Público
Público

Emergencia climática Extinction Rebellion bloquea el acceso a la sede de Repsol para visibilizar la emergencia climática

Las activistas han realizado una representación con sangre falsa derramada por las especies extinguidas y la pérdida de biodiversidad provocada por la actividad humana. Han utilizado pancartas y máscaras durante la protesta.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Extinction Rebellion bloquea el acceso a Repsol para visibilizar la emergencia climática. Extinction Rebellion

Este lunes Extinction Rebellion, en un acción pacífica bloqueó la entrada de vehículos a la sede de Repsol, a la vez que se realizaba un espectáculo artístico en el que se representaba la sangre derramada de las especies extinguidas, así como la pérdida de biodiversidad provocada por la actividad humana. Sangre falsa derramada por el suelo, máscaras, cánticos y pancartas son algunas de las herramientas con las cuales los activistas reflejaban la tragedia que hoy se está experimentando por todo el planeta.

La acción de desobediencia pacífica de Madrid tuvo como foco la sede de la empresa petrolera Repsol; que se sitúa en la posición 23 del ránking de empresas que mayores emisiones de CO2 tuvieron a nivel internacional en 2017. Por este motivo, se trata de la empresa con mayor responsabilidad a nivel español en la contribución al cambio climático.

Desde el respeto y conscientes de la disrupción e inconveniencia de las acciones para con las personas trabajadoras de la empresa, se procedió al reparto de folletos explicativos del motivo de la acción en el que se explicaban las demandas del movimiento, así como la urgencia de la situación climática de acuerdo con la evidencia científica.

Desde su comienzo en Reino Unido en abril del 2018, Extinction Rebellion ha dado la vuelta al mundo y hoy en día cuenta con presencia en 49 países. Cientos de miles de personas de hasta seis continentes y 33 países se manifestarán para resaltar la crisis climática a la que se enfrenta el planeta, y denunciar la inacción por parte de gobiernos ante la realidad constatada por la comunidad científica

La inacción de los gobiernos

La Rebelión tiene como enfoque obligar a que los gobiernos globales declaren por fin una emergencia climática, y acceder a tres demandas centrales: Que el gobierno y los medios de comunicación digan la verdad sobre la situación de extrema gravedad y urgencia climática y ecológica en la que nos encontramos, que el gobierno apruebe leyes y políticas vinculantes para reducir las emisiones de carbono a cero neto para 2025 y que se acepte que una asamblea ciudadana monitorice y asegure los cambios necesarios de una manera justa y democrática.

En Barcelona, se ha convocado a una manifestación a las 18:30 en Plaza Catalunya dónde se empezará una procesión de luto hacia la plaza de Sant Jaume, donde se encuentran las sedes del ayuntamiento de Barcelona y el Govern de Catalunya. Este luto representa a las especies extintas y a las que están en vía de extinción.

La semana de rebelión ha recibido el apoyo de científicos, artistas, actores y ciudadanos de a pie de todo el mundo

Valencia une fuerzas con el movimiento Juventud por el Clima y juntos presentarán una performance en la Plaza del Ayuntamiento demostrando la muerte lenta a la que estamos sometiendo a nuestro planeta.

En Palma de Mallorca y Granada se hará una lectura pública de la Declaración de Rebelión que se publicó el pasado 8 de abril y la cual ha triplicado el número de firmantes en el mismo tiempo. En la entrada principal de Puerto Real (Cádiz) se desplegará una pancarta gigante con el logo de Extinction Rebellion y que reza, "Contra la extinción, rebelión. No hay planeta B".

Ante la inacción de los gobiernos, y con el aval de la certeza científica, el germen de una idea se ha llevado a todos los rincones del planeta. Desde la semana pasada el mundo entero ha visto un brote de acciones contra el cambio climático, como antesala a la Semana Internacional de la Rebelión. La semana ha recibido el apoyo de científicos, artistas, actores y ciudadanos de a pie de todo el mundo.

Así, animan a unirse a las protestas a todas aquellas personas que se niegan a legar un planeta moribundo a las generaciones futuras por no actuar ahora mismo, y a quienes consideran que todas las especies con las que compartimos la Tierra merecen que se respete su existencia como lo que son, un elemento fundamental de la trama de la vida que nos sustenta a todas.

Más noticias en Política y Sociedad