Público
Público

PP y Ciudadanos constatan, tal y como estaba previsto, coincidencias para pactar el "sí" a Rajoy

El objetivo es cerrar esta semana un pacto con las medidas en las que coinciden ambos partidos. Uno de los escollos en las negociaciones es el contrato único, una de las promesas electorales de la formación de Albert Rivera. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Andrea Levy, Fernando Martínez Maillo y Fátima Báñez, del PP, y Juan Carlos Girauta y José Manuel Villegas, de Ciudadanos, durante la segunda reunión que mantienen en el Congreso los equipos negociadores de ambos partidos para alcanzar un acuerdo de investidura de Mariano Rajoy para el próximo 30 de agosto. EFE/Paco Campos

MADRID.- El PP y Ciudadanos han comenzado este lunes a negociar un documento que permita apoyar la investidura de Mariano Rajoy y en esta primera reunión, donde ya se han diseñado los cinco grandes bloques del acuerdo y se han esbozado las primeras medidas económicas, los dos partidos ya han constatado coincidencias, pero también ciertas discrepancias.

La principal, una de las medidas estrella de Ciudadanos dentro de sus propuestas electorales: el contrato "estable e indefinido que proteja a los trabajadores y ayude a acabar con la precariedad laboral", más conocido como contrato único. Los conservadores, de momento, no quieren aceptarlo porque se niegan a terminar con los contratos temporales. Otro de los mayores desencuentros se centra también en ese primer bloque económico y es la cuota que pagan los autónomos. Albert Rivera propone una cuota progresiva en función de los ingresos que el PP no está dispuesto a aceptar sin antes "estudiarlo", según fuentes del mismo partido.

Los conservadores no quieren aceptar el contrato único porque se niegan a terminar con los contratos temporales.

Aunque ahora le reclama al PP el contrato único, en el pacto que firmó con el PSOE para apoyar la investidura de Pedro Sánchez en la anterior legislatura, Ciudadanos aceptó reducir a tres —y no a uno— los números de contratos: fijo, de formación y "estable progresivo" (el temporal actual). Ahora mismo hay cuatro tipos básicos de contrato: el indefinido, el temporal, el contrato para la formación y el aprendizaje y el contrato en prácticas. 

"Coincidencias en materia económica"

Tras más de tres horas reunidos por la mañana, las delegaciones de los dos partidos han quedado en volver a reunirse por la tarde para cerrar un principio de acuerdo. "Tenemos poco tiempo y esta semana va a ser frenética", ha avisado el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos, Miguel Gutiérrez.

El objetivo es cerrar esta semana un pacto con las medidas en las que coinciden ambos partidos partiendo del documento que Mariano Rajoy ofreció en julio al PSOE y a Ciudadanos y el plan de cien propuestas que el partido naranja ha enviado este fin de semana al PP, que recoge medidas de su programa y de aquel pacto de investidura que Albert Rivera firmó en febrero con Pedro Sánchez. Se avanzará paso a paso dejando para el final las discrepancias.

Para el vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez Maillo, ha sido "una intensa mañana de trabajo" en un "clima de cordialidad", y, aunque todavía sólo se está "al comienzo", ya se han visto "coincidencias importantes en materia económica". "Hay un alto nivel de coincidencia, pero también cosas que nos separan", ha resumido.

El documento y la negociación se va a estructurar en cinco grandes bloques:

1.- "Crecimiento económico, competitividad y empleo". Es el bloque que ha ocupado toda la mañana y ya se calcula que será el que contenga más puntos. Hay coincidencia en impulsar el crecimiento económico pues es la única garantía para mantener el Estado del bienestar, pero también hay puntos que requieren más trabajo. Así, Ciudadanos mantiene su apuesta por el empleo indefinido, el contrato único, los complementos salariales y la llamada 'mochila austriaca' de indemnización, puntos que el PP no contemplaba en su programa económico.

Además, Martínez Maíllo ha explicado que el PP quiere añadir referencias a los compromisos más urgentes del Gobierno: la aprobación del techo de gasto para 2017, la presentación de los Presupuestos antes del 1 de octubre y el plan de medidas de control del déficit que debe comunicarse a Bruselas el 15 de octubre. "Es verdad que aún no puede haber presupuestos, pero en el pacto deberían verse los grandes objetivos", ha comentado.

2.- "Sociedad del bienestar", lo que incluye el futuro de las pensiones, el Pacto de Toledo, la Sanidad y la necesidad de un pacto por la educación.

3.- "Transparencia, regeneración y lucha contra la corrupción", donde se concretarán las seis condiciones que Albert Rivera puso para sentarse a negociar y que fueron aceptadas por el PP en el llamado pacto por la regeneración y contra la corrupción, firmado el pasado viernes por los portavoces parlamentarios de ambos partidos.

4.- Reformas por el fortalecimiento institucional y modelo territorial, donde habrá que decidir si se apuesta o no por una reforma de la Constitución de 1978.

5.- "España en Europa y en el mundo", un bloque que no estaba en el guión inicial de la semana pasada pero que se ha decidido añadir al hilo de desafíos como el Brexit o la crisis de refugiados.

El plan de los dos partidos es contemplar el documento como un todo y no se podrá dar por aceptada ninguna medida, ni cerrado ninguno de los bloques, hasta que se rubrique en su conjunto. "Hasta el final no se podrá saber si votaremos a favor o nos abstendremos", ha comentado Gutiérrez.

Según Maíllo, "no hay un obstáculo insalvable, pero es verdad que hay puntos que hay que seguir avanzando" y se va avanzando "en el camino correcto". Eso sí, ha advertido de que, si no hay investidura, no habrá gobierno ni podrán ponerse en marcha las medidas, tampoco las seis condiciones de regeneración que impuso Ciudadanos.

Más noticias en Política y Sociedad