Público
Público

Rivera lleva a Bruselas su
campaña venezolana

El líder de Ciudadanos pedirá en el Europarlamento ayuda humanitaria para el país. Sigue sin aclarar si Rajoy será o no una "línea roja" a la hora de pactar tras el 26-J.

Albert Rivera, con una bandera de Venezuela, ya en la anterior campaña del 20-D. REUTERS

PÚBLICO/EUROPA PRESS

MADRID.- Albert Rivera ha empezado la precampaña buscando tener una mayor presencia internacional. De los campos de refugiados griegos viajó a Caracas y, ahora, asaltará el Parlamento Europeo. 

El líder de Ciudadanos ha viajado este miércoles a Bruselas para intervenir ante el grupo de la Alianza de los Liberales y Democrátas por Europa (ALDE). ¿Su objetivo? Seguir con su campaña venezolana con la que, principalmente, pretende desacreditar a Podemos.

Así, exigirá desde la capital belga que la Comisión Europea flexibilice los objetivos de déficit para España, que se adopte una política de asilo común y que los países europeos envíen ayuda humanitaria a Venezuela.

En su intervención ante los eurodiputados liberales y demócratas, Rivera explicará que España necesita flexibilidad en el cumplimiento de los objetivos de reducción del déficit público marcados por Bruselas. "España va a hacer los deberes, hay que cuadrar las cuentas", pero "necesitamos tiempo para hacerlo y no asfixiar más a la clase media española", ha dicho este martes el líder de C's, que rechaza subir los impuestos y apuesta por hacer reformas en ámbitos como la educación o la Administración Pública.

"En Venezuela nos piden ayuda en forma de libertad", asegura Rivera

En segundo lugar, pedirá que se avance hacia una política de asilo europea para afrontar el problema de los refugiados que "están sufriendo en nuestras fronteras". "No podemos mirar hacia otro lado", y el acuerdo firmado con Turquía "es un parche, no una solución", ha subrayado.

Por último, contará su experiencia en Venezuela durante la visita que efectuó la semana pasada y lo que le transmitió la oposición, haciendo especial hincapié en la necesidad de que Europa ofrezca ayuda humanitaria a los venezolanos y de que "presione" al Gobierno de Nicolás Maduro para que la acepte. Pero también "nos piden ayuda en forma de libertad", ha señalado Rivera, que considera que Europa, con España a la cabeza, "debe manifestarse sobre lo que pasa en paises latinoamericanos".

Incertidumbre ante los pactos post 26-J

Fue precisamente desde Bruselas desde donde Albert Rivera fue entrevistado en Los Desayunos de TVE. Aunque en sus respuestas volvió a mostrar su ambigüedad habitual respecto a algunas cuestiones, como si apoyará o no al PP de Mariano Rajoy tras las elecciones generales del 26-J.

Así, ha afirmado que la renuncia del presidente del Gobierno a repetir en el cargo no será una "línea roja" para la formación naranja, aunque no ha aclarado si finalmente pedirá este cambio al PP en las negociaciones postelectorales. Lo que sí ha descartado es participar en un proyecto en el que no cree: "No, aquí no hay que hablar de líneas rojas, hay que hablar de cambios", sentenció.

Rivera, a Rajoy: "Quien lidere una nueva etapa política tiene que tener autoridad moral"

A su juicio, "quien lidere una nueva etapa política, quien lidere un cambio y la lucha contra la corrupción" en España "tiene que tener credibilidad, autoridad moral, tiene que creérselo". "Yo no voy a participar, y nadie participaría de un proyecto en el que no cree. Un Gobierno de España es una cosa muy seria como para participar sin creer en él", ha señalado.

En cualquier caso, se ha negado a entrar en el debate de si "Rajoy sí o Rajoy no" porque cree que el problema de España no es "un apellido", sino que hay que pasar página a "una etapa política que se agota". En su opinión, el país necesita reformas en ámbitos como la educación, la Justicia o la economía que el Ejecutivo del PP no ha hecho pese a tener mayoría absoluta, y a esto se suman los numerosos casos de corrupción que se han ido conociendo.

Rivera ha insistido en su propuesta de que los candidatos de los distintos partidos sepan "renunciar en un momento dado" si es necesario para no obstaculizar la formación de un nuevo gobierno. En este sentido, ha abogado por hacer "un debate de contenidos, no de sillas", porque lo que importa a los ciudadanos no es quién va a ocupar la Presidencia, la Vicepresidencia o cada ministerio, sino qué políticas se van a aplicar.

Más noticias de Política y Sociedad