Público
Público

Presupuestos Los Presupuestos destinan 900 millones de fondos de la UE a un plan de cuidados y a modernizar servicios sociales

Las nuevas Cuentas Públicas, que este miércoles llegarán al Registro del Congreso destinarán 300 millones de euros para la dotación "de nuevos equipamientos públicos para cuidados de larga duración" -residencias, centros de día, viviendas-; y otros 178,5 millones para remodelar y adaptar estructuras residenciales ya existentes.

Sillas de ruedas y andadores apilados en una residencia de mayores. EFE/ Juanjo Martín
Sillas de ruedas y andadores apilados en una residencia de mayores. EFE/ Juanjo Martín

Alejandro López de Miguel / Manuel Sánchez

El Gobierno presume de la extraordinaria inversión que va aparejada a los Presupuestos Generales del Estado para 2021, que llegarán al Congreso de los Diputados este miércoles, y, fundamentalmente, saca pecho por el volumen de gasto destinado a sufragar partidas sociales. Las Cuentas, además, movilizarán 27.000 millones procedentes del fondo europeo de reconstrucción.

De esa cantidad, 885,5 millones se usarán para financiar dos grandes planes: uno, el Plan de apoyos y cuidados de larga duración, construído sobre cinco pilares, por un importe de 598,5 millones; y otro, el Plan de modernización de los Servicios Sociales, por valor de 177 millones, vertebrado en ocho ejes que beben de la financiación europea.

Hay 598,5 millones para el Plan de apoyos y cuidados  de larga duración; 177 millones para el Plan de modernización de los Servicios Sociales

Hay una tercera partida relacionada con estos fondos, destinada a la adquisición de equipos de protección y pruebas diagnósticas -para profesionales y personas atendidas-, por un importe de 110 millones, tal y como trasladan fuentes del Gobierno a Público.

Y, si bien el Ejecutivo ya ha anunciado que cerca de 700 millones de estos fondos -el Plan de apoyos y cuidados y los 110 millones para adquirir equipos- se utilizarán para transitar del modelo actual de residencias al de atención domiciliaria, este diario ha accedido al desglose de estas partidas.

En concreto, 300 millones de euros servirán para la dotación "de nuevos equipamientos públicos para cuidados de larga duración" -residencias, centros de día y viviendas-; se destinarán 178,5 millones para remodelar y adaptar estructuras residenciales ya existentes, y otros 80 millones para "incorporar las nuevas tecnologías" al servicio de los cuidados.

A su vez, una partida de 35 millones de euros costeará la Estrategia nacional para el impulso de la "desinstitucionalización y el cambio de modelo de cuidados de larga duración", y otros cinco millones se destinarán para la capacitación del personal "en el modelo de atención centrado en la persona en los servicios residenciales y domiciliarios".

240 millones más para modernizar los Servicios Sociales

En otro orden de cosas, las nuevas Cuentas Públicas aumentan en cerca de 60 millones las partidas destinadas al Plan de Concertación Social -antes rondaba los 40 millones-, que serán transferidas desde la Administración central a las comunidades autónomas y entidades locales. 

En paralelo, el Ejecutivo destinará 177 millones de los fondos europeos a su Plan de Modernización de los Servicios Sociales; 80 millones servirán para la modernización de infraestructuras y para impulsar "la mejora de los modelos de protección residencial y acogimiento especializado de niños, niñas y adolescentes", en especial de migrantes no acompañados o con necesidades especiales; 50 irán para proyectos piloto "de innovación en servicios sociales", y habrá otros 40 millones para la "transformación tecnológica de las entidades del tercer sector". 

80 millones servirán para mejorar los modelos de  acogimiento de niños, en especial de migrantes no acompañados o con necesidades especiales

A su vez, dos millones se destinarán al "Sistema de información de servicios sociales"; otros dos a la "herramienta de gestión de créditos de programas sociales", medio millón irá para la formación de profesionales de servicios sociales -especialmente para su capacitación tecnológica-, y 400.000 euros se destinarán al sistema de seguimiento, evaluación y rendición de cuentas de los proyectos sociales desarrollados por el tercer sector. 

En última instancia, el Ejecutivo ha anunciado que 600 millones de euros de los nuevos Presupuestos servirán para costear el plan de choque para la dependencia desarrollado por la Vicepresidencia de Pablo Iglesias, con el foco puesto en acortar las listas de espera y en revertir los recortes del anterior Gobierno del Partido Popular. 

Las Cuentas, que fueron aprobadas en Consejo de Ministros el mismo martes, llegan este miércoles al Registro del Congreso de los Diptuados, para comenzar así su tramitación y las negociaciones formales para lograr apoyos. 

Más noticias de Política y Sociedad