Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

Villarejo confesó trabajos para empresas del Ibex, y "pagos y sobornos" fuera de España

En el registro en las casas del comisario se encontraron informes de Anticorrupción y del Sepblac sobre empresarios y sociedades relevantes que no deberían estar en su poder, pero que eran de interés para sus trabajos privados. Ahora, la Audiencia Nacional los investiga en las nuevas piezas de la causa Tándem -bajo secreto de sumario- como el Informe Sure, Fish o Summer Day, que se suman a los hechos para una facción de la familia Obiang (informes King); para un despacho de abogados (Iron), los navieros Pérez Maura (Pit), la familia Cereceda (Land) o el empresario Juan Muñoz (Pintor). 

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 21

Los comisarios José Manuel Villarejo (abajo) y José Luis Olivera (detrás) a su llegada a Melilla, en 2015. EL PAÍS

El Centro Criptológico Nacional acaba de desvelar los 40 Teras de información que el comisario jubilado José Manuel Villarejo había escondido en su domicilio de Estepona (Málaga) y que podría suponer la apertura de 20 nuevas piezas separadas que afecten a grandes empresas y familias como las que ya atañen a la familia Cereceda, dueña de la madrileña urbanización de lujo La Finca (pieza Land); al empresario Juan Muñoz (pieza Pintor); a los navieros Pérez Maura (pieza Pit), a la familia del dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang (pieza King) o al BBVA

El pasado jueves, a través de un comunicado enviado desde la prisión de Estremera, donde lleva desde que fue detenido en noviembre de 2017, Villarejo intentaba alertar a sus clientes de que la culpa de que se desvelen sus nombres es del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y, en concreto, del jubilado general y ex director del Centro, Félix Sanz Roldán. Por ejemplo, el ex comisario aseguraba: "Espero, de momento, que ninguna de estas 20 nuevas piezas se refiera a las relaciones que mantuve, con otras empresas del Ibex 35, en especial en el extranjero, en la mayoría de los casos a petición del gobierno de turno. Entendía y entiendo que estas multinacionales representan un trozo de España cada vez que consiguen implantarse en un país en beneficio de la economía que a todos nos afecta. Aplicarles el mismo daño reputacional que al BBVA, o aun superior, solo servirá para deteriorar algunos de los pilares fundamentales de nuestra economía, quizá para regocijo único de las huestes podemitas".

Sin embargo, como Público desvela en este audio, desde su declaración de finales de 2018, Villarejo ha puesto en el ojo del huracán a empresas del IBEX como Telefónica, Indra y Repsol hablando de sobornos y destrucción de pruebas que él habría hecho para ellas y que ahora intenta camuflar como servicios a España. 

"Quiero que el CNI se haga cargo de la información"

Es más, ha sido desde el principio el comisario jubilado quien ha querido que el CNI estuviera involucrado en una causa que por competencias no le correspondía -debido a que no tiene ninguna función de policia judicial-. Lo ha conseguido no dando la contraseña para desencriptar los 40 Teras de información que habían sido incautados en su casa. De esta forma, ha tenido que ser el Centro Criptológico Nacional, dependiente de los servicios de inteligencia, quien haya tenido que dar soporte al juez de la Audiencia Nacional para que se pueda acceder al contenido. 

Fiscal: Con vuestra venia. Desde el primer momento, en el curso de este procedimiento, desde que fue constituido ante un juez, en primer lugar ante el juez de Móstoles el procedimiento de habeas corpus, usted muestra su preocupación porque determinado material que la Policía incauta o va a incautar pueda ser conocido públicamente y, en determinadas diligencias que se han practicado, sus abogados han trasladado lo que al parecer son manifestaciones suyas de que la documentación incautada contiene documentación de carácter sensible que no afectaba al proceso. ¿Puede usted especificar si eso es cierto y sobre qué material está usted hablando?

