Público
Público

Crisis migratoria El Open Arms comunicará a España su situación de "completo desamparo"

La ONG afirma que "desobedecer" el fallo del tribunal italiano que levantó el veto del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, para entrar en sus aguas territoriales puede ser constitutivo de un delito de prevaricación.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Migrantes en la cubierta del Open Arms, fondeado en Lampedusa (Italia) EFE

El Open Arms va a comunicar a España la situación "crítica" y de "completo desamparo" en la que se encuentra el buque, bloqueado a pocos metros de la isla italiana de Lampedusa sin poder desembarcar a los 134 migrantes que lleva a bordo por una "maniobra maléfica" por parte del Gobierno italiano.

Así lo ha anunciado el fundador de la ONG, Óscar Camps, a través de un vídeo difundido por la organización, en el que advierte de que "desobedecer" el fallo del tribunal italiano que levantó el veto del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, para entrar en sus aguas territoriales puede ser constitutivo de un delito de prevaricación.

De ahí que hayan pedido a la Fiscalía italiana a actuar; de hecho, la de Agrigento (Sicilia) ha abierto ya una investigación por secuestro de personas. Precisamente fue esa misma fiscalía la que abrió una investigación en agosto de 2018 contra Salvini por los delitos de secuestro, arresto ilegal y abuso de poder después de haber retenido durante cinco días a más de un centenar de inmigrantes en Catania.

Además, el fiscal de menores de Palermo ya ha asignado tutores a todos los menores a bordo, según la ONG, que cree que se trata de "un paso importante, pero la burocracia ralentiza el procedimiento y deben ser desembarcados lo antes posible".

"Estamos desamparados absolutamente, es una situación de desamparo y de desatención", ha censurado Camps, quien ha criticado que les están pidiendo informes individuales de cada inmigrante presente en la embarcación, lo cual "dilataría muchísimo más la estancia aquí". "Es todo un entresijo, una maniobra maléfica para entretenernos aquí", ha lamentado.

La nave lleva desde las primeras horas del jueves fondeando frente a las costas de Lampedusa sin poder atracar tras haber pasado 14 días en alta mar; el fallo judicial que anuló la prohibición de Salvini aludía a que "la situación de gravedad y urgencia excepcionales" justifica su entrada en aguas territoriales "para que las personas rescatadas que lo necesiten reciban asistencia médica".

En su decimoquinto día en el mar, la situación a bordo de la nave "sigue siendo crítica, sobre todo por temas médicos y psicológicos" y "precisa una evacuación global", que ya ha solicitado la organización, aunque sin respuesta.

Por todo ello, la ONG ha decidido informar al Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo de España (el buque tiene bandera española) de una situación que ha insistido, es de "completo desamparo ante la ejecución de la ley".

Más noticias en Política y Sociedad