Público
Público

Rey Juan Carlos Al rey Juan Carlos le falta el aire

El monarca emérito ha tenido que cancelar su participación en una regata de vela en Sanxenxo ante la falta de viento. Es la primera vez que se le ha visto en público tras el escándalo de las declaraciones de Corinna, que según publican ciertos medios, le ha generado un ataque de ansiedad por el que ha requerido atención médica.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6

El rey emérito Juan Carlos I, a bordo de un barco de regatas.- EFE/ARCHIVPO

Al rey emérito, Juan Carlos I, le falta aire. La que iba a ser su primera aparición pública después del escándalo desatado por las conversaciones entre su amiga Corinna y el excomisario Villarejo se ha quedado en una fugaz imagen del monarca desde el asiento del copiloto de un todoterreno.

Juan Carlos de Borbón iba a participar este lunes en una regata de vela en Sanxenxo (Pontevedra), un evento al que acude cada año, pero esta vez, al llegar a puerto se ha enterado de que no se iba a celebrar por falta de viento. El rey emérito permaneció alrededor de una hora en el vehículo, desde el que saludaba a la prensa al llegar, aunque se marchó inmediatamente sin pisar el puerto pontevedrés.

A esta falta de aire habría que sumar un supuesto ataque de ansiedad por el que tendría que haber recibido atención sanitaria. La periodista de la revista Lecturas Pilar Eyre ha informado de que Juan Carlos I no ha recibido precisamente con tranquilidad que las conversaciones de su íntima amiga Corinna hayan visto la luz. En ellas, la empresaria alemana de origen danés revelaba que el rey emérito la utilizó como testaferro para sacar tajada de grandes inversiones extranjeras o para poner a su nombre propiedades en Marruecos, también firmaba que el monarca tenía cuentas en Suiza a nombre de su primo. Revelaciones que ahora, cuando ya no posee el privilegio de ser una figura inviolable, es decir, del todo irresponsable de cualquier delito que cometa, podrían llevarle ante los tribunales.

Según la periodista de Lecturas , tras la publicación de las conversaciones, el rey tuvo un ataque de ansiedad, necesitó atención médica y "está teniendo sesiones diarias, además, con un fisioterapeuta para poder recuperarse". Público ha intentado confirmar estas informaciones, aunque desde el departamento de comunicación de la Casa Real no han confirmado ni tampoco desmentido estos hechos.

Mientras tanto, el escándalo real sigue ocupando la agenda política. El director del Centro Nacional de Inteligencia Félix Sanz Roldán, ha pedido explicar ante la Comisión de Gastos Reservados del Congreso la actuación del servicio de inteligencia respecto a esta supuesta trama corrupta de Juan Carlos I.

En las grabaciones Corinna, además de acusar al rey de fraude fiscal, asegura que el CNI le amenazó y que montó dos operaciones para hacerse con la documentación que ella pudiera guardar en relación con el monarca. Ése es uno de los frentes que tiene abiertos el rey emérito.

El segundo está en el congreso. Unidos Podemos quiere solicitar una comisión de investigación. Tiene los apoyos para registrarla, pero para que se apruebe necesita la mayoría del congreso. Por eso apelan al PSOE El gobierno, sin embargo, rebaja la importancia del escándalo. Ciudadanos dice que decidirá cuándo se registre la solicitud y el PP apoya al rey emérito. Podemos va a esperar unos días antes de registrar la solicitud para intentar recabar más apoyos y que el rey emérito de explicaciones en el Congreso.