Público
Público

Juicio independencia El TS obvia a Vox y permite a los acusados llevar lazos amarillos en el juicio al 'procés'

En la segunda sesión del juicio al 'procés' el partido ultraderechista ha retrasado la entrada en materia y ha querido arrancar su intervención con la crítica al único lazo amarillo que luce uno de los 12 acusados, Jordi Sánchez, expresidente de la ANC. 

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

El líder de Vox, Santiago Abascal (3d), junto al secretario general, Javier Ortega Smith (2d). / EFE

Manuel Marchena, presidente de la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo, que enjuicia desde este martes la causa contra el procés catalán, ha decidido desoír las críticas de los ultraderechistas de Vox, que ejercen como acusación particular, para permitir que los procesados luzcan lazos amarillos dentro de la sala, en contra de la voluntad de la formación de Santiago Abascal [aquí, toda la información en directo].

Marchena reprende al letrado de los ultras. Le recrimina que se haya "extralimitado" al usar su turno de palabra para cargar contra los lazos

De hecho, Marchena incluso ha reprendido al letrado de los ultras, Pedro Fernández, recriminándole que se "extralimitase" al usar su turno de palabra para cargar contra los lazos amarillos, y no para responder a las denuncias de las defensas sobre la supuesta vulneración de múltiples derechos de los 12 procesados, como han hecho la Fiscalía y la Abogacía del Estado. 

En concreto, el presidente de la sala ha esgrimido que la doctrina del Tribunal Europeo de Derechos Humanos ampara la utilización de "símbolos ideológicos" de este tipo. Ha citado dos sentencias del Tribunal de Estrasburgo, para concluir que el Supremo no pondrá "ningún obstáculo" a la exhibición de este símbolo. 

La expectación sobre las primeras palabras de los ultraderechistas en el juicio era máxima, pero el partido ha retrasado la entrada en materia y ha querido arrancar su intervención con la crítica al único lazo visible en el banco de los acusados, el que porta Jordi Sánchez, expresidente de la ANC.

Sánchez fue también el único que llevó prendido el lazo en la solapa en la primera jornada del juicio, mientras los exmiembros del Govern se decantaban por lucir un discreto pin de la Generalitat. El razonamiento del letrado Fernández ha sido que este símbolo tiene "una carga política innegable", y que "este tipo de símbolos deben sustraerse de lo que es la actuación" en la sala.

Más noticias en Política y Sociedad