Público
Público

La comercialización del 8M: las marcas se suben al carro del feminismo

Desde tiendas de maquillaje hasta cadenas de comida rápida ofrecen descuentos y promociones especiales por el Día Internacional de la Mujer. Las críticas por comercializar la causa que lucha por la igualdad con un fin económico abundan en las redes sociales.  

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

Pancartas con lemas feministas durante la manifestación del 8M en Madrid.-JAIRO VARGAS

Al movimiento feminista en auge no solo se han unido ciudadanos, también lo han hecho las marcas. Aprovechando el tirón de la causa, en los últimos días han aflorado los descuentos y promociones en productos y servicios, como si se tratase de una suerte de Black Friday feminista. Aunque la legitimidad de estas campañas se encuentra en entredicho y las críticas se han multiplicado en las redes sociales, no son pocas las firmas que han aprovechado la celebración del Día Internacional de la Mujer para hacer negocio.

Las primeras en unirse a esta estrategia de marketing, han sido las tiendas de cosméticos y de maquillaje. Así, la perfumería Douglas, bajo el lema "empodera tu belleza" ofrecía un promoción y especial, al igual que la tienda de maquillaje Kiko Milano, que aprovechaba para felicitar el día de la mujer con un descuento en tu "maquillaje favorito".

No solo las marcas de belleza se suman a este tipo de acciones comerciales. Lo ha hecho la página de descuentos Groupon, que aumentaba sus rebajas para celebrar el día de la mujer. También cadenas de comida rápida como Starbucks y Dunkin Donuts, cines y tiendas de ropa deportiva. Entre las marcas tecnológicas, que han tratado de aprovechar el 8M se encuentra Sony y algunas aplicaciones para smartphone que ofrecen un mes de su servicio de pago gratis. Más allá de estos sectores, tiendas de bolsos, zapaterías y gimnasios también han aprovechado para bajar los precios de sus productos y servicios, incluso se han llegado a organizar sorteos.

Las críticas en las redes sociales no se han hecho esperar. La técnica publicitaria parece de mal gusto a muchos usuarios de Twitter. Entre las principales críticas, la utilización de un movimiento reivindicativo para lograr un rédito económico y la de no mojarse por la causa más allá de este día. Además, alegan que no hay nada que celebrar, que no hay que regalarle nada a nadie ni se debe felicitar el día. 

La indignación de las mujeres ante este hecho, que adquiere fuerza a la misma velocidad que el feminismo, lleva a muchas a recordar que por lo que se lucha en este día es por la igualdad y que no es un día para realizar compras, ya que además de la huelga laboral y estudiantil estaba convocada la de consumo.

Más noticias en Política y Sociedad