Público
Público

Sánchez insiste pese a la renuncia de Podemos: no habrá Gobierno de coalición por Catalunya

La formación morada renunció hace unos días a defender un referéndum por la autodeterminación para buscar el acuerdo. Afirma que si Unidas Podemos tiene independientes de reconocido prestigio, "escucharé sus sugerencias y las tendré muy en cuenta". Asegura que no ha pensado en una nueva convocatoria electoral e insiste en que debe haber Gobierno en julio

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias tras el encuentro el 11 de junio. TW @PEREZCASTEJON

El candidato socialista a la Presidencia, Pedro Sánchez sigue cerrándose a la posibilidad de un Gobierno de coalición con Unidas Podemos y ahora esgrime como argumento principal la posición que tiene el partido de Pablo Iglesias en torno a Catalunya.

Sánchez, en una entrevista a Telecinco, justificó su negativa a un "cogobierno" con la formación de izquierda por las profundas discrepancias que tienen con el PSOE en torno al conflicto de Catalunya, y recordó en varias ocasiones que el partido de Iglesias defiende el derecho a la autodeterminación.

El candidato obvió que en los últimos días tanto Podemos como En Comú Podem presentaron una propuesta renunciando al referéndum de autodeterminación en Catalunya, precisamente para facilitar el acuerdo de investidura. Además, Pablo Iglesias en varias ocasiones ha prometido lealtad en este conflicto al Gobierno que forme Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez fue a lanzar su mensaje concreto para justificar su no a un Gobierno con dirigentes de Unidas Podemos en la Mesa del Consejo de Ministros. "Es evidente que tenemos discrepancias de fondo en cómo resolver la crisis catalana. Podemos defiende el derecho a la autodeterminación y el PSOE la España autonómica, el orden constitucional y la cohesión y la integridad territorial", dijo; a la vez que recordó los posicionamientos de Unidas Podemos sobre el "procés" o los presos independentistas catalanes.

Por todo ello, indicó que sí busca un Gobierno progresista con Unidas Podemos pero no "un cogobierno", es decir, que no habrá dirigentes de este partido en el Consejo de Ministros, y que sigue rechazando un Gobierno de coalición.

En concreto, Sánchez volvió a reiterar su oferta de un Gobierno de cooperación con un elemento nuevo: pacto parlamentario, pacto programático, entrada en las instituciones de dirigentes de Podemos y, ahora, plantea una comisión de seguimiento para ver el grado de cumplimiento de los acuerdos que se alcancen.

Sánchez negó las acusaciones de Iglesias de querer todos los sillones para él, recordó que tiene un Gobierno con muchos independientes -"y habrá más", anunció- pero no con dirigentes del partido morado.

Sánchez anuncia que en su futuro Gobierno habrá mas independientes que en el actual

Eso sí, abrió la posibilidad de que puedan sentarse en el Consejo de Ministros personas cercanas a ese partido. "Si Podemos tiene personas independientes de reconocido prestigio aceptaré sus sugerencias, y las tendré muy en cuenta"; afirmó.

El resto de su entrevista fue una reiteración de los argumentos ya conocidos en los que se ha situado el candidato socialista. Quiere un Gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas. Y, en sentido, redobló sus mensajes a PP y Ciudadanos para que se abstengan y faciliten su investidura.

Sánchez insistió en que su abstención no implica que hagan una oposición dura, aunque adelantó que su intención es proponer a ambos partidos pactos de Estado en temas como la transición ecológica, el tema educativo o la revolución tecnológica, entre otros.

Además, aseguró que no ha pensado en convocar elecciones pese a la útlima encuesta del CIS que otorga al PSOE una clara victoria electoral, y mantuvo que su objetivo político sigue siendo que haya Gobierno en julio.

Ciudadanos y la ultraderecha

Especialmente duro se mostró con Albert Rivera, tanto por su desplante por no querer volver a reunirse con él, como por su complicidad con Vox: "Ciudadanos ha ligado su futuro a la ultradercha y al PP. Y si uno pacta con la ultraderecha tiene que reconocerla como actor, sentarse con ellos y firmar", dijo.

Finalmente, rechazó las acusaciones que recibe el PSOE por su postura ante el futuro Gobierno de Navarra. Sánchez recordó que el Ayuntamiento está en manos de Unión del Pueblo Navarro y no de Bildu por los socialistas; y aseguró que ni el PSOE va a votar a Bildu, ni Bildu al PSOE. Eso sí, dio la impresión de que no cuenta con la posible abstención de los dos diputados del partido navarro.

Más noticias