Público
Público

Pleno de la Cumbre Europea en el Congreso de los Diputados Sánchez se amparará en las decisiones de la ONU y la UE antes de tomar una decisión sobre la venta de armas a Arabia Saudí

El presidente del Gobierno fijará este miércoles una posición equidistante en el Congreso, intentando no ponerse en contra a Unidos Podemos pero, a la vez, no convertir en un calvario las elecciones andaluzas para Susana Díaz

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez, en su escaño en el Congreso de los Diptados.- EFE/Juan Carlos Hidalgo

"Mañana (miércoles) fijará posición el presidente del Gobierno". Con esta frase, en referencia al debate parlamentario que se celebrará en el Congreso, despachaban desde La Moncloa cualquier pregunta relativa a qué posición adoptará España frente a Arabia Saudí tras el "caso Khashoggi", y si Pedro Sánchez seguirá la estela de Alemania y paralizará la venta de armas al país árabe

Y, aunque nadie concreta posición, fuentes cercanas al presidente se inclinan porque Pedro Sánchez se refugiará en las decisiones que se tomen en la ONU y en la Unión Europea, apostando por dar una respuesta multilateral. Es decir, que todo apunta a que se pondrá de perfil.

El Gobierno, de momento, ha mantenido un difícil equilibrio condenando con contundencia los hechos y pidiendo una investigación independiente de lo ocurrido. Pero, en el terreno de decisiones prácticas, ha guardado un total mutismo. Ni el PSOE ha querido ir un paso más allá, indicando que apoyarán la decisiones que tome el Gobierno cuando toque.

Fuentes del Ejecutivo dicen que la decisión no es fácil para España y señalan, además, que Alemania vende una cantidad de armas ínfimas al régimen saudí. Además, o ocultan el coste social que para España supondría seguir estos pasos. De hecho, también recuerdan que Francia ha condenado los hechos, pero no ha hablado nada de suspender sus contratos con Arabia Saudí.

Sánchez, no obstante, intentará mantener una actitud más contundente para no ponerse en contra a sus socios de Unidos Podemos, que se inclinan por suspender estas relaciones comerciales con Arabia Saudí, al igual que otras fuerzas de la Cámara Baja que apoyaron la moción de censura contra el PP.

Y esto lo tiene que conjugar con no buscar un enfrentamiento con la presidenta andaluza Susana Díaz, quien ya ha recordado que la ONU no veta la venta de fragatas y ha pedido que España mantenga las actuales relaciones con Arabia Saudí hasta que se pronuncie Naciones Unidas.

La presidenta andaluza sabe que cualquier otra decisión supondría para ella "un calvario" hasta las elecciones el 2 de diciembre y un gran desgaste electoral que, incluso, podría llegar a poner en riesgo la victoria electoral que le otorgan todas las encuestas hasta ahora. 

Más noticias en Política y Sociedad