Villarejo: Sí, eso es cierto y he traído unas anotaciones porque he estado tratando de recordar mientras he estado allí. Este material que en los registros se me ha aprehendido lo conoce el CNI porque me lo requirió en una ocasión, cuando me avisaron de que iban a iniciar una acción contra mí como la que ahora estoy sufriendo. Me ofrecieron tres posibilidades: huir de España, otra pegarme un tiro -les dije que como no tenía arma porque me las habían quitado no podía-, o que les entregara la documentación y les dije que no tenía ningún inconveniente pero que yo quería entregarla de una manera oficial la documentación la documentación. Me citaron en una cafetería y les dije que ese no era el procedimiento. Por eso ahora le dije a mi abogado que, por encima de todo, yo quiero que sea el propio CNI el que se haga cargo de esa información, porque entiendo que puede ser de una naturaleza sensible.

"Me ofrecieron [desde el CNI] tres posibilidades: huir de España, pegarme un tiro o que les entregara la documentación", cuenta Villarejo al juez

Pese a los cambios de versión de Villarejo, que por un lado, quiere que el material lo tenga el CNI -aunque diga que pretenden que se pegue un tiro- y, por otro, se ha negado a ayudar a la investigación a desencriptar los 40 Teras de material, al final ha tenido que ser el Centro Criptológico Nacional, dependiente de los servicios secretos, quien ha descifrado los secretos que el comisario guarda sobre grandes empresas del Ibex y sus mayores accionistas y las presuntas ilegalidades que para ellas el policía cometió estando en activo como funcionario público.

"Sobornos de Telefónica, Indra o Repsol fuera de España"

Sin mucha presión, en su declaración en la Audiencia Nacional a finales de 2018, Villarejo enumera a los fiscales y al juez los trabajos que ha hecho para grandes empresas del Ibex 35 siendo policía en activo y que él intenta camuflar como "servicios para España". Se salta cualquier tipo de confidencialidad -ya sea la que corresponde entre un supuesto abogado y su cliente o la de un policía con el Ministerio del Interior- y da los nombres de esas empresas: Indra, Telefónica, Repsol y las que participaron en el consorcio del AVE a La Meca, como se puede escuchar a continuación:  

Villarejo: Luego, pago de sobornos que determinadas empresas importantes han tenido que hacer por razones de interés nacional. Donde está Repsol, donde está Telefónica o donde está Indra hay un trozo de España.

En ocasiones se han pagado sobornos a generales, porque han contratado... Generales chinos, por ejemplo...

En Repsol, determinados pagos que ha habido que hacer en Venezuela, etc, etc.
De Telefónica, etcétera, etcétera. Cuando el registro que hicieron en la sede suya para encontrar documentación comprometida que hubo que destruir, etcétera. 
Luego cobros y pagos que se hicieron en Arabia Saudí con ocasión de la operación del AVE, de la instalación del AVE y otras cuestiones. 
Estructuras societarias...

Fiscal: Muy bien, señor Villarejo. 

V: ¿Quiere que le diga?

F: Le voy a interrumpir por lo siguiente. Según usted, esta información sería una información sensible y usted está incorporándola al proceso al relatarla. 

V: No, discúlpeme, usted me ha pedido, señor fiscal, que dé una...

F: Que dijera sobre qué materias pudiera afectar. 

"Pago de sobornos que empresas importantes han tenido que hacer por razones de interés nacional. Donde está Repsol, donde está Telefónica o donde está Indra hay un trozo de España", según Villarejo.

Villarejo habla precisamente de esas tres empresas -Repsol, Telefónica e Indra-, no por las sociedades, sino por las personas vinculadas con el comisario. Así se podrían indicar de qué fechas son estos presuntos trabajos. Por ejemplo, con el ex presidente de Telefónica, Juan Villalonga, Villarejo llega a viajar a Nueva York a ver a Paul Manafort -ex jefe de campaña del presidente Donald Trump, en prisión por blanqueo de capitales y vinculado al Rusiagate-. En ese viaje les acompaña, Adrián de la Joya, comisionista de Indra y que firmó con un fondo chino a la vez que hacía negocio en Arabia Saudí y en Rusia. Además, Villarejo se fue a ver con Villalonga a Corinna Zu Sayn-Wittgenstein, sin duda, una experta en la materia sobre cómo se fraguó el AVE a La Meca y las correspondientes presuntas mordidas.

