Público
Público

Crisis migratoria Los migrantes saltan del Open Arms para nadar hasta Lampedusa tras 19 días de bloqueo: "La situación está fuera de control"

Esta madrugada se ha evacuado a ocho personas y a un acompañante del barco por motivos médicos. Poco después, uno de los rescatado se lanzaba al mar, desesperado por el largo y extenuante bloqueo. Otros nueve hicieron lo mismo horas más tarde. La ONG pide un solución urgente y sigue descartando el viaje hasta Baleares, única oferta del Gobierno español. 

Varios migrantes saltan por la borda del Open Arms para llegar a nado a la isla italiana de Lapedusa, desesperados tas 19 días encerrados en el barco español.- REUTERS

público / EUROPA PRESS

Continúa el bloqueo del Open Arms tras 19 días en el Mediterráneo con cien migrantes rescatados, y la tensión y desesperación a bordo empeoran cada vez más, hasta el punto de varios de ellos han comenzado a lanzarse al agua. Al menos 15 personas han intentado abandonar el barco y llegar a tierra, apunta la ONG.

Entre las evacuaciones de los últimos días de varios migrantes por razones de salud e inestabilidad psicológica, de varios acompañantes de estos, de los 27 menores que quedaban en el barco y el rescata de los que ahora, hartos y desesperados, saltan por la borda, quedan a bordo del Open Arms 90 migrantes.

Este martes, la tripulación amanecía sobresaltada después de que uno de los migrantes se tirara al mar para intentar llegar a nado a la isla italiana de Lampedusa, a apenas 800 metros, un puerto que el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, sigue empeñado en mantener cerrado para el desembarco.

Pocas horas después, otros nueve migrantes han seguido los pasos del primero y han saltado por la borda para tratar de llegar de una vez a tierra firme, ha informado la ONG en Twitter.

La ONG catalana ha asegurado que los socorristas y guardacostas italianos intentan rescatarlos pero advierten, como llevan haciendo desde este fin de semana, de que "la situación está fuera de control" y que necesitan un puerto de forma urgente porque no pueden garantizar la seguridad de los rescatados.

A lo largo de la mañana, otros rescatados han repetido la situación y ya son 15 de ellos los que han saltado, al ver que algunos de los rescatados tras lanzarse al mar han sido llevados al puerto de la isla italiana. Según Open Arms, cinco de la quincena de migrantes que han intentado llegar nadando han sido llevadas a Lampedusa tras ser rescatados por personal de la ONG y de la barca de rescate de los guardacostas y Guardia di Finanza italiana que vigilan la descontrolada situación a bordo del buque catalán.

Nueve evacuados

La ansiedad y la incertidumbre hacen mella en unos migrantes rescatados a principios de mes que ya han pasado por un traumática situación que sigue agravándose ahora a bordo, con el agua y los alimentos racionados y sin una solución a la vista.

Ocho personas y un acompañante han sido evacuadas en la madrugada de este martes de la embarcación por motivos médicos. "Quien no quiera ver la situación insostenible a bordo es que es incapaz sentir empatía por el dolor ajeno", señalan desde la organización tras informar de la evacuación "autorizada".

"Confinados en una caja de hierro, el agua racionada, comida racionada... la situación empieza a parecerse a la de un centro de detención libio pero en aguas territoriales italiana", ha escrito el fundador de la ONG, Òscar Camps, en Twitter.

Un fiscal italiano vuela a Lampedusa

Ante el caos desatado, el fiscal de Agrigento (Sicilia), Luigi Patronaggio, ha volado en helicóptero a la pequeña isla ante la gravedad de la situación, que ha calificado de "explosiva". Dijo que se ha trasladado allí, con un equipo de médicos, para "restaurar la calma y evitar que alguien resulte herido".

Los médicos han atendido en el muelle a algunos de los migrantes que se lanzaron al agua y que fueron rescatados por la Guardia Costera italiana.

No es la primera vez que un migrante se lanza al mar para alcanzar Lampedusa en estos 19 días, puesto que al menos cuatro personas se lanzaron al agua el domingo. En ese momento, Camps advirtió: "Avisamos hace días, la desesperación tiene límites".

"Quien no quiera ver la situación insostenible a bordo es que es incapaz sentir empatía por el dolor ajeno", señalan desde la organización tras informar de la evacuación "autorizada".

La crisis del Open Arms ha agudizado la tensión entre los gobiernos de España e Italia y de estos con la ONG, que sigue viendo inviable la posibilidad de zarpar a Baleares y ha propuesto trasladar a los inmigrantes en avión.

Un día después de que el Ejecutivo ofreciera por primera vez un puerto desde que se desencadenó esta crisis el pasado 1 de agosto, la vicepresidenta en funciones, Carmen Calvo, ha acusado a Italia de "saltarse las leyes" y contravenir "todas las normas", por lo que ha dejado la puerta abierta a denunciar a sus responsables ante el Tribunal Internacional de Derechos del Mar de Hamburgo.

Sin embargo, Calvo también ha dirigido sus críticas a la ONG, sugiriendo que tuvo la oportunidad de atracar en Malta después de que el Gobierno estuviera trabajando "todo el tiempo" en esta alternativa y, sin embargo, no lo hizo.