Público
Público

8M Centenares de feministas toman las plazas de Madrid para calentar motores de cara a las manifestaciones

La Revuelta Feminista ha conseguido descentralizar las acciones matinales en las que un gran número de activistas han salido a las plazas de los barrios de la capital y localidades periféricas para escuchar un manifiesto donde los términos inclusivos han predominado.

Vista de un menor con un cartel en el que se puede leer "El futuro es femenino" durante la manifestación con motivo del Día Internacional de la Mujer. EFE/ Ana F. Barredo
Vista de un menor con un cartel en el que se puede leer "El futuro es femenino" durante la manifestación con motivo del Día Internacional de la Mujer. EFE/ Ana F. Barredo

El movimiento feminista ha sacado músculo en Madrid, donde simultáneamente y en decenas de barrios y localidades periféricas se ha leído un manifiesto en el que el protagonismo ha recaído en la transversalidad de la lucha de las mujeres. Una mañana de domingo donde la capital se ha teñido de morado debido a las diversas actividades que diferentes colectivos feministas han programada de cara a la gran manifestación que desde Atocha y las 17.00 horas inundará las calles mas céntricas hasta llegar a Plaza de España.

La campanada inicial sonó anoche a modo de cacerolada. Esta acción fue la primera que ejemplarizó la descentralización que desde la Comisión 8M buscan en esta jornada de domingo en donde la Huelga Feminista de años anteriores ha dado paso a lo que han denominado como Revuelta Feminista. Un bicipaseo, retransmitido en directo por Público, ha constituido el preludio a la lectura del manifiesto que, en esta ocasión, ha dado un reconocimiento explícito a las opresiones que sufren aquellas mujeres en situación de vulnerabilidad.

"Debemos seguir avanzando e impulsar las acciones necesarias que tengan la capacidad de acabar con las desigualdades, el racismo, la violencia machista y nos posibilite tener una vida digna a todas las personas, todos los días". Estas palabras, leídas al principio del comunicado, son el sentir general que ha inundado multitud de plazas en torno a las 12.00 horas. Yendo más allá de una fecha concreta han proclamado la sororidad imperante y continua del movimiento: "Nosotras entendemos que el 8 de marzo es importante, pero más importante es aún el proceso que llevamos a cabo cada año para tejer redes feministas de todas las realidades y de diferentes lugares del planeta. Somos un grito global de diversos pensamientos, estamos unidas contra el patriarcado y dispuestas a dar la batalla para construir unas vidas mejores".

Tras recordar que son 1046 las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas desde que existen registros y que en España se interponen 32 denuncias al día por agresiones y abusos sexuales, han recalcado todos los tipos de realidades que orbitan alrededor de las mujeres y sus opresiones: "Denunciamos la violencia sexual que nos afecta de modo aún más marcado a mujeres en situación de vulnerabilidad, como somos las mujeres migradas las trabajadoras domésticas, las mujeres con diversidad funcional, las tuteladas y las mujeres con problemas de salud mental que sufren violencia quedando sus derechos desprotegidos".

Apoyo al colectivo trans

Una especial alusión es la referida al colectivo trans, haciendo alarde de la transversalidad e inclusión que el movimiento feminista proclama: "Luchamos para que las mujeres seamos dueñas de nuestros cuerpos nuestros deseos y nuestras decisiones, para que las personas disidentes sexuales, especialmente las mujeres trans, dejemos de sufrir agresiones y múltiples violencias, y por una sociedad que respete y valore la diversidad funcional, la diversidad sexual, y la diversidad de identidad y/o expresión de género".

El ámbito laboral ha sido otro arista que no ha dejado sin tocar el manifiesto consensuado desde la Comisión 8M ya que, tal y como han enunciado, ninguna de sus demandas podrá llegar a buen término si no rompen la división sexual del trabajo que las condena a la precariedad, la discriminación laboral y los trabajos peor pagados, no remunerados, invisibles e ilegales, parafraseando sus propios términos. En este sentido, han exigido "alternativas para las trabajadoras migrantes en situación administrativa irregular" y "la ratificación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que regula el trabajo doméstico".

"Nos oponemos con firmeza al neoliberalismo que se impone como pensamiento único y que destroza nuestro planeta"

Apelando directamente al sistema productivo imperante, las feministas han dicho lo siguiente: "Nos oponemos con firmeza al neoliberalismo salvaje que se impone como pensamiento único a nivel mundial y que destroza nuestro planeta y nuestras vidas. (...) apostamos decididamente por la soberanía alimentaria de los pueblos, exigimos que la defensa de la vida se sitúe en el centro de la economía y de la política, y apoyamos las luchas que protagonizan mujeres que defienden sus tierras, su sabiduría y los recursos de sus pueblos, incluso arriesgando sus vidas, amenazadas por el extractivismo, las empresas multinacionales y los tratados de libre comercio".

Continuando con las luchas paralelas que subyacen dentro de este 8 de marzo, el antirracismo también ha estado presente en las demandas de las feministas, que han reclamado la derogación de la Ley de Extranjería y la apertura de las fronteras: "Exigimos la acogida de todas las personas migradas y refugiadas, sea por el motivo que sea, porque somos mujeres libres en territorios libres". En una clara alusión al pin parental planteado por Vox, el manifiesto dedica algunas líneas en cuanto a la educación que propugnan desde el feminismo: "Exigimos una educación libre de valores heteropatriarcales, así como que la educación afectivo-sexual esté contemplada en el currículo escolar y sea integral".

Al final y en un ejercicio de memoria histórica feminista, han recordado "a las sufragistas, las sindicalistas, a las que hicieron posible la Segunda República, a las que lucharon en la Guerra Civil y por la Revolución Social y contra la dictadura franquista". Así pues, el mensaje de: "En definitiva, proponemos un nuevo sentido común", ha dado paso a diferentes cánticos en un contexto tanto de reivindicación y lucha como festivo. Además, en la concentración de Lavapiés, retransmitida en directo por este periódico, han realizado un emotivo homenaje a las mujeres chilenas, que junto con el pueblo de Chile están sufriendo una represión desmedida por parte de las fuerzas gubernamentales del país sudamericano.

De esta forma los barrios y ciudades colindantes de Madrid han calentado motores para las actividades programadas antes del inicio de la manifestación, como la exhibición de la performance Un violador en tu camino que será retransmitida en directo desde Público momentos antes del inicio de la manifestación que cerrará esta jornada de lucha en las calles y que partirá a las 17.00 horas desde Atocha hasta la Plaza de España, y que también será cubierta en directa por este medio.

Más noticias de Política y Sociedad