Público
Público

Vox El PP rechaza un cordón sanitario a la extrema derecha en la Mesa del Congreso

La formación todavía no ha aclarado si apoyará a Vox para que consiga representación en el órgano parlamentario o actuará por libre. No obstante, ya ha comunicado al PSOE su rechazo a excluir al partido ultraderechista.

Publicidad
Media: 2.40
Votos: 5

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, aseguró que no participarán en el cordón sanitario. / EP

El Partido Popular ha respondido de manera tajante al PSOE: "No vamos a participar en cordones sanitarios". Así lo aseguraba el vicesecretario de Comunicación del partido, Pablo Montesinos, con una rotuntidad que, no obstante, contrasta con la ambigüedad que sigue caracterizando las relaciones entre los populares y el partido ultraderechista Vox.

Al mismo tiempo que rechazaba con contundencia su exclusión, la formación azul no ha aclarado si apoyará a la extrema derecha para facilitar su presencia en la Mesa del Congreso o si, en cambio, utilizará sus 89 diputados para garantizarse dos sillas en el órgano parlamentario. Al ser preguntado expresamente por ello, Montesinos se ha limitado a asegurar que su partido informará cuando se produzcan las negociaciones y tenga "una decisión con respecto a la configuración" del órgano.

Más allá de esta manifestación pública de Montesinos en rueda de prensa, el PP también ha informado de manera formal al PSOE de su rechazo. La portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Adriana Lastra, y el secretario general popular, Teodoro García Egea, han mantenido paralelamente una reunión en la que este ya ha trasladado la negativa de su partido al cordón sanitario promovido por socialistas y Unidas Podemos en torno a la Mesa del Congreso

El cordón sanitario requiere aunar a buena parte de las formaciones nacionalistas e independentistas, o bien la complicidad del PP

En la pasada legislatura, ambas formaciones ya buscaron aislar al partido de ultraderecha promoviendo su ubicación en el 'gallinero' del hemiciclo y su exclusión de los órganos de gobierno de la Cámara. Pero ahora los de Santiago Abascal suman 52 diputados y son el tercer grupo parlamentario de la Cámara, por lo que excluirles requiere aunar a buena parte de las formaciones nacionalistas e independentistas, o bien la complicidad del PP.

Fuentes de la dirección nacional del PP han recordado este martes que Pablo Casado siempre atiende las llamadas y que así lo hará en caso de que le telefonee el presidente de Vox, Santiago Abascal.

La pasada semana, el PP ya señaló que mantendría una interlocución con representantes de los grupos parlamentarios antes de que se constituyan las Cámaras el día 3. Sin embargo, esos contactos por el momento no se han iniciado, según las mismas fuentes.

Más noticias en Política y Sociedad