Público
Público

Pablo Iglesias desnuda su vulnerabilidad ante un público entregado para presentar sus 'Verdades a la cara'

El exvicepresidente lanza un aviso a Yolanda Díaz: "Si alguien piensa que el PSOE no va a intentar tener un Gobierno en solitario, es que no ha entendido nada de lo que ha ocurrido estos años".

Pablo Iglesias, durante la presentación del libro 'Verdades a la cara'
Pablo Iglesias, durante la presentación del libro 'Verdades a la cara'. CEDIDA/Dani Gago

"A veces, detrás de las grandes decisiones, no hay cálculos complejos ni análisis brillantes. A veces, simplemente, hay un nudo en la garganta. Este libro va de eso". La frase presidía el Auditorio de la Casa del Lector de Madrid, desde antes de que diera comienzo el acto de presentación de este martes del nuevo libro de Pablo Iglesias, Verdades a la cara, recuerdos de los años salvajes (Navona, 2022), editado por el periodista Aitor Riveiro.

En el libro, el exvicepresidente se desnuda al recordar los momentos más difíciles de su paso por el Gobierno: aquellos meses en los que en la puerta de su casa y la de su pareja, la ministra de Igualdad Irene Montero, y sus hijos se agolparon acosadores ultraderechistas ante el señalamiento de algunos periodistas y medios de comunicación. Iglesias reconoce "haber dicho cosas en este libro que no estaba dispuesto a escribir" gracias al buen colmillo periodístico de Riveiro, quien lleva al exdirigente mucho más allá de este episodio, hasta analizar la historia de Podemos como partido político, desde su nacimiento en el 2014 hasta hoy.

El periodista volvía este martes a sentar en el diván a Iglesias, en esta ocasión sobre las tablas. Cuando un libro habla de lo más íntimo y personal, de la vida, la tragedia y la comedia, la emoción no se puede contener, y esta estuvo en el ambiente del auditorio al comienzo de la presentación. "Este fin de semana he estado en Chile y hablé con Gabriel Boric sobre si era el mejor momento para que tuviera hijos. Uno puede aguantar como militante muchas cosas, pero cuando ves a tus hijos, tu pareja o tu madre o tu padre sufrir… Cuanto menos vulnerables seas mejor", contaba Iglesias sobre el escenario sobre su conversación y consejos con el presidente chileno. El principal motivo del abandono de la política institucional de Iglesias fue ver el sufrimiento de su familia ante el acoso al que se vio sometida.

"En Podemos, o si eres independentista catalán o vasco, asumir responsabilidades políticas es asumir que va a haber poderes que van a actuar contra ti", reconocía, tras agradecer a Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030 "la valentía" por haber asumido el liderazgo de Podemos. Junto a ella, se encontraba Montero, quien contenía la emoción; a su lado, el ministro de Consumo y coordinador federal de IU Alberto Garzón.

También en primera fila se sentaban los secretarios de Estado de Derechos Sociales, de Igualdad y contra la Violencia de Género y de Agenda 2030, Nacho Álvarez, Ángela Rodríguez y Enrique Santiago (secretario general del PCE) respectivamente. Y Virginia P. Alonso, directora de Público, medio desde el que se emite el podcast La Base. "Feliz de volver a investigar en la universidad y de hacer colaboraciones en medios de comunicación. Por poder hacer La Base, estoy feliz de la vida", añadía el histórico líder de la formación morada.

A pesar de haber encontrado la felicidad lejos del Consejo de Ministros, Iglesias advierte: "Aunque los niveles de acoso han disminuido, no han desaparecido". Siguen las críticas constantes contra el Iglesias tertuliano, columnista e investigador… ¡Y productor! Aprovechó el acto en la Casa del Lector para contar lo que tiene en mente: producir una serie de documentales sobre la guerra judicial contra Podemos. "La contaremos"", advirtió al juez Manuel García Castellón y tantos otros que se las prometieron felices para acabar con Podemos, pese a que ninguna causa ha prosperado contra la formación morada.

Pablo Iglesias y el periodista Aitor Rivero, durante la presentación del libro 'Verdades a la cara'. — CEDIDA/Dani Gago
Pablo Iglesias y el periodista Aitor Rivero, durante la presentación del libro 'Verdades a la cara'. CEDIDA/Dani Gago

Quien no estaba entre el público fue la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, a pesar de que sí estuvo en la conversación sobre el tablado. La relación no pasa por el mejor momento. "Yolanda Díaz puede llevar mucho más lejos al espacio político de lo que pude hacer yo", anheló Iglesias, pero advirtió a los nuevos liderazgos: "Si alguien piensa que el PSOE no va a intentar tener un Gobierno en solitario, es que no ha entendido nada de lo que ha ocurrido estos años".

"Gobernar, gobernar, gobernar y gobernar… El resultado de gobernar es Yolanda Díaz, sin Gobierno de coalición, no hubiera sido ministra de Trabajo y no estaríamos en la tesitura en la que estamos ahora", recordaba Iglesias. "Y el Gobierno de coalición es gracias a Irene Montero", advirtió, tras asegurar que si la actual ministra de Igualdad no hubiera rechazado en el verano de 2019 ser vicepresidenta y ministra de Igualdad, cuando las negociaciones entre PSOE y Unidas Podemos para entrar al Gobierno de coalición pasaban por un mal momento (hasta el propio Iglesias se retiró para no ser un impedimento), no habría habido Gobierno de coalición.

Iglesias se mostró vulnerable ante la audiencia y recordó otras veces en las que ha estado a punto de abandonar la política. Todo viene descrito en el libro, en la conversación entre el exvicepresidente y Riveiro.

Para finalizar, como no podía ser de otra manera, el exdirigente tuvo sus últimas palabras de agradecimiento para la militancia de Podemos, quien se reencontró con el que fuera su líder y le despidió con una ovación en pie. Decenas de personas no pudieron entrar al salón de actos y se quedaron fuera. Habrá otra presentación en Madrid e Iglesias firmará libros en la Feria del Libro, en el Parque del Retiro.

Más noticias