Público
Público

Políticos presos El Supremo deja salir a Rull para acompañar a su hijo durante una operación en agosto

Rull ya ha abandonado la prisión con el aval del Alto Tribunal en dos ocasiones para asistir a pruebas diagnósticas realizadas al menor. Saldrá de la cárcel el 20 de agosto a las 06.30 horas y volverá una vez finalice la intervención quirúrgica

Publicidad
Media: 4
Votos: 1

Captura de la señal institucional del Tribunal Supremo con la declaración durante el juicio del exconseller de Territori, Josep Rull. /EFE

La Sala que ha juzgado el procés independentista en el Tribunal Supremo ha concedido un permiso extraordinario al exconsejero de Presidencia y diputado suspendido de JxCat en el Congreso Josep Rull para que abandone la prisión de Lledoners (Barcelona) en la que cumple prisión preventiva para acompañar a su hijo durante una operación a mediados de agosto.

La providencia dada a conocer este viernes detalla que el permiso se debe ceñir exclusivamente a la visita al menor en el hospital el próximo 20 de agosto con salida y reingreso en los términos y horarios solicitados por el centro penitenciario. Así, Rull saldrá a las 06.30 horas y volverá una vez finalice la operación quirúrgica en el hospital infantil.

Además, el tribunal apunta que por el centro penitenciario de Lledorners "se adoptarán las medidas de seguridad necesarias para el desplazamiento al hospital, permanencia con custodia en el mismo y reintegro al centro penitenciario".

Avisa también a la fuerza policial encargada, que son los Mossos d'Esquadra, que eviten que la salida "tenga otro objeto distinto al autorizado".

La decisión se adopta visto el informe favorable de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Lledoners y también el de la Fiscalía, favorable a la salida aunque condicionándola a la adopción de medidas de seguridad adecuadas.

Rull ya ha abandonado la prisión con el aval del Supremo en dos ocasiones anteriores para asistir a pruebas diagnósticas realizadas al menor. Estas salidas fueron autorizadas en base al reglamento penitenciario que prevé la salida de la cárcel por motivos humanitarios, entre ellos una enfermedad de un familiar directo, por un tiempo a establecer y bajo medidas de seguridad.

Después de que el Supremo denegara la libertad a todos los presos una vez terminó el juicio, la defensa de Rull presentó un recurso de súplica para que se atienda el estado de salud del menor, con el argumento de que su situación neutraliza cualquier posible riesgo de fuga.

Rull y el resto de presos independentistas están a la espera de la sentencia del juicio del 1-O, que quedó visto para sentencia a mediados de junio.

Más noticias en Política y Sociedad