Público
Público

Elecciones en Cataluña Sánchez logra un escenario político más favorable en Cataluña e Illa dará la batalla por el Gobierno de la Generalitat

Euforia en La Moncloa y Ferraz por el resultado, que cree que facilitará el desarrollo de la mesa de diálogo. Se hará valer que hay una mayoría absoluta de izquierda entre ERC, los socialistas y En Común, alternativa a la del independentismo. El resultado también supone una consolidación para el Gobierno de coalición.

14/02/2021.- El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa, celebra los resultados electorales hoy domingo en la sede del Partido Socialista en Barcelona. El PSC ha ganado, en votos, las elecciones en Cataluña. EFE/Toni Albir
El candidato a la presidencia de la Generalitat por el PSC, Salvador Illa, celebra los resultados electorales de este domingo en la sede del Partido Socialista en Barcelona. EFE/Toni Albir

El "efecto Illa" le ha funcionado a Pedro Sánchez. Con los resultados obtenidos en las elecciones catalanas el presidente del Gobierno sabe que está en otro escenario político y piensa jugar sus bazas tanto para la gobernabilidad de Cataluña, como para afrontar la mesa de diálogo y crear otro clima de entendimiento.

En La Moncloa y en Ferraz se celebró con euforia el resultado obtenido por el ex ministro de Sanidad y se enfatizó en que era aún mejor del esperado. "Hace tres meses nadie contaba con el PSC y ahora estamos en lo más alto de la política catalana", afirmó a Público un dirigente del Gobierno.

Lo que está decidido desde la dirección del PSOE y del PSC es que este triunfo electoral no se gestionará como lo hizo Ciudadanos, y que Illa buscará gobernar o estar en el Gobierno de Cataluña, haciendo valer desde el primer día el resultado electoral conseguido.

Nadie quiere anticipar los movimientos que pueden jugar los socialistas, pero está la evidencia de que hay una mayoría de izquierda en el Parlament entre PSC, ERC y En Común que puede ser alternativa a la actual mayoría independentista. 

Además, el resultado también supone una consolidación al Gobierno de coalición, porque además de la espectacular subida electoral de los socialistas, En Común mantiene lo mismos escaños que en las elecciones de 2017 y serán decisivos si se conformara un Gobierno de izquierda.

De hecho, tanto desde las filas del PSC como de En Común se ha mantenido durante toda la campaña que su apuesta inequívoca era formar un Gobierno de la Generalitat entre las fuerzas de izquierda, lo que ahora matemáticamente es posible tras los resultados electorales.

La Ejecutiva Federal del PSOE se reunirá este lunes, presidida por Pedro Sánchez, donde se empezará a perfilar la estrategia para intentar lograr la mayoría en el Parlament de Cataluña en coordinación con el PSC, porque del resultado de estas negociaciones también tendrá una clara influencia en la política nacional.

En un primer intento, se buscará que Salvador Illa sea el president de la Generalitat y, de hecho, el candidato socialista anunció la misma noche del domingo que se presentará a la investidura. Aquí el PSC ser dará la primera batalla pero, de no salir adelante, puede que no sea la única.

De hecho, otra posibilidad que se puede barajar en un segundo escenario es ofrecer a ERC la Presidencia de la Generalitat, aunque ahora es una hipótesis que se rechaza y se mantiene, políticamente, que ha sido Illa el candidato más votado y con los mismos escaños que los republicanos, por lo que tiene que ser el president.

Estabilidad de izquierda en Madrid

Aunque desde el Gobierno se ve muy complicado y no se obvia el compromiso de ERC ante notario con todo el bloque de partidos independentista de no pactar con el PSC, lo cierto es que un Gobierno de ERC, PSC y En Común en Catalunya, trasladado en apoyos al Congreso, consolidaría en la práctica casi una mayoría absoluta de izquierda en la Cámara Baja, ya que la tres fuerzas sumarían 168 diputados.

Pero, lo que aseguran fuentes socialistas, es que no van a dejar de dar la batalla desde el primer minuto de la constitución del Parlament y no ponérselo fácil a ERC si opta, otra vez, por apoyarse en JxCat. No obstante, el Ejecutivo de coalición se entiende mejor con los republicanos y también se respira con un cierto alivio que el partido de Carles Puigdemont haya quedado en tercera posición en votos y en escaños, y con nulas posibilidades de presidir la Generalitat.

A última hora del domingo, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, destacó que "el PSC ha ganado las elecciones" con un resultado histórico, al no solo ganar en votos, sino también empatar en número de escaños con ERC, y felicitó por ello al partido catalán. Pero, sobre todo, destacó el éxito de Illa, "porque ha conseguido un voto mayoritario por el reencuentro y la convivencia", dijo.

El "número tres" confirmó que el PSOE acepta el papel que los ciudadanos le han otorgado en la urnas, dando por hecho que intentarán gobernar en la Generalitat, aunque no quiso avanzar ni acuerdos ni pactos futuros.

Más noticias