Público
Público

El PSOE se olvida de su plan de exhumaciones en su programa de gobierno progresista

Los colectivos memorialistas y de víctimas de la dictadura lamentan que el documento presentado por los socialistas a Podemos no haga referencia expresa a un plan de exhumación para las víctimas del franquismo que siguen en fosas comunes y que tampoco incluya la anulación de los juicios franquistas o la modificación de la Ley de Amnistía. Podemos también califica la propuesta de "insuficiente" y señala que las medidas "no alcanzan el mínimo democrático". 

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, acompañado de la ministra de Justicia en funciones, Dolores Delgado,entre otros, durante la reunión que mantuvo con las asociaciones de Memoria Histórica dentro de la ronda de contactos con la sociedad civil. EFE/Chema Moya

"No entendemos para qué sirvió la reunión a la que nos convocaron hace apenas diez días. Este documento podría haberse hecho hace 10 años. Es genérico, indeterminado y aporta muy poco". Así de contundente se expresa Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, sobre las propuestas que el PSOE ha entregado a Podemos en materia de Memoria Histórica. 

La opinión de esta importante organización memorialista no es aislada. La propuesta enviada por el PSOE a Podemos ha sido recibida con escepticismo y desilusión por parte de los colectivos memorialistas y de víctimas de la dictadura contactados por este medio. La propuesta, de hecho, tiene 77 páginas, pero sólo uno de sus párrafos se refiere a la Memoria Histórica y, además, algunas de las pocas propuestas que incluyen, como la retirada de la simbología franquista, ya están incluidas en la Ley de Memoria Histórica de 2007. 

Así, el párrafo dedicado a la Memoria Histórica recoge las siguientes propuestas: desarrollar actuaciones de reconocimiento y reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la Dictadura; declarar el 31 de octubre como día de las víctimas del franquismo y el 8 de mayo como día de reconocimiento a las víctimas del exilio; culminar el proceso de exhumación de Franco del Valle de los Caídos; retirar la simbología franquista; prohibir la exaltación y enaltecimiento del franquismo en lugares de acceso público; y, por último, retirar las condecoraciones vinculadas a actuaciones durante la dictadura.

Las asociaciones de Memoria Histórica contactadas por este medio consideran que esta serie de propuestas son "genéricas", "no aportan nada" y suponen un "retroceso" al no incluir algunas de las propuestas que los socialistas sí habían formulado en los últimos meses. Así, lamentan que no se mencione expresamente un Plan de exhumaciones para las víctimas que continúan en cunetas, a pesar de haber sido anunciado por el Gobierno en febrero de este año; que tampoco incluya la anulación de los juicios y sentencias de órganos de represión franquistas; o que no haga ninguna mención a la modificación de la Ley de Amnistía para facilitar el acceso a la justicia de las víctimas del franquismo. 

"La idea de fondo de este documento es la misma que en los últimos 40 años: impunidad para la dictadura franquista y sus responsables. No hay ningún avance en la necesidad de dar justicia a las víctimas de la dictadura y no habla de la Ley de Amnistía. Tampoco concreta absolutamente nada sobre las medallas o condecoraciones a retirar, denuncia Chato Galante, expreso político del franquismo que actualmente participa en la Coordinadora Estatal de Apoyo a la Querella Argentina, que mantiene activa la única causa judicial abierta en el mundo que investiga los crímenes del franquismo. 

La Federación Estatal de Foros por la Memoria, por su parte, ha lamentado que la problemática de las víctimas del franquismo "no tenga un tratamiento más amplio y relevante" en la propuesta del PSOE y que el documento no recoja "dos exigencias fundamentales del movimiento memorialista: la exhumación de las fosas comunes y la anulación de todas las sentencias represivas". No obstante, la Federación sí que valora positivamente la declaración del 8 de mayo como día de reconocimiento a las víctimas del exilio. 

Por último, el presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, Emilio Silva, ha señalado que se quedó bastante "sorprendido" cuando vio la propuesta del PSOE: "No entendemos para qué sirvió la reunión. Este documento podría haber sido redactado en idénticos términos hace 10 o 15 años. No incluye ninguna reflexión, no avanza en derechos. Creo que venir a estas alturas de la película con este documento tan genérico y vago está fuera de lugar. No es serio", sentencia Silva, que recuerda que hace apenas 10 días entregó a Pedro Sánchez un documento con 17 propuestas concretas que no ha sido teniendo en cuenta. 

Comparte apartado con las víctimas del terrorismo

También ha sorprendido a las asociaciones contactadas por Público compartir espacio en el programa con las propuestas dirigidas a las víctimas del terrorismo de ETA bajo el apartado "Memoria Democrática".  Sobre todo porque el documento sí que habla de "justicia" para las víctimas de ETA pero ignora esta misma petición para las víctimas del franquismo. "Ni una sola víctima de la dictadura franquista ha conseguido justicia. Ni una sola. Ni un solo juicio y, sin embargo, siguen sin incluir la necesidad de conseguir justicia para nosotros", prosigue Chato Galante, que ha denunciado al expolicía Antonio González Pacheco, alias Billy el Niño, por torturas ante la Justicia de Argentina y de España.

En este sentido, el profesor de Filosofía del Derecho en la Universidad Carlos III Rafael Escudero critica también en un artículo publicado en La Marea que el hecho de que víctimas del franquismo y del terrorismo compartan espacio bajo el epígrafe de "Memoria Democrática" supone un "grave error conceptual".

"No toda política relativa a víctimas de graves violaciones de derechos humanos es una política de memoria. [...] La memoria es el ejercicio de sacar a la luz aquello que permaneció en el olvido. Aquellas historias (sufrimientos, injusticias y violaciones de derechos) que no pasaron a las páginas de los libros de Historia. Y este no es el caso de las víctimas del terrorismo en España, que con toda justicia cuentan con políticas públicas de reparación que –aunque mejorables– superan los estándares internacionales de protección a víctimas de graves violaciones de derechos humanos. Pero sí es el caso de las de las víctimas del franquismo, que son las necesitadas de políticas públicas de memoria, dado que todavía permanecen en el olvido institucional –y los victimarios y sus crímenes, en la impunidad más absoluta–, sin ser reconocidas ni reparadas por el Estado español", escribe Escudero

Podemos: "Es una propuesta insuficiente"

El partido político Podemos, por su parte, también ha calificado la propuesta del PSOE en materia de Memoria Histórica como "insuficiente" y la ha tachado de "genérica". "No creo que estas propuestas alcancen el mínimo exigible a una memoria democrática", señala a Público la diputada Victoria Rosell.

Concretamente, la exjueza echa en falta una referencia expresa a las exhumaciones de las víctimas que siguen en fosas, la anulación de las sentencias por motivos políticos de la dictadura y, además, la modificación o anulación de la Ley de Amnistía, necesaria para poder juzgar los crímenes del franquismo en España.

"La propuesta del PSOE recoge sólo algunos de los compromisos que ya habían realizado los socialistas y deja atrás otras muy importantes y que para nosotras son esenciales. El gobierno debe comprometerse a cumplir las recomendaciones del grupo de trabajo de la ONU contra las desapariciones forzadas y del Relator especial para la verdad, justicia reparación y no repetición, Pablo de Greiff hacia todas las víctimas de la dictadura", concluye Rosell. 

Más noticias en Política y Sociedad