Público
Público

Las tres derechas: de la foto de Colón a estar a la gresca y vetadas en el Orgullo de Madrid

La foto de Colón se ha trasladado a los pactos postelectorales. Días antes del 26-M, la organización del Orgullo LGTBI vetó a Cs y PP por no ratificar el documento que pedía "no valerse de los votos de la extrema derecha" para gobernar.

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 6

Concentración en la plaza de Colón (Madrid) bajo el lema 'Por una España unida'. / Ricardo Rubio (Europa Press)

Esta semana las derechas —PP, Ciudadanos y Vox— escenificaban su ruptura en Murcia. El partido que preside Albert Rivera lleva meses repitiendo que no negociarían, pactarían ni se sentarían en mesas a tres con Vox. No obstante, los 'naranjas' han roto ese 'cordón sanitario' impuesto a la formación de extrema derecha en no pocas ocasiones, la última este jueves, en una reunión a tres que duró aproximadamente cinco horas, de la que los de Santiago Abascal se levantaron de la mesa sin ratificar un acuerdo para la Asamblea de Murcia que, en palabras de los ultraderechistas, incluía el "95% de sus demandas".

La concentración en la plaza de Colón (Madrid) en febrero de 2019 fue un quebradero de cabeza para los 'naranjas', que negaron en todo momento la participación en la organización del evento de Vox, formación que entonces no tenía representación parlamentaria en el Congreso. Ambas formaciones están destinadas, no obstante, a entenderse, puesto que Ciudadanos ha designado como socio prioritario de cara a los pactos al Partido Popular, y los de Pablo Casado no tienen problema alguno en pactar con Vox en aquellas comunidades y territorios en los que sumen.

Dirigentes de Ciudadanos reconocían en privado tras el resultado de las generales del 28 de abril que la foto de Colón les había atormentado durante toda la campaña

Dirigentes de Ciudadanos reconocían en privado tras el resultado de las generales del 28 de abril —en las que los de Rivera pasaron de 32 a 57 diputados— que la foto de Colón les había atormentado durante toda la campaña. Tras la lectura del manifiesto conjunto —leído por tres periodistas, uno por cada partido— los líderes de las tres formaciones subieron al escenario improvisado. Ese fue el momento en el que el líder de Cs se colocó lo más lejos que pudo de Santiago Abascal, pero la fotografía fue ampliamente utilizada por los partidos de la oposición —especialmente por el presidente Pedro Sánchez— para cargar contra las tres formaciones, advirtiendo de los peligros de "las tres derechas".

A Ciudadanos le han dejado de incomodar las fotos —el propio secretario general del partido, José Manuel Villegas, aseguraba que su formación no tenía problema alguno en fotografiarse con nadie— pero los órdagos de Vox cada vez son más exigentes. La ultraderecha exige tener peso en la elaboración de los acuerdos programáticos en comunidades como Murcia y, en el caso de Madrid, Rocío Monasterio pretende entrar en el gobierno con sus 12 diputados. Desde la dirección de Cs, por su parte, tensan todavía más la cuerda y se reconocen dispuestos a una repetición electoral a fin de evitarlo.

El líder de Vox en la región de Murcia, Juan José Liarte, minutos antes de votar en contra en la seguna investidura aseguró que su negativa se debía "al eje París-Madrid", en referencia a las advertencias del Elíseo a Albert Rivera a los pactos con la ultraderecha, y a la dirección del partido:"Cs ha demostrado esta mañana es estar muy por encima de la dirección del partido a nivel nacional".  El objetivo de los 'naranjas' era negociar contrarreloj su apoyo, necesario para reeditar la vía andaluza, es decir, un gobierno de PP-Cs con los votos de Vox, pero la fórmula no convenció a los de Abascal.

La reacción del PP tras la investidura fallida fue atacar a Vox por no permitir el gobierno de Fernando López Miras en Murcia, ya que según los 'populares', habían llegado a un acuerdo con ellos para hacerlo. "Vox nos ha engañado" y "ha provocado un ridículo", aseguró Teodoro García Egea, secretario general del PP, ante la prensa. A su juicio, Vox ha terminado siendo "la ultraderechita cobarde" que "ha permitido dibujar una sonrisa" en los líderes de PSOE y Podemos.

PP y Cs, vetados por la organización del Orgullo

Ni Ciudadanos ni Partido Popular tendrán carroza el día del Orgullo en Madrid —en el habitual recorrido por el Paseo del Prado que se realiza este sábado—. El colectivo LGTBI de Madrid y organizador del Orgullo la capital, COGAM, junto a junto a la Federación Estatal de Lesbianas Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), les exige "no valerse de los votos de los partidos que defienden una ideología de extrema derecha para gobernar", es decir, de Vox, que ha criticado abiertamente la festividad. También incluyen, en el decálogo de 10 puntos, que se deben desarrollar y cumplir las leyes autonómicas relativas a la LGTBIfobia y las personas trans, con especial atención a los ayuntamientos.

Los 'naranjas' son los que más han protestado abiertamente por este veto, ya que los dos últimos años sí tuvieron carroza, y como si tendrán Unidas Podemos, Más Madrid y el PSOE. Los 'populares', por su parte, nunca lo han solicitado. Desde Ciudadanos han insistido en que COGAM "rectifique" y les permita llevar su carroza al desfile aunque no haya firmado el manifiesto, que considera un "documento político".

El colectivo les envió el documento el 17 de mayo, día contra la LGTBIfobia, un texto que ni PP ni Cs ratificaron. En un primer momento, después de que ambas formaciones se negaron a firmarlo, COGAM anunció que ambos partidos estarían vetados en la cabecera, pero más tarde anunció junto a FELGTB que lo estarían en las carrozas y que la pancarta principal estaría ocupada por activistas.

Sin carroza, pero los dirigentes de Cs que acudirán a la manifestación previa son la portavoz nacional de Ciudadanos Inés Arrimadas; la diputada del partido naranja en el Congreso, Patricia Reyes; la consejera de Igualdad de Andalucía, Rocío Ruiz; el líder de Cs en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado; la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y otros cargos institucionales.

Más noticias en Política y Sociedad