Público
Público

El proyecto reaccionario

Pablo Iglesias en La Base
Pablo Iglesias en La Base.

Hoy el diario El País presenta el estudio demoscópico de la encuestadora de Belén Barreiro que dice que si se celebrasen elecciones hoy darían como resultado un Gobierno de coalición entre PP y VOX. Planazo para el 2023.

Pero lo titulan, al loro, diciendo en la portada que el PP frena el auge de VOX. Y luego destacan en las páginas interiores que el PSOE y UP tienen grandes liderazgos. Es muy bueno tener grandes liderazgos pero si al final se reparten el consejo de ministros entre el PP y VOX la democracia española y con ella las diferentes izquierdas se pueden acabar marchando al carajo. Perdonen la expresión.

¿O que se creen? Que con un gobierno de coalición PP-VOX empujado por la derecha mediática, por la derecha judicial, por la derecha policial y sus brigadas patrióticas y por nuestros ultrademocráticos servicios de inteligencia, el ya muy dañado Estado de Derecho se iba a quedar igual? ¿Creen que no se ilegalizarían partidos independentistas y alguno más? ¿Creen que no habría persecuciones judiciales a ministros del derrotado gobierno social-comunista? ¿Creen que no habría un asalto a las competencias autonómicas? ¿Creen que el oligopolio Atresmedia-Mediaset pondría alguna pega a toda esto? ¿No se imaginan movilizaciones en Barcelona y Bilbao y al nuevo ministro de interior facha sin matices, denunciando la inacción de los Mossos y de la Ertzantza y enviando a las UIP y a la Guardia Civil mientras los Jusapoles vuelven a entonar el "a por ellos"? Yo sí me lo imagino y me imagino con estos 2 haciendo La Base en Iparralde bajo la protección del primer ministro francés Jean Luc Melenchon, o en algún lugar de América Latina tomando mate. Y ustedes se preguntarán ¿Qué tiene todo esto que ver con Pegasus? Ahora se lo explico.

Resulta que ya sabemos que el CNI espío a una parte de los indepes de la lista de The New Yorker con autorización judicial. Dicen que eso es lo que va a contar la directora del CNI en el Congreso- Y nos tenemos que creer que al resto los espió la tía Tula. Bueno… 

Resulta que ahora Moncloa y la progresía mediática nos dicen, y nos lo tenemos que creer, que el Pegasus se lo puso Marruecos a Sánchez y que esto se arregla cesando a la directora del CNI. Mientras el entorno de Robles le cuenta a la prensa que Sánchez lo sabía hace un año. 

Entre tanta confusión interesada, filtraciones y el PP y el PSOE uniendo sus fuerzas para impedir una comisión parlamentaria que investigue Pegasus, lo que algunos no quieren entender es que lo que hay detrás de todo esto es una ofensiva reaccionaria, desde los medios y desde el Estado para tumbar al primer gobierno desde 1936 con una fuerza netamente de izquierdas en su interior y que se apoya en fuerzas soberanistas vascas y catalanas. Y lo pueden terminar consiguiendo, incluso por la vía electoral.

¿Esto tiene arreglo? Sí. Aún estamos a tiempo de impedirlo pero para eso hay que mirar a los problemas y a los adversarios a la cara asumiendo que la movilización, la batalla cultural y la acción decidida de gobierno depuraciones incluidas, son los ingredientes ineludibles para defender la democracia. 

Más noticias