Público
Público
Únete a nosotros

ultraderecha Vox arremete contra las ONG y reclama al Gobierno andaluz que le dé a la policía los datos de migrantes para su "deportación"

El presidente Moreno ignora por completo la exigencia y defiende que Andalucía es una tierra de acogida y tiene competencias asistenciales en la materia de inmigración 

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 4

Alejandro Hernández, portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía. Europa Press

En la primera sesión de control tras el verano al presidente del Gobierno andaluz, Juanma Moreno, Vox puso sobre la mesa otra de sus obsesiones: la inmigración y los extranjeros.

El portavoz ultra, Alejandro Hernández, abrochó este jueves un discurso trufado con algunas afirmaciones delirantes -el Open Arms como barco "corsario"- y reclamó a Moreno que le diera a la Policía y la Guardia Civil los datos “domiciliarios" que tiene la Junta sobre los inmigrantes a los que atiende para que los agentes puedan iniciar las “oportunas deportaciones”, “y si no le gusta esta palabra: repatriaciones”. El presidente ignoró por completo la exigencia y defendió que Andalucía es una tierra de acogida y tiene competencias asistenciales en la materia de inmigración.

“[Este verano] hemos asistido a una astracanada difícil de superar. [Tenemos] un barco corsario bajo ese pabellón de conveniencia que son las siglas ONG. Tenemos un primer ministro, el de Italia [en referencia a Matteo Salvini…]. No podemos dejar de admirar su determinación en la lucha contra la inmigración ilegal”, dijo Hernández.

Luego, el portavoz de Vox aludió a un tuit de Juanma Moreno, que puso el 18 de agosto pasado y que decía lo siguiente: "#Andalucía es tierra solidaria y de acogida y, además, tiene dignidad. Pedro Sánchez ha vuelto a despreciar a Andalucía ofreciendo el Puerto de Algeciras para Open Arms sin dirigirse al Gobierno autonómico”.

Hernández le dijo al presidente: “Nos sorprendió [ese texto] en el que se decía que Andalucía es una tierra solidaria y de acogida. ¿No cree usted que con este tipo de declaraciones contribuimos al efecto llamada?”

Moreno utilizó un tono cordial para responder a su socio imprescindible -sin Vox no sería presidente- y defendió su mensaje: “Lo dije porque es una evidencia. Andalucía es una tierra de acogida por muchas razones. Aquí encuentra [la gente] la libertad o prosperidad que no encuentran en su tierra".

El presidente rechazó el argumento de Vox: “No creo que mis palabras se puedan interpretar como una contribución al efecto llamada. Eso fue lo que hicieron el señor Zapatero y el señor Caldera, con aquella regularización masiva. Ha habido un efecto bandazo, del señor bandazo [en referencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez]. Da un bandazo un día y otro bandazo, al siguiente”.

Luego, el presidente le recordó a Vox que "los servicios de atención social, sanitaria, los ofrece la administración autonómica”. "No es que lo diga yo, si no la Constitución Española en su artículo 149. Nosotros queremos una inmigración ordenada, regularizada, que se trabaje en origen contra las mafias de seres humanos”.

España Suma

Hernández, en la réplica, habló de España Suma. “Se nos invitó a Vox a que nos sumáramos a ese proyecto. Esta materia de inmigración ilegal nos aleja de ustedes. Nos impide agregarnos a cualquier tipo de pacto. El mensaje del PP es igual al del PSOE. Se trata de no dar ningún mensaje o de no hacer nada”.

Moreno cerró el debate: “Es evidente que formamos parte de proyectos políticos diferenciados. Aunque creemos objetivamente en lo mismo, en una inmigración ordenada, regulada y en origen, tenemos un ángulo de visión diferente al suyo".
Luego, el presidente intentó atraerse a sus aliados ultras: “Sí coincidiremos en que hay que poner el foco en lo que importa. El Gobierno central no asume su propia responsabilidad en esta materia. Hay deslealtad, dejadez, falta de interés. Somos frontera Sur y por eso el Gobierno central debe hacer un importante esfuerzo”.

Más noticias en Política y Sociedad