Público
Público

Divulgación Científica Personas con discapacidad intelectual enseñan ciencia en un canal de Youtube

Una asociación de Bailén ha puesto en marcha el único programa de divulgación científica inclusiva audiovisual en España, PDICiencia, que ha recibido varios premios por su carácter innovador y su contribución a la integración.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

PDI Ciencia ha recibido el Premio Internet 2018 y el Premio Somos Digital 2019 por su labor divulgativa. / PDI Ciencia

PDICiencia, un programa audiovisual de divulgación científica hecho por personas con discapacidad intelectual de la provincia de Jaén y difundido a través de Youtube, ha obtenido varios galardones por su labor pionera en el campo de la integración, entre ellos el Premio Internet 2018 al mejor proyecto de Innovación Social, Investigación y Emprendimiento en la red en habla hispana. Este proyecto, único en España, se enmarca en el objetivo de la llamada ciencia inclusiva: acercar los conocimientos científicos a sectores de la población a los que no llegaba a causa de su discapacidad y exclusión.

“Los dos grandes olvidados de los medios de comunicación, las personas con discapacidad intelectual y la comunidad científica, se unen para arrojar luz en estos tiempos convulsos, donde la ignorancia se vende como virtud y la solidaridad cada vez está más cara”. Así se presenta PDICiencia en la página de Youtube que ha alcanzado cerca de 20.000 visualizaciones gracias a un proyecto que cuenta con la financiación de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

Diego Ortega, ilustrador científico y divulgador, es el padre de la idea, quien puso en marcha el proyecto en 2017 con la Asociación de Familiares y Amigos de Personas con Discapacidad Intelectual de Bailén (AFAMP). Lo comentó con algunos científicos y a todos les pareció muy interesante utilizar “la divulgación de la ciencia como vehículo para lograr la plena inclusión”. Ortega contaba, además, con la experiencia de los talleres de audiovisual en los que habían participado, detrás y delante de las cámaras, varios de los residentes en el centro de AFAMP. Había apoyos, había ‘profesionales’. Sólo había que lanzarse. Y se lanzaron.

Diego Ortega, ilustrador científico y divulgador, es el padre de la idea y quien puso el proyecto en marcha en el año 2017

Y en la piscina había agua. Mucha agua. Empezaron con un programa sobre la labor del Instituto de Astrofísica de Andalucía y siguieron con otros sobre los yacimientos arqueológicos de Atapuerca y entrevistas a eminencias como Miguel Delibes, director de la Estación Biológica de Doñana durante 12 años, a un biólogo descubridor de una nueva especie de anfibio en el mundo, al que fue director de la Estación Internacional de la Antártida, Jerónimo López, o a Eduardo Oliver, investigador del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares y coordinador del programa Ciencia en el Parlamento que informa a los grupos del Congreso de los actuales rumbos científicos. En estos dos años han tocado casi todos los palos de la ciencia en una veintena de vídeos, en los que el humor y la música ayudan a digerir los conocimientos más sesudos.

Un equipo formado por unas quince personas, entre presentadores, reporteros, operadores de cámara y figurantes, más de la mitad con una discapacidad intelectual, se encarga de la elaboración de estos programas de youtubers científicos inclusivos. Enrique Bermúdez e Iluminada Castillo, Lumi, son los que dan la cara y quienes han llegado a formar una magnífica pareja de presentadores gracias a su buen humor y espontaneidad. A ellos, que proceden de las sierras de Cazorla y Segura y residen desde hace años en el centro de AFAMP, les encanta su nuevo ‘trabajo’. “Nos lo pasamos muy bien, nos gusta mucho hablar con la gente, hacer entrevistas, conocer gente nueva”, dicen, aunque Lumi reconoce que al principio le daba algo de vergüenza ponerse delante de una cámara.

Mejora de la autoestima

Esa espontaneidad, esa empatía emocional extraordinaria de las personas con discapacidad intelectual como Enrique y Lumi, son precisamente las que, según el director de PDICiencia, querían aprovechar para llevar a cabo este proyecto audiovisual de divulgación científica. “Queremos empoderar a estas personas, convertirlas en agentes de su propio cambio, que no sean meros espectadores, para ayudarles así a que tengan una mejora de la calidad de vida”, explica Diego Ortega.

“Queremos empoderar a estas personas, convertirlas en agentes de su propio cambio", Diego Ortega

Y tras dos años de programa, se han notado los cambios, asegura el director, sobre todo en cuanto a la mejora de la autoestima de quienes participan en un proyecto que ha contribuido a derribar el tabú de la segregación de las personas con discapacidad en parcelas muy determinadas, un tabú que impedía, por ejemplo, que pudiesen acceder al conocimiento de la ciencia.

De la simplificación del mensaje que se trabaja en PDICiencia se pueden beneficiar, además, otros colectivos con dificultades para entender conceptos científicos complejos de difícil comprensión, lo cual, según Ortega, puede amplificar considerablemente el público al que van dirigidos los programas de divulgación que realiza este equipo formado esencialmente por personas con discapacidad. “Es necesario que la difusión de la ciencia sea más social, más democrática, porque muchas veces no llega al gran público porque no se explica con sencillez”, advierte.

Este proyecto de ciencia inclusiva no se limita, además, a la realización de los vídeos que se difunden en Youtube. También lo han llevado a las aulas universitarias, mediante un programa financiado por la Fundación Once y la Universidad de Jaén, para enseñar a los estudiantes el trabajo divulgativo que están llevando a cabo y lo que pueden llegar a hacer personas con discapacidad intelectual si se les da la oportunidad. Y en el próximo curso, según su responsable, pretenden hacer lo mismo en centros de Educación Primaria y Secundaria de la provincia jiennense.

Y toda esta labor no ha pasado desapercibida. PDICiencia ya ha obtenido, aparte del mencionado Premio Internet 2018, el Premio Somos Digital 2019 por su trabajo a favor de la inclusión social a través de las tecnologías de la información y la comunicación, ha sido distinguido con el mejor proyecto para la Fundación Universia en la convocatoria de ayudas a proyectos inclusivos en la categoría de Cultura, y ha sido finalista en dos ediciones del Festival Internacional de Cine y Discapacidad de Barcelona, Inclús.

Enrique y Lumi, caras visibles del canal, junto a Diego Ortega, director del programa, en los Premios de Internet. / PDI Ciencia

Y no sólo eso. El equipo que realiza PDICiencia ha participado ya en un gran número de encuentros y congresos de divulgación científica de toda España, donde sus integrantes han tenido la oportunidad de explicar su trabajo. La Noche Europea de los Investigadores, el Congreso de Comunicación Social de la Ciencia en Córdoba, las Jornadas de Divulgación Inclusiva de la Ciencia en Valencia y Spacein la Red Inclusiva del Espacio son algunos de los eventos a los que han asistido. “Eso es lo que me gusta a mí, ir a los congresos, conocer gente”, dice Enrique Bermúdez, a quien en la web del programa presentan así: “Todo un crack delante y detrás de las cámaras. Hay que echarle de comer aparte, le gusta más la divulgación científica que el jamón de bellota. ¡Un Ondas ya!".

Pero en eso de viajar Enrique tiene un duro competidor en otro de los integrantes del equipo, porque de Juan Martínez dicen en la misma web: “El reportero más dicharachero de la comunicación científica. Le gusta viajar más que al mochuelo de Trip Advisor. Una vez le das un empujón, ya no hay quien lo pare”.

Más noticias en Política y Sociedad