Público
Público

ERE de Andalucía La juez Núñez abre diez nuevas piezas separadas de los ERE y pide a la UCO investigar cinco ayudas más

Los nuevos casos afectan a empresas como Cervezas Alhambra, provenientes de investigaciones entre los años 2014, 2015 y 2016.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La juez María Núñez Bolaños a su salida de los Juzgados de Sevilla. EFE/Julio Muñoz

La jueza María Núñez, instructora del caso de los ERE, ha abierto -a petición de la Fiscalía Anticorrupción- diligencias separadas de una decena de nuevas piezas por ayudas concedidas por la Junta a otras tantas empresas, cuya investigación a cargo de la UCO data de los años 2014, 2015 y 2016.

En una providencia del 24 de septiembre, a la que ha tenido acceso Efe, Núñez abre piezas separadas por las ayudas concedidas a IverJaén Sociedad Capital Riesgo (cuyo atestado data de mayo de 2014) y las empresas cordobesas Mardy, Open Minds y Martínez Barragán y elaborados cárnicos (las dos primeras con atestados de abril de 2015 y la tercera de junio de ese año).

También de las subvenciones recibidas por la sociedad gaditana Tubos residuos y aplicaciones tubulares de Andalucía (con informe de la UCO de junio de 2015), y las empresas granadinas Minera del Marquesado y Cervezas Alhambra (con atestados en el juzgado desde noviembre de 2014 y enero de 2015, respectivamente).

Por último, la titular del Juzgado de Instrucción 6 de Sevilla ha abierto nuevas piezas por las ayudas a Gres Vilches, Industrias del Guadalquivir y Pickam la Cartuja, que cuentan con informes de la Intervención General del Estado (IGAE) fechados en 2013, 2015 y noviembre de 2016 respectivamente.

Además, en la misma providencia y también siguiendo la petición de la Fiscalía, la jueza apremia a la UCO de la Guardia Civil para que "a la mayor brevedad posible" elabore los atestados de las ayudas otorgadas por la Junta a Fábrica de Muebles (analizada por la Intervención estatal en septiembre de 2016), Grupo Smurfit (estudiada por la IGAE en diciembre de 2015), Nature Park Minas de Riotinto (con informe de la IGAE de septiembre de 2015) y Papacor (con análisis de la IGAE de noviembre de 2016).