Público
Público

Crisis del coronavirus La Comunidad de Madrid privatiza 'a dedo' el servicio de rastreadores por 200.000 euros

El PSOE tacha de "esperpento y escándalo" la contratación a Quirón de un equipo de 22 sanitarios se encargará de realizar encuestas de seguimiento en los próximos tres meses. Los sindicatos defienden recurrir al personal sanitario eventual que trabajó frente al impacto inicial de la pandemia y cuyos contratos no fueron luego renovados.

La Comunidad de Madrid registra hasta la fecha 22 rebrotes controlados
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso..

público

La Comunidad de Madrid ha adjudicado por la vía de urgencia al grupo Quirón un servicio de rastreo compuesto por 22 sanitarios -dos de ellos médicos- para realizar entrevistas y segumientos durante los próximos tres meses.

El contrato ha sido adjudicado por un procedimiento de urgencia a Quiron Prevención, S.L., lo que supone en la práctica una adjudicación 'a dedo'. El importe del contrato asciende a 194.223 euros. Así figura en el portal de contratación, según ha adelantado eldiario.es.

La duración del contrato es por tres meses y el equipo estará formado por veinte auxiliares y dos médicos quienes deberán realizar entre 190 y 220 encuestas diarias, al menos.

El senador y portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea de Madrid José Cepeda ha criticado al Gobierno de la Comunidad, que lidera Isabel Ayuso (PP), por pasar "en solo unos días de pedir rastreadores gratis en universidades a privatizar un servicio esencial con la excusa de que no había tiempo para formarlos".

Cepeda ha tachado de "esperpento y escándalo" la adjudicación de los rastreos a una empresa y ha considerado que el Gobierno de la Comunidad de Madrid está "mareando la perdiz" desde que acabó el estado de alarma a finales de junio.

De pedir voluntarios a pagar 3.000 euros por rastreador

"De pedir voluntarios gratis hace solo unos días ahora ofrece casi 3.000 euros por rastreador al mes", ha apuntado José Cepeda, quien ha lamentado la "falta de planificación" del Gobierno de Ayuso que, a su juicio, lleva a cabo "acciones de forma improvisada".

Tras preguntarse por lo que va a ocurrir a partir de septiembre con el transporte público y la "vuelta al cole", ha afirmado que no hay "ninguna" respuesta del Gobierno de Ayuso, "más dedicado a ocultar datos y a buscar la confrontación con el Gobierno de Pedro Sánchez" .

"(Ayuso) Debería preocuparse más por la salud de los madrileños y no en que se haga negocio con ella", ha añadido.

La escalada se multiplica

La escalada se ha multiplicado por 6 en agosto dentro del territorio sanitario de la Comunidad de Madrid. Horas antes de firmarse la licitación, el Gobierno autónomo admitió las dificultades por las que atraviesa para cubrir los puestos ofertados de rastreadores.

La Comunidad de Madrid sólo dispone 800 rastreadores -cuando las organizaciones médicas aconsejan 1.200- y realiza 5.000 PCR menos al día que las comprometidas ante el Ministerio de Sanidad.

El sindicato CC.OO. ha criticado esta adjudicación a dedo del servicio de rastreo. Los sindicatos defienden la contratación de los 1.291 eventuales con titulación sanitaria que fueron contratados entre marzo y mayo para hacer frente al impacto inicial de la pandemia y cuyos contratos no fueron renovados.

La contratación a dedo al grupo Quirón llega después de los intentos del gobierno regional para cubrir los puestos de rastreadores entre personal voluntario a través de la universidad Complutense. Y después de emitir informes donde se borraron datos sobre asintomáticos y el informe epidemiológico del 4 de agosto que cuestionaba las prácticas regionales y el reclutamiento de rastreadores entre estudiantes universitarios.

El gobierno regional también intentó que una posible colaboración del personal de los ayuntamientos con los equipos multidisciplinares de vigilancia y control epidemiológico de la Dirección General de Salud Pública, a través de la Federación Española de Municipìos y Provincias (FEMP).

Más noticias de Política y Sociedad