Público
Público

El PP, fracturado para defender al presidente de Hungría Casado 'recomendó' a sus eurodiputados apoyar al xenófobo Orban, aunque lo disfrazó de libertad de voto

Fuentes parlamentarias reconocen que la dirección conservadora en Madrid sí abogó por la abstención, y por tanto por no sancionar al presidente de Hungría el pasado miércoles 12, en el Parlamento Europeo. El grueso de la cámara votó a favor, igual que la mayoría de integrantes de la familia conservadora europea, pero el PP se partió en pedazos: tres diputados votaron en contra de sancionar a Orban, nueve se abstuvieron y cuatro optaron por no posicionarse. El líder del PP justifica su respaldo al presidente húngaro por su "apoyo" al Ejecutivo de Rajoy en lo que respecta a su actuación en Catalunya.

Publicidad
Media: 3.38
Votos: 8

Pablo Casado, Javier Arenas y Esteban González Pons, en una imagen de archivo. EUROPA PRESS

Pablo Casado asegura que dio "libertad de voto" a los diputados del Partido Popular en el Parlamento Europeo en la votación del pasado miércoles 12, cuando la cámara reprendió al xenófobo Viktor Orban, pero lo cierto es que también dio instrucciones a los suyos sobre el sentido de su voto.

La dirección de Casado sí recomendó a los eurodiputados que se abstuvieran, y que por tanto no castigaran las políticas de Orban

Fuentes parlamentarias aseguran a Público que la dirección del PP, desde Madrid, sí emitió una "recomendación" a sus diputados: pese a la "libertad de voto" que esgrime Casado, y que estas fuentes no niegan -su indicación no era de obligado cumplimiento-, la cúpula de los conservadores comunicó que apostaba por la abstención de sus 16 eurodiputados. 

Una semana después, el líder del PP ha defendido públicamente esta decisión, y la ha justificado afirmando que "el Parlamento Europeo no es el órgano competente para hacer eso"[exigir sanciones para Orban].

Sin embargo, el miércoles, el propio Casado llegó a asegurar que no condicionó en forma alguna el voto de los parlamentarios del PP: "No, se dio libertad de voto, pero es verdad que el Grupo Parlamentario Popular Europeo tiene muy presente que Hungría, cuando España ha solicitado apoyo a la hora de encarar el proceso independentista, siempre ha estado con España", zanjó.

Casado: "Se dio libertad de voto, pero es verdad que el PPE tiene muy presente que Hungría, cuando España ha solicitado apoyo a la hora de encarar el proceso independentista, siempre ha estado con España"

Otras fuentes de la dirección del grupo secundan la versión oficial, y explican que la fragmentación del voto entre los conservadores obedece precisamente a esa "libertad". "Que cada uno vote lo que quiera", afirman que fue el mensaje de la dirección. El mensaje de Génova es el mismo: "Hubo libertad de voto".

El Pleno del Parlamento Europeo dio hace apenas 10 días el primer paso para activar el procedimiento sancionador contra Orban. Con 448 votos a favor, 197 en contra y 48 abstenciones, la Eurocámara ha reclamado al Consejo Europeo la activación del artículo 7 del Tratado de la Unión. En contra de lo que afirma Casado, este artículo sí atribuye al Europarlamento la potestad de actuar contra Hungría. 

En concreto, el texto reza: "A propuesta motivada de un tercio de los Estados miembros, del Parlamento Europeo o de la Comisión, el Consejo, por mayoría de cuatro quintos de sus miembros y previa aprobación del Parlamento Europeo, podrá constatar la existencia de un riesgo claro de violación grave por parte de un Estado miembro de los valores contemplados en el artículo 2". 

Además, el informe respaldado por el Europarlamento por aplastante mayoría en esta votación histórica denuncia la corrupción en Hungría, las trabas a la independencia del poder judicial en este país; las restricciones al derecho de asilo de los refugiados o la puesta en riesgo de la libertad de expresión e información, entre otras cuestiones.

Orban es miembro de la familia política de Casado en Europa, como lo es el líder del PPE, Manfred Weber. Sin embargo, Weber sí decidió votar a favor de iniciar el proceso sancionador contra el presidente de Hungría, y como él actuó la mayoría del grupo conservador europeo. El PPE se dividió, pero el fraccionamiento en el grupo español fue particularmente evidente.

Orban es miembro de la familia política de Casado en Europa, como lo es el líder del PPE, Manfred Weber. Sin embargo, Weber sí votó a favor de sancionar a Hungría

Aunque ninguno de los diputados españoles votó a favor de sancionar a Orbán, el PP se partió en tres pedazos. Tres de sus diputados se posicionaron en contra de las sanciones, obviando la "recomendación" de la dirección (Pilar Ayuso, Carlos Iturgaiz y Gabriel Mato), y nueve de ellos siguieron la consigna de Casado: Luis de Grandes, Pilar del Castillo, Agustín Díaz de Mera, Santiago Fisas, Rosa Estarás, Teresa Jiménez-Becerril, José Ignacio Salafranca, Ramón Luis Valcárcel y Francisco José Millán.

Por su parte, el líder de la delegación, Esteban González Pons, decidió no participar en la votación, como también hicieran sus compañeros Esther Herranz, Antonio López Istúriz y Verónica Lope Fontagné. De hecho, Pons siguió la votación desde su escaño, pero decidió no apretar ningún botón, y por tanto no decantarse por ninguna de las opciones sobre la mesa.

Casado justifica su respaldo a Orban por su "apoyo" con la gestión del PP en Catalunya

Las citadas declaraciones de Casado se encuadran en su visita a Salzburgo, el miércoles, para asistir a su primera cumbre de líderes del Partido Popular Europeo -aunque el 20 de agosto asistió a una reunión del grupo del PPE, en Viena-. 

Entonces, Casado se mostró contrario a la expulsión de Orban y su formación de las filas del PPE. Así, el líder del PP desplazó el foco para denunciar "los dobles raseros que sólo centran la atención cuando un partido de centro derecha hace algo mal, y no cuando otros partidos de izquierda lo hacen".

En vez de entrar al fondo de la cuestión sobre Orban, Casado afirmó que también existen "dudas" sobre los primeros ministros socialdemócratas de Malta y Eslovaquia, países en los que han sido asesinados periodistas en los últimos meses, y sobre la primera ministra de Rumanía. "Lo que pasa es que como son del partido socialista, parece que no se tiene en cuenta en la prensa nacional que allí hay también conculcación de la labor de los periodistas, y casos bastante escabrosos respecto a la libertad de expresión sin resolver", apostilló.

Unidos Podemos quiere que Casado 'se moje'

En otro orden de cosas, el Grupo Parlamentario Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea en el Congreso de los Diputados registró el miércoles una Proposición no de Ley (PNL) sobre la conveniencia de que la UE abra la un procedimiento sancionador a Hungría.

La intención del Grupo Confederal es que Casado se moje públicamente, y que se vea forzado a aclarar si dio instrucciones a los suyos para proteger a Orban. "Hay diputados que querían votar contra la deriva autoritaria de Orban, y parece ser que alguien no los dejó", sentenció el miércoles el portavoz de Podemos en la Eurocámara, Miguel Urbán.