Público
Público

Un empresario cobró del Instituto Nóos por los Illes Balears Forum antes de que se celebraran

Durante su interrogatorio, el propietario de la empresa Advanced Leisure Services ha asegurado que desconocía "los acuerdos de Nóos y el Govern Balear".

Imagen de la sala donde se celebra el juicio por el caso Nóos, en la décimosegunda jornada de interrogatorios a testigos.

EUROPA PRESS

PALMA DE MALLORCA.- El propietario de la empresa Advanced Leisure Services, Cecilio Díaz, quien este miércoles ha sido interrogado como testigo en el juicio del caso Nóos, ha manifestado que emitió diversas facturas contra el Instituto Nóos por los denominados Illes Balears Forum meses antes de que fuese firmado el convenio para la celebración del evento, si bien ha aseverado que "nosotros no sabíamos los acuerdos de Nóos y el Govern".

"Es como convenimos los pagos", ha aseverado el empresario al ser preguntado por la fiscal anticorrupción Ana Lamas sobre por qué facturó en abril de 2005 cuando el foro fue en noviembre. El testigo se ha desvinculado de las negociaciones entre el Instituto y el Ejecutivo balear.

El empresario ha señalado que acordó con Nóos facturar un importe mensual y a final de año puesto que "entendíamos que era un trabajo que realizábamos en el tiempo. Lo que hicimos fue proponer un presupuesto y mensualizarlo".

Interpelado por un viaje que realizó a México facturado al Instituto Nóos, ha recordado que tanto Iñaki Urdangarin como su exsocio Diego Torres le pidieron que acudiera en nombre de la entidad "para preparar una cumbre" en el país. No obstante, ha asegurado desconocer que los gastos fuesen repercutidos a las arcas del Govern balear.

Del mismo modo, ha recordado que, en el marco de uno de los trabajos de consultoría que su empresa llevó a cabo con motivo del foro de Baleares, se trata de un servicio que le pidieron a través de Aizoon, la empresa de la que Urdangarin es propietario junto a la Infanta Cristina, que así hizo su trabajo.

En este sentido, la fiscal le ha señalado que, tal y como consta en el sumario, el precio del producto acabó duplicándose por cuanto Advanced Leisure emitió una factura de 25.000 euros más IVA contra Aizoon, ésta a su vez facturó 30.000 euros más IVA contra Lobby Comunicación, y finalmente esta última facturó 40.000 más IVA contra Armiñana.

Ante esto, el testigo ha manifestado no conocer al cliente final puesto que el servicio que prestó "lo pidió Aizoon bajo un presupuesto previo que me da la misma Aizoon".

Más noticias