Público
Público

Oposición Voces en el PP critican la estrategia de Casado contra Sánchez con las ayudas de la UE y ven Gobierno de coalición "para rato"

Diversas fuentes del PP consultadas por 'Público' admiten que Sánchez ha "logrado un buen acuerdo" para España y que la hipótesis del adelanto electoral para 2021 que manejaba Casado hace dos meses se ha difuminado por completo.

España prevé obtener 140.000 millones de euros de este Fondo de Recuperación, equivalente al 11% del PIB en 2019, una cantidad muy similar a la que España tenía asignada al inicio de las negociaciones. De este total, 72.700 millones de euros corresponder
El líder del PP, Pablo Casado, junto a la exministra de Trabajo Fátima Báñez y la vicesecretaria Elvira Rodríguez. Fuente: PP

marta monforte

"Sánchez está ocultando un rescate con un alto coste para parados, pensionistas y funcionarios", fue la consigna repetida durante semanas por el líder del PP, Pablo Casado, en plenas negociaciones por el fondo anticrisis de la UE. El conservador estaba convencido de que desde Bruselas exigirían España "unos recortes de cerca de 35.000 millones de euros" como moneda de cambio para conceder las ayudas, como ya ocurrió durante la anterior crisis. "¿Nos puede explicar cómo va a cuadrar las cuentas? ¿O nos tenemos que enterar por el primer ministro italiano que va a pedir el rescate?", le espetó al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Congreso.

Sin embargo, la condicionalidad propuesta por la Unión Europea no repite las mismas fórmulas que en el año 2008 con las grandes partidas de recortes, sino que se ha apostado por el endeudamiento común para ayudar a los países más afectados por la covid-19. España prevé obtener 140.000 millones de euros de este Fondo de Recuperación, equivalente al 11% del PIB en 2019, una cantidad muy similar a la que tenía asignada al inicio de las negociaciones. De este total, 72.700 millones de euros correspondería a transferencias y el resto a préstamos.

Diversas fuentes del PP consultadas por Público admiten que Sánchez ha "logrado un buen acuerdo" para España y que la hipótesis del adelanto electoral para 2021 que manejaba Casado hace dos meses se ha difuminado por completo. "Tendremos a Sánchez e Iglesias para rato", señala un alto cargo popular. "Si Pablo [Casado] confiaba en que el Gobierno quebrara después del acuerdo por las duras exigencias, evidentemente se equivocaba", continúa.

Desde la dirección popular creían que llegaría un punto en el que a Sánchez no le quedase más remedio que adelantar las elecciones y, entre las causas, citaban las futuribles exigencias de Bruselas a España. Este es uno de los razonamientos que llevó al líder del PP a presionar al Ejecutivo, llegando a aliarse con los mal llamados países frugales, que han mostrado sus intransigencias durante la cumbre europea. 

Otra de las fuentes consultadas, cercana al líder del PP, señala que el presidente del Gobierno deberá alinear sus propuestas con las de la Comisión Europea "aunque eso no guste a Podemos" pero apunta a que finalmente sí habrá legislatura "por el interés de ambos". "Ninguno de los dos quiere unas nuevas elecciones después de la gestión de la crisis y del batacazo en Galicia y Euskadi", resume. Y añade que al PP tampoco le interesan, de momento, unos nuevos comicios. "Estamos al alza pero necesitamos más tiempo", zanja.

Una voz de la dirección del grupo popular en el Congreso admite que Sánchez "tiene más apoyos ahora que antes de la crisis" tras el cambio de posiciones de Ciudadanos, que se muestra proclive a pactar los Presupuestos Generales y se muestra convencida de que Sánchez e Iglesias lograrán sacarlos adelante. Asimismorevela que "hace un mes o así que ya se piensa que el Gobierno no va a caer".

Acuerdo en Bruselas pese a la dura oposición del PP

Los populares trataron durante meses de minar la imagen del Ejecutivo en el exterior a través de sus portavoces en Europa. "Los fondos europeos de recuperación no son un cheque en blanco para el Gobierno de Pedro Sánchez ni para los caprichos comunistas de Pablo Iglesias", con esas palabras se expresaba la cabeza visible del PP en el Parlamento Europeo, Dolors Monserrat, a principios de junio. La conservadora señaló días más tarde que ese dinero no podía servir "jamás" para "derogar una reforma laboral como quiere el Gobierno de España".

El número dos del PP en Europa y vicepresidente de los populares europeos, Esteban González Pons, se expresaba en términos similares al asegurar que "el endeudamiento europeo" no podía servir "para aplicar en España políticas bolivarianas", en referencia a uno de los partidos que conforman el Ejecutivo, Unidas Podemos, sino "para que España converja económicamente con Alemania, Francia o los Países Bajos". 

Lo acordado por los líderes europeos no exige que España deba mantener la reforma laboral ni recortar pensiones

No obstante, lo acordado por los líderes europeos no exige que España deba mantener la reforma laboral ni recortar pensiones, como sí llegó a pedir el primer ministro holandés Mark Rutte, que se ha erigido como portavoz de los países obstruccionistas, que incluyen a Holanda, Dinamarca, Austria y Suecia, con la incorporación posterior de Finlandia. Es más, ningún país tendrá derecho de veto sobre las políticas de uno de sus socios y el Gobierno ha asegurado este martes que seguirá adelante con la "hoja de ruta" de su "calendario" programático, en lo que que toca a la reforma laboral.

Casado atribuye el mérito del acuerdo al PP europeo

Tras el acuerdo en Bruselas, Casado ha señalado que "el PPE ha hecho más por España incluso que los socios del PSOE" y que se ha podido comprobar "en estas cuatro jornadas maratonianas de negociaciones". El líder de la oposición ha asegurado que desde el Partido Popular "celebran" el acuerdo ya que supone "una enmienda a la política del Gobierno de España en cuanto a sus pactos de investidura con Podemos y los más recientes con Bildu y los nacionalistas".

El día de antes, el presidente popular recriminó a Sánchez que llegara a la negociación de los fondos europeos "sin los deberes hechos" cuando en Europa "la credibilidad, la solvencia y la confianza pesa mucho". Casado exigió reformas ante la "grave recesión" en España, "utilizando las recetas que siempre han funcionado" con el PP, entre ellas, realizar una reforma fiscal que baje impuestos, mantener la reforma laboral con un marco flexible y "ahondar" en la bajada de las cotizaciones sociales para abaratar la contratación.

En el PP creen que las declaraciones de Casado forman parte del "habitual rifirrafe político" en el que "todo se exagera", aunque un diputado popular destaca que fue demasiado "temerario" decir que Sánchez va "sin los deberes hechos" horas antes de que se firmase un acuerdo favorable a España.

Más noticias de Política y Sociedad