Público
Público
Únete a nosotros

Bendición de motos Guardias civiles denuncian el "rancio boato" de bendecir las nuevas motos de la unidad de Tráfico en Tenerife

La Asociación Unificada de Guardias Civiles ironiza sobre los efectos de la bendición sacerdotal al destacar que supone que así quedarán "protegidas no sólo contra los enemigos del alma, mundo, demonio y carne, sino también frente a delincuentes e infractores, tanto creyentes como agnósticos, ateos o ciudadanos que profesen cualquier otro credo".

Publicidad
Media: 4.50
Votos: 2

La delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, atiende a los medios de comunicación durante la presentación de las motos de la Guardia Civil en Las Palmas. EFE/Elvira Urquijo A.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles ha criticado este miércoles que el cuerpo siga "con el rancio boato" de que un sacerdote rocíe con agua bendita sus vehículos y se pregunta si ese ritual va a proteger a los agentes contra los delincuentes, además de "contra los enemigos del alma".

La AUGC se refiere así al ritual que este martes se siguió en el cuartel de La Laguna (Tenerife) en la presentación de las nuevas motos asignadas a la unidad de Tráfico de esa isla (y que hoy no se ha repetido en un acto igual en la Comandancia de Las Palmas).

Este colectivo de guardias civiles censura que el Instituto Armado siga teniendo "apego al más rancio boato que lo caracteriza" y protagonice "en pleno siglo XXI" actos que considera propios de los tiempos del NODO (el informativo del franquismo).

"La seguridad pública no es una cuestión de fe, sino de medios técnicos y humanos", denuncia la AUGC

La AUGC ironiza, además, sobre los efectos de la bendición sacerdotal que han recibido las motos del cuerpo en Tenerife, al destacar que supone que así quedarán "protegidas no sólo contra los enemigos del alma, mundo, demonio y carne, sino también frente a delincuentes e infractores, tanto creyentes como agnósticos, ateos o ciudadanos que profesen cualquier otro credo".

"Como cosas que son, los vehículos no han mostrado conmoción alguna ante esta bendición. No es el caso de los guardias civiles que también han recibido esta católica gracia, pese a que algunos de ellos son incluso fieles de otra religión", advierte.

La AUGC defiende que, como institución de seguridad pública que es, la Guardia Civil "debería estar al margen" de cualquier confesión religiosa, "respetando así la diversidad de creencias que existen en la ciudadanía española a la que sirve". "La seguridad pública no es una cuestión de fe, sino de medios técnicos y humanos. Porque la delincuencia o la amenaza terrorista no se combaten con peregrinaciones a Lourdes ni con agua bendita, sino con chalecos antibalas individuales, vehículos e instalaciones adecuados, una formación actualizada y coordinación policial. Lo contrario es seguir anclado en los tiempos del blanco y negro" dice.

La asociación anuncia que va a solicitar "la apertura de un proceso de información reservada" sobre lo ocurrido en Tenerife, "con el fin de depurar las responsabilidades derivadas de esta cuestión".

Bendecir motos no da urticaria

La delegada del Gobierno en Canarias, Mercedes Roldós, ha señalado que a ella no le da "urticaria" que un sacerdote bendiga las motos de la Guardia Civil, porque no tiene "ningún problema" con la religión que profesan la mayoría de ciudadanos españoles, "la católica".

Preguntada por las críticas que la Asociación Unificada de Guardias Civiles, la delegada ha dicho que no tiene nada que objetar al rito que se siguió en Tenerife. "En este caso el destacamento de Tenerife consideró (conveniente) bendecir y no puse ninguna pega para que se bendijera a los guardias civiles que van a tripularlas y a las propias motos", ha explicado.

Por su parte, el teniente coronel de la Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas Carlos Rodríguez, que acompañaba a Roldós en esta presentación, ha dicho sobre esta controversia que en el Instituto Armado está representado "todo tipo de personas y de religiones y cada uno lo celebra a su manera".

Ha apuntado asimismo que cada 12 de octubre "hay agentes que celebran la festividad de la Virgen del Pilar, como patrona del cuerpo, y otros que simplemente lo que celebran es el día de la Guardia Civil, pues su religión no es la católica o por lo que sea".

"No hay ningún tipo de conflicto ni hemos notado nunca que esto sea motivo de controversia, ni creo que haya que hacerla por si se bendice algo o no", ha subrayado.

Más noticias en Política y Sociedad