Por último, entre los contactos de Villarejo, está Manuel Delgado Solis, hombre de confianza de Florentino Pérez en los consejos de ACS y Dragados, y que está imputado en Gürtel por blanqueo de capitales junto al exvicepresidente de Repsol, Ramón Blanco Balín.

De la Joya, Villalonga, Blanco Balín,... son grandes amigos del ex presidente del PP José María Aznar, bajo cuyo mandato estas empresas, así como el grupo Cenit del comisario Villarejo, vivieron grandes momentos de gloria. 

El comisario Villarejo y Joaquín Arespacochaga en uno de las comidas durante su viaje a Arabia Saudí.

Informes de investigaciones donde no participó y "periodistas infiltrados"

A lo largo de la hora y media de interrogatorio, los fiscales e incluso el juez intentan que Villarejo les ayude a diferenciar esa información confidencial que tiene que ver con su trabajo de funcionario de las actividades de investigación privada y que le eran incompatibles. Además, le solicitan ayuda para desencriptar esos 40 Teras y que así muestre su disposición ayudar. Pero es imposible, el comisario se define negado para informática y llega a decir que son informáticos del CNI quienes se lo han encriptado -no queda claro si antes o después de decirle éstos que se pegue un tiro o que se vaya del país-.

Además, se destapan dos nuevas irregularidades:

1) No podría tener en casa la información confidencial de sus investigaciones policiales, y
2) Los informes pertenecen a diligencias abiertas por el Servicio de Prevención y Blanqueo de Capitales (SEPBLAC) y por la Fiscalía Anticorrupción, en los que él no ha participado. ¿Cómo los consiguió? Villarejo apela a su red de "periodistas infiltrados" y además, se reconvierte en agente de Asuntos Internos -junto a la cualidad de encubierto- mientras asegura que él denunció a agentes del Sepblac dependientes del Banco de España, como se escucha a continuación:

F: Además de los soportes informáticos, también se ha hallado una documental bastante prolija en los registros.

V: Muy bien.

F: Le voy a preguntar por unos documentos en el registro de la calle Clavel... En concreto, había siete conjuntos documentales que afectaban a informes del Sepblac y a notas y documentos que eran diligencias de investigación de la Fiscalía Especial Anticorrupción, ¿por qué tenía usted estos documentos?

V: No tengo ni idea... Si me los muestra usted, le podré decir. Informes del Sepblac, porque yo denuncié en su día a determinados miembros del Sepblac que estaban utilizando datos, accesos y tal para fines privados, ¡eh! (sic) Los denuncié, los denuncié y sorprendentemente, es de las pocas veces que por escrito, me han ordenado que deje de investigar, que deje de meter las narices... Y lo de la Fiscalía Anticorrupción desconozco si era un documento público, desconozco si era una cuestión de algún otro sumario... Le puedo decir, señor fiscal, que la mayoría de los datos y los documentos que he obtenido de la Fiscalía Anticorrupción me lo han dado fuentes periodísticas. Ustedes tienen un gran problema de filtraciones y usted lo sabe.

Los comisarios Salamanca y Villarejo, con sus respectivas esposas, cuando el ministro Fernández Díaz les impuso la medalla roja, en 2012.

Summer Day, Fish, Sure... las nuevas piezas de Tándem

Además de los informes de Sepblac -y no la presunta denuncia contra el organismo puesta por Villarejo- y de los informes de la Anticorrupción, en los registros se encontraron seguimientos a empresarios y datos confidenciales de los mismos, así como proyectos como los que hasta ahora han ido formando las diferentes piezas de la causa Tándem -Iron, Land, Pintor o Pit- y, que después de que el Centro Criptológico Nacional haya desencriptado los 40 Teras que tenía escondidos el comisario, pueden convertirse, asimismo, en las piezas Summer Day, Fisch o Sure, entre otras. 

"Fiscal: Los informes elaborados bajo estas denominaciones pudieron ser facturados a los clientes.
Villarejo: Sí, sí, claro"

El fiscal ya le preguntó por ellos en la declaración de finales de 2018, aunque el comisario no se mostró muy colaborador como se puede escuchar a continuación: 

F: Le voy a preguntar por algunos informes de esta naturaleza cuya documentación ha sido intervenida en los registros. ¿Quién es el cliente del informe Fish?

