Público
Público

Acoso sexual Condenan a un año de prisión a un hombre por acosar a su expareja en Alicante

Tras romper una relación sentimental, el procesado realizó una media de 15 llamadas al día a su expareja durante dos meses para que volviera con él. La juez también le ha prohibido acercarse a menos de 500 metros de la víctima y de comunicarse con ella durante un periodo de tres años.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Mujeres en una marcha contra las violencias machistas - Imagen de archivo / EUROPA PRESS

Un hombre de 38 años vecino de una localidad de Alicante ha sido condenado a un año de prisión por un delito de acoso en el ámbito de la violencia contra la mujer ya que tras romper una relación sentimental que duró dos meses se dedicó a llamar una media de 15 veces diarias desde su teléfono y otros terminales así como a mandar mensajes a su expareja para que volviera con él.

El fallo, contra el que cabe recurso, impone además al procesado la prohibición de acercarse a menos de 500 metros de la víctima y de comunicarse con ella por cualquier medio durante un periodo de tres años, así como al pago de las costas derivadas del procedimiento judicial.

La sentencia de un juzgado de Almería, de donde es la víctima, considera probado que el acusado, tras cesar la relación sentimental a mediados de septiembre del pasado año, "no ha dejado de llamar" a la víctima con el ánimo de "amedrentar" a la mujer y "continuar la relación" al no haber aceptado la ruptura.

En este sentido, el acusado trataba de contactar telefónicamente con ella, para lo que empleaba también el móvil de algún amigo, de forma que en dos días llegó a recibir casi 60 llamadas a través de distintos terminales. El acusado también le mandaba mensajes en los que decía que quería hablar con ella, por lo que hasta que no la encontrara no iba a parar.

La sentencia prueba que el acusado "no ha dejado de llamar" para "amedentrar" a la mujer y "continuar la relación"

La juez destaca la declaración "rotunda, creíble, fiable y persistente" de la víctima, quien aclaró que aunque en otros procedimientos había retirado la denuncia o no había declarado contra el acusado, en esta ocasión "tenía que seguir con la denuncia porque tenía miedo y se encontraba mal". Según se refleja en los fundamentos, las llamadas de acoso continuaron hasta el 24 de noviembre de 2016 --Día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer--, cuando decidió poner una denuncia.

La víctima, que se vio obligada a darse de baja en sus redes sociales para evitar el contacto, sufrió una "gran angustia y desasosiego" por el comportamiento del acusado, quien "ni siquiera se ha molestado en ofrecer su versión exculpatoria" puesto que no acudió al juicio.

016. Teléfono contra la violencia de género. Es gratuito y no deja rastro en la factura.

Más noticias en Política y Sociedad