Público
Público

Belarra pide a la Generalitat que impida el sacrificio de los 32 cachorros de beagle por parte de Vivotecnia

La Dirección General de Derechos de los Animales ofrece la colaboración de sus servicios veterinarios para supervisar el bienestar de los animales y pide que los perros sean cedidos a entidades de protección.

Protesta del 9 de mayo organizada por grupos animalistas para pedir la liberación de los animales del laboratorio de Vivotecnia en Madrid.
Protesta del 9 de mayo organizada por grupos animalistas para pedir la liberación de los animales del laboratorio de Vivotecnia en Madrid. Zipi / EFE

El Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 ha enviado una carta este viernes a la Generalitat para pedir que impida el sacrificio de 32 perros cachorros de la raza beagle en un proyecto de investigación de la Universidad de Barcelona y la Fundación Parc Científic de Barcelona en colaboración con los laboratorios de Vivotecnia.

En la carta, enviada desde la Dirección General de Derechos de los Animales, el Ministerio dirigido por Ione Belarra muestra su preocupación por los canes, que serían sacrificados en un proyecto de experimentación farmacológico. De esta forma se reclama que se busquen métodos alternativos para la investigación que no supongan la muerte de los 32 perros.

La Dirección General de Derechos de los Animales, en manos de Sergio García Torres, tiende la mano a la Generalitat y ofrece los servicios de Inspección Veterinaria para supervisar el bienestar de los animales durante todo el proceso de experimentación, además de ayudar para gestionar y supervisar una posible cesión de los cachorros a entidades de protección en caso de que finalmente se opte por dejar de lado el sacrificio. "Es necesario hacer todo lo posible para preservar la vida de todos los animales que, por desgracia, tengan que ser utilizados en proyectos de experimentación", dice el texto de la carta.

El caso de los cachorros ha vuelto a situar a Vivotecnia en el foco mediático. El laboratorio ya estuvo involucrado en un polémico caso de maltrato y violencia en 2021, después de que se filtrasen vídeos donde se podía ver escenas de agresiones indiscriminadas hacia perros, monos, conejos y otras especies. El caso llevo a que la Comunidad de Madrid paralizase temporalmente la actividad investigadora en uno de sus centros. 

Ahora, el posible sacrificio de 32 cachorros les vuelve a salpicar. Si bien el Ministerio de Belarra se dirige a la Generalitat, desde la Universidad de Barcelona han asegurado que esta parte del proceso de investigación no se realizará en sus instalaciones, sino en los laboratorios que Vivotecnia posee en Madrid, por lo que, de ser así, la Generalitat no tendría competencias para suspender el procedimiento requerir a las peticiones esgrimidas tanto por la Dirección General de Derechos de los Animales como por decenas de organizaciones animalistas.

Fuentes de la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid aseguran que es el laboratorio quien tiene la última decisión y que, al ser un proyecto privado, la Administración sólo tendría competencias intervenir en caso de que no se cumplieran las normativas de bienestar animal básicas articuladas desde Europa y desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería.

Los animalistas, por su parte, han convocado una manifestación el sábado 22 de enero en la Plaça Sant Jaume de Barcelona para reclamar que se paralice el sacrificio de los cachorros, previsto para el mes de marzo.

Más noticias