Público
Público

Abuso sexual Un monje denunciado por abusos sexuales es apartado de sus funciones por La Abadía de Montserrat 

El abad impulsó en 2019 nuevos mecanismos de protección a menores tras conocerse que otro monje actuó durante años como "depredador" sexual.

Monasterio de montserrat
Monasterio de montserrat. Mikipons / Wikipedia

El abad de Montserrat, Josep María Soler, ha apartado de todas sus actividades al monje benedictino G.S.V. tras recibir una comunicación de los Mossos d'Esquadra de que ha sido denunciado por unos abusos sexuales que habría cometido en 2019 contra un menor.

El abad ha ordenado abrir de forma "inmediata" una investigación previa, prevista en estos casos por el Derecho Canónico, para notificarlo a la Santa Sede y determinar las responsabilidades canónicas y eclesiásticas del monje denunciado. De momento, según fuentes del monasterio benedictino, el abad ha prohibido al monje "de manera absoluta" ejercer su ministerio y llevar a cabo cualquier actividad pastoral, además de no mantener "contacto de ningún tipo" con menores.

Fuentes del monasterio han explicado que la comunicación de la denuncia a los Mossos les llegó anoche, antes del rezo de vespres, e inmediatamente el abad reunió a la comunidad y de acuerdo con el Consejo de Decanos del monasterio acordó apartar de todas sus funciones al monje denunciado e iniciar una investigación canónica.

Las mismas fuentes no han ofrecido más detalles del abuso sexual denunciado, ni si se habría cometido en el mismo monasterio o en otro lugar, porque el caso está en manos de la policía autonómica y del juez, a los que el abad ha ofrecido la "total y absoluta" colaboración para aclarar los hechos y depurar las responsabilidades que se pudieran derivar.

La comunidad benedictina de Montserrat ha expresado su "solidaridad y apoyo" a la víctima y ha lamentado "sinceramente los daños que haya podido sufrir, sin perjuicio del resultado de las investigaciones judiciales y canónicas". Los monjes de Montserrat han reiterado su compromiso y su "decidida voluntad de luchar contra toda clase de abusos aplicando la normativa y los protocolos previstos de manera firme y taxativa".

Ya hubo un caso de abuso sexual en el monasterio en 2019

El abad de Montserrat impulsó precisamente en 2019 nuevos mecanismos de protección a menores tras conocerse entonces que otro monje, Andreu Soler, ya fallecido, actuó durante años como un "depredador" sexual y un "pederasta", por lo que el responsable del monasterio pidió perdón públicamente.

El monasterio encargó a una comisión independiente que investigara los abusos a menores cometidos por Andreu Soler, que fue responsable de la agrupación escolta de Montserrat, y en el que también se desvelaron nuevos casos de pederastia desconocidos por parte del que fue responsable de la Escolanía, V.T.M., cometidos en 1968.

La investigación concluyó más de diez años después de la muerte del acusado

La investigación que encargó el responsable del monasterio concluyó en septiembre de 2019 que el monje Andreu Soler, responsable durante 40 años de la agrupación de 'scouts' y fallecido en 2008, fue un "depredador sexual" sin que el entonces abad, Sebastià Bardolet, hiciera nada pese a la "rumorología suficiente" sobre su conducta pederasta.

La comisión independiente que elaboró aquel informe reprochó que en los abusos a los escoltas (scouts), que Soler cometió entre 1972 y 1999, "se omitió cualquier tipo de actuación", aunque no ha podido concluir si el entonces abad Bardolet "escondió lo que sucedió o actuó por desconocimiento de la situación, ya que existen versiones contradictorias".

El portavoz de la comunidad benedictina de Montserrat, Bernat Juliol, reconoció entonces en declaraciones: "El informe deja claro que los mecanismos de control y de prevención no funcionaron, que fue un error comunitario, y por eso pedimos disculpas y pondremos todos los medios para que no vuelva a pasar".

Más noticias