Público
Público

Así avanza la quinta ola: siete provincias están en riesgo extremo, dos en alto y seis en 'nueva normalidad'

Las situaciones son muy dispares entre las distintas provincias de España. Pese a que todas tienen una incidencia que corresponde al máximo nivel de alerta, solo siete están en riesgo extremo por la ocupación de pacientes covid en las UCI.

Unas personas conversan protegidos con mascarillas este viernes en San Sebastián.
Unas personas conversan protegidos con mascarillas este viernes en San Sebastián. Juan Herrero / EFE

La quinta ola está afectando de forma muy diferente a las provincias. El mapa de alertas derivado del semáforo del Ministerio de Sanidad muestra estas grandes diferencias: siete provincias están en riesgo extremo, dos en riesgo alto, 16 en riesgo medio, 18 en riesgo bajo y seis en la 'nueva normalidad'.

Este nivel de riesgo se calcula con los datos de varios indicadores. Por un lado, están los que evalúan la transmisión del coronavirus: incidencia acumulada en los últimos 14 días y 7 días, incidencia en mayores de 65 años, positividad y porcentaje de casos con trazabilidad. Por otro, los que miden la presión asistencial: la ocupación de pacientes covid en hospitales y en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). Como se indica en la siguiente tabla, hay que superar los valores en al menos un indicador de cada bloque (o más) para pasar de nivel de alerta por la covid-19.

Este semáforo de riesgos fue aprobado el pasado mes de octubre en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud. Entonces las autoridades sanitarias ya señalaron que no se debe evaluar el nivel de alerta por un único valor como es la incidencia, aunque ahora los expertos creen que los indicadores deberían actualizarse para que se mida, por ejemplo, la presión que recae sobre la Atención Primaria.

Pero, más allá de que se necesite una renovación, este documento es el que debe guiar a las comunidades autónomas a la hora de tomar medidas, aunque muchas hacen caso omiso de las recomendaciones

Sin embargo, sí hay provincias en riesgo extremo por tener una ocupación en las UCI de pacientes covid de más del 25%, como ocurre en Palencia, Huesca, Teruel, Lérida, Tarragona, Gerona y Barcelona. En las provincias de Catalunya la incidencia también está mucho más disparada que en el resto del país ya que la región tiene una incidencia de 1.216 casos por cada 100.000 habitantes. En riesgo alto están Burgos y Soria por tener una ocupación de las UCI de pacientes covid entre el 20% y el 25%.

El resto de provincias se encuentran en riesgo medio, bajo o de 'nueva normalidad', aunque por incidencia todas estén en riesgo extremo a excepción de Ciudad Real, que estaría en riesgo alto. No sucede lo mismo con la incidencia en mayores de 65 años porque, según este indicador, al menos 16 provincias estarían en riesgo medio, según refleja el último informe del Ministerio de Sanidad.

Pese a que los datos son graves, en las comunidades más afectadas por la quinta ola como Catalunya o Castilla y León ya se están ralentizando los contagios. La previsión de los expertos es que, si se mantienen las restricciones sobre el ocio nocturno, empiece a bajar la incidencia en los próximos días. La previsión sobre la saturación en las UCI es peor porque los pacientes covid que requieren ventilación mecánica pasan al menos tres semanas ingresados y, por ello, se prevé que estas unidades sigan al límite durante toda el verano.

La siguiente semana será clave para saber si se ha llegado al pico de la quinta ola y empiezan a bajar los contagios. El principal incógnita es cómo evolucionará la pandemia en las comunidades que menos restricciones tienen —Extremadura o Madrid— o en las que está subiendo más rápido los contagios ahora —Euskadi o La Rioja—.

Más noticias