V: No tengo ni idea de a lo que se refiere. No me acuerdo. Yo tengo muy mala memoria. Me dice Fish… Ayúdeme algo.

F: Aquí el fiscal el que hace las preguntas. ¿Quién es el cliente del proyecto Summer Day?

V: Ni idea. Si no me da más detalles yo no tengo ni idea.

F: ¿Y el proyecto King?

V: Disculpe, señoría, son muchos trabajos…

F: Sobre todo para que quede constancia de la pregunta

V: Tiene razón. Señoría, le vuelvo a repetir: yo me fui de la Policía en el año 83. Yo no he vuelto a la Policía con tal.

F: ¿Informe Iron?

V: Disculpe que no pueda acordarme. Son nombres en inglés que se daban, y desde el año 83, yo he estado trabajando. Imagínese si han pasado años y es muy prolija toda la documentación que habrán encontrado de una estructura empresarial puesta a disposición de mi país, del Ministerio del Interior y absolutamente honorable. No es una organización criminal, como el señor fiscal ha denominado.

F: ¿Proyecto Sure?

V: Lo mismo. Me puede decir todos los nombres del abecedario en inglés, que si no me da ninguna pista no puedo decirle quién me lo ha encargado. En todo caso, si se trata de casos encargados al despacho de abogados, les pido que por respeto al secreto profesional no se lo digan.

F: Quiere decir que…

V: Salvo que hayan cometido algún delito o alguna cosa esos señores.

F: Los informes elaborados bajo estas denominaciones pudieron ser facturados a los clientes.

V: Sí, sí, claro.

F: ¿En algún caso usted comunicó el contenido de estos informes al CNI porque entendía que eran de interés?

V: Si entendía que eran de interés los comunicaba al ministro del Interior o bien al CNI.

F: ¿Cuál de estos informes comunicó al CNI?

V: Ya le he dicho que no le puedo decir si no me da una pista… Porque no lo recuerdo. Tengo la memoria terrible. No me sé ni la matrícula del coche que me han incautado ustedes, así que fíjese.

La memoria de Villarejo es evidentemente selectiva. No recuerda en qué consisten los proyectos  Summer Day o King, aunque al menos sobre el segundo, la Fiscalía Anticorrupción ya ha averiguado que son trabajos realizados para una de las facciones de la familia del dictador de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang. Sí recuerda que su empresa facturaba por esos informes y considera a quien se lo encargó como un cliente, no un superior. Pero no recuerda si se los facilitó al Ministerio del Interior o al CNI, para eso necesita "una pista". 

El problema del comisario de Villarejo y de las posibles 20 nuevas piezas que podrían abrirse y que se sumarían a las 12 que ya existen en torno a la causa Tándem y esa información confidencial que consiguió gracias a su condición de funcionario y que no debería haber tenido, y menos en su casa, es que la Audiencia Nacional y la Fiscalía Anticorrupción sospechan que cometió varios chantajes, como se puede escuchar a continuación: 

F: La última pregunta es: Usted mismo, al calificar como una “actuación de malote” en determinadas ocasiones…

V:

F: … en trabajos, digamos, para el Estado, le pregunto si el tramado empresarial, desde el punto de vista privado, alguno de estos informes que se han encontrado en los registros, se les puede hacer el mismo símil, si se han utilizado para chantajear a alguien, para amedrentar a alguien por tener información sobre él.

V: Para chantajear a alguien… hombre, si usted puede interpretar por algún texto que yo haya chantajeado… Yo no he chantajeado a nadie jamás. De alguna manera, si entiende por chantajear el que a algún empresario que debe a una entidad bancaria 2.000 millones, yo le diga: “Oye, han aparecido todas estas propiedades en Honolulú y será mejor que te pongas al día”. Si eso entiende el señor fiscal como chantaje, lo tomo como tal.

CONTINUARÁ...

Más noticias en Política y Sociedad