Público
Público

18 micromachismos en menos de tres minutos: el clip que desvela la violencia invisible contra las mujeres

El corto 'Si no lo has visto, míratelo!', difundido por la ONG Paz con Dignidad, parte de una situación de lo más trivial –una escapada de fin de semana entre amigos– para identificar y denunciar esos comportamientos machistas tan cotidianos.

Publicidad
Media: 3.71
Votos: 31

Una escena del corto 'Si no lo has visto, míratelo!'

Muchas de las escenas de este corto les resultarán familiares. Lo cotidiano, por desgracia, suele ser un surtidor de micromachismos, un fluir constante de este tipo de comportamientos –aparentemente invisibles– que minan y denostan a la mujer. El corto Si no lo has visto, míratelo!, difundido por la ONG andaluza Paz con Dignidad, parte de una situación de lo más trivial –una escapada de fin de semana– para plantear en menos de tres minutos un total de 18 micromachismos.

Los hay para todos los gustos. Desde los más infantiloides –no podía faltar el típico alarido homófobo de "maricón el último"– a la escena, también tristemente habitual, en la que ellas preparan la comida mientras ellos juegan en la piscina, sin olvidarnos de los chistes despectivos e insultantes contra la mujer, un clásico entre los clásicos.

Configuran instantes familiares que todos y todas en algún momento de nuestra vida hemos experimentado y que, tal y como advierten los protagonistas de este corto, "pasan totalmente desapercibidos porque están instalados en nuestra cultura". Son, además, valores que hemos ido aprendiendo tanto hombres como mujeres, pero que "como favorecen a los hombres –explica uno de los actores– nos cuesta más darnos cuenta y hacer algo al respecto".

Esta pieza forma parte de un taller llamado MICROmachismos, descubre y actúa, que a su vez integra el proyecto La violencia invisible presente en los MICROmachismos: reflexión, formación y acción con asociaciones y colectivos cordobeses y centroamericanos, un plan educativo financiado por el Ayuntamiento de Córdoba. 

Se trata, a fin de cuentas, de hacer más evidente lo que pasa desapercibido, ese ruido de fondo que, de un tiempo a esta parte, comenzamos a replantearnos. Un proyecto más que necesario ya que, como apunta uno de los intérpretes del clip, "los hombres debemos asumir la responsabilidad de hacer estos micromachismos visibles y formar parte del cambio"

Más noticias en Política y Sociedad