Público
Público

Barcelona Condenados los dueños de una tienda de animales por dejar morir a decenas de cachorros 

El Ayuntamiento de Barcelona intervino en la tienda Mundocachorro en 2015, rescatando a 135 perros y gatos en unas condiciones deplorables, y ahora el Juzgado de lo Penal nº28 considera probado el maltrato animal. 

Publicidad
Media: 4.80
Votos: 5

Imagen de archivo de un perro en un centro de acogida de animales. / EFE

El juzgado de lo Penal número 28 de Barcelona ha condenado a los propietarios de una tienda de animales que fueron denunciados por el ayuntamiento de la ciudad a un año de cárcel y tres de inhabilitación por delitos de maltrato animal por dejar morir a decenas de cachorros.

La teniente de alcalde de Agenda 2030, Laia Bonet, ha hecho pública hoy la sentencia y ha explicado que se trata del primer juicio penal en España en el que ha sido condenada una tienda de animales por maltrato animal continuado con resultado de muerte.

El Ayuntamiento de Barcelona presentó en 2015 la denuncia contra los propietarios de 'Mundocachorro' tras decomisar 135 cachorros de perro y gatos que estaban en condiciones deplorables y el juicio se celebró el pasado 14 de octubre.

"Hoy es un día histórico en la lucha animalista, con la primera condena penal en la historia de España por estos delitos, que prueba que en Barcelona el maltrato nunca quedará impune y que somos una ciudad comprometida con el bienestar de los animales", ha declarado Bonet a los periodistas.

Se trata de la primera condena penal contra una tienda de animales por este tipo de delito

Los hechos se remontan a 2015, cuando tras una inspección del Departamento de Protección de los Animales del ayuntamiento y la Guardia Urbana se decomisaron 135 cachorros de perro y gato que se encontraban en malas condiciones en este establecimiento, situado en la calle Sicilia de Barcelona.

La inspección venía motivada por la denuncia de la entidad animalista Fundación para el Asesoramiento en Defensa de los Animales (FAADA), que había recibido quejas de compradores por la muerte de decenas de cachorros poco después de ser adquiridos en esta tienda.

El consistorio y el fiscal solicitaron en el juicio entre 13 y 18 meses de prisión, la pena máxima contemplada en el artículo 337.1 del Código Penal, que recoge el delito de maltrato animal con resultado de muerte.

El juez ha dado credibilidad a los informes municipales y a las periciales aportadas por la Fiscalía, que demostraban el maltrato continuado con consecuencia de muerte.

Los informes municipales y periciales demuestran el maltrato, que causó la muerte de decenas de animales

La sentencia reconoce que "ha resultado acreditado que los acusados ​​tenían conocimiento de que no se ofrecía el tratamiento médico adecuado a los animales que se encontraban bajo su custodia, en particular respecto a enfermedades que afectaban gravemente su salud y que llegó a provocar la muerte de varios cachorros".

Bonet ha destacado que "el hecho de que la condena recoja la inhabilitación es un gran triunfo, el comercio ilegal de animales de compañía -ha asegurado- no tiene ni tendrá nunca cabida en la ciudad de Barcelona".

"Apostamos de manera firme y decidida para proteger los derechos de los animales y esta sentencia crea un precedente para que todo el mundo sepa que perseguiremos cualquier acción reprobable que atente contra su bienestar", ha concluido Bonet.

La concejal ha recordado también el expediente sancionador incoado recientemente por el consistorio a Milanuncios y Vibbo por publicar anuncios ilícitos de animales de compañía y por hacer comercio electrónico ilegal de gatos y perros a través de sus portales webs.

En estos casos, el ayuntamiento les impuso el pasado mes de octubre una multa de 150.000 euros por haber infringido la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico, con lo que Barcelona se convirtió en la primera ciudad de España que culminó un procedimiento administrativo por comercio ilícito de animales.

El Ayuntamiento de Barcelona ha instado el cierre de siete tiendas de animales en los últimos 6 años y ha decomisado 500 perros y gatos, ha explicado Bonet, que ha anunciado que el próximo mes de febrero está previsto otro juicio, también instado por el consistorio, contra los dueños de la tienda 'Pupies', situada en el distrito de Sant Gervasi, que fue clausurada por el mal estado en que estaban los animales.

Más noticias en Política y Sociedad