que "puedan haber más diputados" siempre y cuando se respeten las medidas de seguridad: "Va a haber un acuerdo razonable en el que podamos ver una representación más nutrida", ha asegurado.

La portavoz adjunta de Vox, Macarena Olona, ha explicado que los representantes del resto de partidos han 'afeado' al PP que quisiera llevar a la mitad de su grupo parlamentario: "Todos los grupos hemos rogado a Cayetana que tuviera en cuenta que lo que se pone en riesgo es la vida del personal que presta servicios en la Cámara, lo que Vox ofrece como garantía es que los diputados que asisten son diputados que pueden certificar que son negativos por el coronavirus", ha señalado. Olona considera un exceso que los 45 parlamentarios del PP acudan al hemiciclo porque es "materialmente imposible mantener las distancias": "Hemos rogado que se hiciesen cargo de la situación".

"Los diputados tenemos más responsabilidad que los médicos"

Fuentes del equipo de dirección popular explican a Público que esta decisión surge de la "necesidad de mostrar la utilidad de la Cámara en un momento como este, en el que la gente ya empieza a derivar hacia 'toda la culpa la tienen los diputados'". Justifican su presencia en la Cámara Baja para "mostrar" que son "tan valientes como los médicos". Es más, para Álvarez de Toledo, los diputados tienen "más responsabilidad" que los médicos, enfermeras, policías, guardias civiles, cajeras de supermercado juntos.

Las citas fuentes explican que su portavoz parlamentaria "acude al Congreso todos los días" y que lleva "mucho tiempo" defendiendo que vuelva la 'normalidad' a la Cámara Baja. "El Congreso no se cierra ni en caso de guerra", ha sido una de las frases más repetidas por la conservadora, en la que ha reincidido después de que la Junta de Portavoces haya acordado la celebración de una sesión de control al Ejecutivo el próximo miércoles 15 de abril.

La portavoz popular ha llegado a acusar al Gobierno de "antidemocrático" porque hasta ahora no se han celebrado sesiones de control. Sin embargo, este quedó suspendido el pasado 12 de marzo por un periodo de una quincena que venció el 26 de marzo. La semana pasada fue inhábil porque —según el calendario— se hubieran celebrado las elecciones vascas y gallegas previstas para el domingo 5 de abril, y la actual también lo era por la celebración de la Semana Santa así como la próxima, pero el Congreso ha decidido hacerla hábil tras casi un mes de parón de actividad legislativa.

El PP se atribuye el mérito de las sesiones de control 

Los populares reivindican que ha sido su grupo el que ha conseguido que la próxima semana se celebren sesiones de control, a pesar de que sin el visto bueno del PSOE y Unidas Podemos no hubiera salido adelante. "Me siento reivindicada. Mi grupo tiene motivos para celebrar. Todos los demócratas que queríamos la apertura del Parlamento tenemos motivos para celebrar. Ha funcionado la presión democrática del PP", ha asegurado.

"Los hechos hablan por sí mismos —ha proseguido en el turno de preguntas— lo que ha habido estas semanas es un progresivo cierre, clausulando los espacios de debate y el escándalo ha ido creciendo y sobre todo la presión nuestra sobre la Cámara para que haya un funcionamiento pleno de la democracia es lo que ha resultado".

Más noticias de Política y Sociedad