Público
Público

El colapso de la Atención Primaria por las bajas covid fuerza a las comunidades a adoptar medidas excepcionales

La burocracia ha atrapado a los médicos, que reclaman, junto a los sindicatos, planes de urgencia e inmediatos.

Colas de pacientes frente a un centro de salud en Madrid.
Colas de pacientes frente a un centro de salud en Madrid. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

La Atención Primaria está sufriendo lo peor de la sexta ola de la pandemia de covid. Las ya de por sí diezmadas consultas médicas se han visto de nuevo colapsadas por la explosión de contagios y, ahora además, tras las fiestas navideñas, por la avalancha de bajas laborales provocadas por el coronavirus.

"Tenemos consultas con muchas más citaciones de las que deberían y con algún día con el 90% por trámites de altas y bajas", relata Rafael Ortega, médico de familia en un centro de salud de Madrid y presidente de la Mesa de Atención Primaria del Colegio de Médicos de Madrid (ICOMEM).

Ortega reclama lo que los sanitarios llevan pidiendo desde hace mucho tiempo: ayuda de las autoridades, y más ahora para poder agilizar las tareas burocráticas. "Es incomprensible que esta actividad administrativa, en este momento, esté bloqueado la capacidad asistencial de los médicos de familia y pediatras de Atención Primaria", ha criticado el Colegio en un reciente comunicado.

El ICOMEM reclama, entre otras medidas, modificar la legislación sobre la incapacidad laboral y, por supuesto, un "refuerzo real" de la Atención Primaria. También propone extender las tareas burocráticas a todos los facultativos que realizan el reconocimiento del paciente. 

Rafael Ortega, médico de familia: "Tenemos consultas con muchas más citaciones de las que deberían y con algún día con el 90% por trámites de bajas"

La gravedad de la situación ha provocado que las comunidades autónomas hayan empezado a desarrollar nuevas estrategias, medidas excepcionales que hasta ahora no se habían tomado, para tratar de solventar la saturación de los centros de salud. 

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, aseguró este miércoles que ya se puede emitir la baja y el alta por covid en una sola visita al médico en algunas comunidades. Catalunya, Murcia o País Valencià ya han aprobado la gestión automática de las bajas y altas. Incluso en algunos territorios, como es el caso de Euskadi o Canarias, se puede solicitar el papeleo desde casa, a través de un formulario web o con un número de teléfono.

Cómo no, la puesta en marcha de estas medidas tampoco ha estado exenta de polémica. La Comunidad de Madrid ha reclamado al Gobierno central cambiar la legislación actual para que los médicos puedan emitir a la vez los partes de baja y alta. El Ministerio de Sanidad ha respondido que cada autonomía tiene su propio sistema y que no es necesario ningún cambio normativo. La polémica ha llegado hasta Twitter, donde el ministro de Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, recordaba al Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso que "es una cuestión que depende de los procedimientos internos de gestión de cada comunidad".

Algunas comunidades, como Asturias, apuestan por repartir las cargas burocráticas con los rastreadores o fomentar la vía telemática 

Más allá de la guerra de Madrid con el Gobierno de Pedro Sánchez, otras comunidades han apostado, por su parte, por repartir las cargas burocráticas con los rastreadores, como es el caso de Asturias, o fomentar la vía telemática. Pocas, por no decir casi ninguna, están planteando refuerzos de personal.

Rafael Ortega valora de forma positiva cualquier medida que pueda reducir el tiempo que los sanitarios deben dedicar a la burocracia. Y es que, como denuncia en una conversación telefónica con Público, "recae mucho trabajo sobre nosotros". El también vocal de Atención Primaria del ICOMEM hace hincapié en que el problema no es solo la carga de trabajo, sino también la falta de profesionales y recursos. 

"Los médicos de familia llevan pidiendo bastante tiempo más medicina y menos trámites burocráticos", incide, por su parte, Paco Salvatierra, portavoz de Prevención en Atención Primaria de Comisiones Obreras en Madrid. "Todas las unidades médicas, todos los médicos, están movilizados con asuntos derivados de la pandemia", apunta. Salvatierra aplaude cualquier medida que sirva para "agilizar", pero reclama una estrategia común pactada entre el Gobierno y las comunidades.

Paco Salvatierra, de CCOO Madrid: "Los médicos de familia llevan pidiendo bastante tiempo más medicina y menos trámites burocráticos"

Ortega también pide la puesta en marcha de un plan integral en toda España para solucionar, además, otro grave problema: el agotamiento. El médico advierte del efecto del estrés y el cansancio que lleva haciendo mella en el personal sanitario desde que estalló la pandemia. Raro es el centro de salud que no se encuentre diezmado por la covid. La ratio ideal de pacientes, entre 35 y 40 al día, se ha convertido en una utopía, y los médicos no pueden más.

"Existe hartazgo, agotamiento, estrés y mucha tensión entre el personal de los centros de salud y hospitales, un mal al que las administraciones sanitarias han sido incapaces de ponerle cura", ha criticado este jueves Ana Francés, secretaria de Salud, Sociosanitarios y Dependencia de UGT Servicios Públicos.

Los cientos de miles de casos que se contabilizan a diario, más de un millón en diciembre, tienen "prácticamente abducidos" al personal de los centros de salud con seguimientos de "catarros" o "asintomáticos" y sus correspondientes bajas laborales, unas 600.000 el mes pasado, apunta UGT. El sindicato pide a Sanidad y a las comunidades más medidas, e inmediatas, para salvar los centros de salud y las urgencias porque, como advierte, sin la Atención Primaria "es imposible salir de la crisis sanitaria que nos azota".

Más noticias