Público
Público

Abusos sexuales en la infancia ¿Qué es (y qué no es) una denuncia falsa?

Las denuncias falsas tienen que ser probadas y sentenciadas. De lo contrario, rige la presunción de inocencia.

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Jueces

Durante las últimas semanas muchos medios de comunicación españoles se han entregado a publicar informaciones en torno a la asociación Infancia Libre en las que se acusa abiertamente a varias madres, y a los profesionales que las atienden, de poner en marcha una especie de entramado de denuncias falsas contra sus exparejas. Noticias sin fuente identificada o identificable alguna que repiten, como un mantra, que existe un supuesto modus operandi común entre todas ellas: acusar a los progenitores falsamente de abusos sexuales contra sus hijos para incumplir el régimen de visitas, con la supuesta connivencia de algunos profesionales.

Los citados medios olvidan mencionar que presentar una denuncia falsa es un delito y, que se sepa hasta ahora, ninguna de las mujeres detenidas por la Policía está siendo investigada o procesada por dicho delito.

Lo que sí hay es una gran cantidad denuncias que no llegan a juicio: naufragan por el camino debido a la enorme dificultad de demostrar los abusos a menores. Pero una denuncia sobreseída no es, ni mucho menos, una denuncia falsa. Ni en los casos de violencia de género (otro campo en el que abunda esta acusación), ni en el de abusos y agresiones sexuales a menores.

Público ha consultado con juristas y abogadas para clarificar qué es una denuncia falsa y en qué circunstancias se puede determinar que lo es.

¿Qué es una denuncia falsa?

Una denuncia falsa en un proceso judicial consiste en imputar hechos ilícitos a alguna persona sabiendo que los hechos denunciados no son ciertos. En términos jurídicos se conoce como un delito “pluriofensivo”, porque se entiende que no sólo ataca a la persona falsamente acusada, sino también a la administración de justicia que ha puesto en marcha mecanismos procesales.

¿Es delito presentar una denuncia falsa?

Sí lo es. Tal como explican varias juristas y abogadas a Público, una denuncia falsa es un delito doloso, que puede acarrear penas que van desde una pena económica hasta dos años de prisión, en los casos más graves. Como todo delito, precisa de un proceso penal que acredite que los hechos no han existido o que fueron inventados. Mientras no exista una sentencia firme sobre la falsedad, rige el principio de presunción de inocencia.

¿Una denuncia desestimada por falta de pruebas puede entenderse como una denuncia falsa?

En absoluto. Cuando una causa es desestimada durante el proceso de instrucción (investigación), significa que las pruebas presentadas o investigadas no han sido suficientes como para romper la presunción de inocencia que tiene todo individuo y que está reconocida por la Constitución. Esto aplica a las denuncias de abusos sexuales, a las de violencia de género y a cualquier otro tipo de acusación de hechos delictivos.

¿Existe alguna relación entre el sobreseimiento de una causa y la denuncia falsa?

Tal como explican las expertas, existen dos tipos de sobreseimiento: el libre y el provisional. El sobreseimiento provisional se produce cuando los hechos denunciados no pueden ser probados, pero no significa que no se hayan producido ni que no sean delito. Simplemente, el juez o la jueza considera que no ha habido suficiente carga de prueba a lo largo de la instrucción del caso como para romper la presunción de inocencia del denunciado y emitir una condena. En estos casos se procede a un archivo de la causa, que podrá reabrise en el futuro en caso de que se aporten nuevas pruebas. La mayoría de las investigaciones por violencia sexual hacia los menores acaban dentro de esta categoría.

El sobreseimiento libre se produce cuando puede acreditarse que el hecho denunciado no ha existido o sí ha existido pero no es delito. En este caso sí podríamos estar ante una denuncia falsa, pero para que esta sea considerada como tal es preciso poner en marcha una investigación y el consiguiente proceso penal que concluya en sentencia.

¿Qué puede dar lugar a iniciar un juicio por denuncia falsa?

Para que se pueda iniciar un procedimiento judicial por denuncia falsa, es preciso primero que exista un sobreseimiento libre o una sentencia absolutoria que declare probada la inocencia del acusado. A partir de ese momento puede abrirse la vía para iniciar una acusación de denuncia falsa.

Si un acusado es absuelto del delito que se le atribuía, ¿significa que la denuncia era falsa?

No. La absolución se da cuando una sentencia judicial determina que una persona no es culpable del delito por el que ha sido juzgada. El acusado es por tanto inocente. La absolución puede darse porque no se han aportado pruebas suficientes para romper la presunción de inocencia. Sin embargo, una absolución no lleva implícita la existencia de una denuncia falsa. Para que exista esta, es necesario que quien denunció fuese consciente de que los hechos imputados no se corresponden con la realidad. Las denuncias falsas tienen que ser probadas y sentenciadas. De lo contrario, rige la presunción de inocencia, al igual que en todos los demás delitos.


INFANCIAS ROTAS. OPINIÓN:
​- Un sitio por el que empezar por Cristina Fallarás
​- Romper la mordaza para hacer visibles los abusos por Estrela Gómez Viñas
​- El cuidado del testimonio de los menores en el procedimiento judicial por Carmela del Moral

Más noticias en Política y Sociedad