Público
Público

WikiLeaks Así fue como extorsionaron a Julian Assange con correos electrónicos

Según informa la Cadena Ser, los cabecillas llegaron a pedir a Wikileaks el pago de tres millones de euros para recuperar la información si no querían que ésta fuese difundida en diferentes medios de comunicación.

Publicidad
Media: 4
Votos: 4

El fundador de WikiLeaks, Julian Assange, a su llegada al juzgado en Londres. /AFP

La Policía Nacional detuvo el pasado viernes a cuatro personas por presunta extorsión al fundador de Wikileaks, Julian Assange, con imágenes personales de sus dos últimos años en la embajada de Ecuador en Londres. La Cadena Ser ha tenido acceso a los documentos que confirman el chantaje al activista.

Se trata de un total de 40 correos electrónicos, entre los que figuran documentos como textos, fotografías, vídeos y conversaciones de WhatsApp, interceptados en la Embajada de Ecuador en Londres, y que, según ha podido saber el citado medio, comenzaron el pasado 8 de marzo y se prolongaron hasta el pasado 10 de abril, capitaneados por un grupo de extorsionadores y los propios abogados del exhacker.

Según las mismas informaciones, una vez presentada la denuncia por la presunta extorsión a Assange, la policía ha podido controlar los últimos cinco 'mails', a los que a tenido acceso en su totalidad la cadena Ser. En ellos, se confirma el chantaje al que fue sometida la organización liderada por Assange para recuperar las grabaciones, por las que que los extorsionadores llegaron a pedir tres millones de euros. Una cantidad que finalmente rebajaron a la mitad.

Los cabecillas advertían a Wikileaks que, de no pagar el rescate por los documentos, pasarían la información -obtenida por espionaje- a diferentes medios de comunicación

El modus operandi era siempre el mismo. Los cabecillas advertían a Wikileaks que, de no pagar el rescate, pasarían los documentos -obtenidos por espionaje, a diferentes medios de comunicación. Según la cadena Ser, el momento clave de la investigación llega cuando uno de los detenidos afirma tener un audio de Assange en conversación con el Presidente de Ecuador y Mike Pompeo (jefe de diplomacia de EEUU).  Es precisamente en ese correo en el que uno de los extorsionadores le dice al editor jefe de Wikileaks que Assange teme por su vida y que Ecuador pretende deshacerse de la empresa de manera ilegal. 

Así continúan los correos. Casi medio centenar. Sin embargo, José Martín Santos, el periodista arrestado como uno de los presuntos cabecillas, niega los hechos y dice estar siendo perseguido por la policía. Una situación por la que solicita al editor jefe de Wikileaks que exija al abogado de Assange, Carlos Poveda, que dejen de "coaccionarlos"

Sin embargo, según ha podido comprobar la Ser, el último correo enviado por José Martín Santos se trata de una negociación para llegar a un acuerdo y cerrar un precio. "La agencia tendría suficiente con 1.500.000 euros libres de impuestos y pagado por transferencia documental y legal. La operación se puede llevar a cabo desde la oficina de mi abogado y con la presencia de los abogados de Assange", asegura la cadena.

La extorsión no llegó a cerrarse y los cuatro arrestados fueron puestos a disposición judicial en Madrid, lugar donde se presentó la denuncia. Sin embargo, tras tomarles declaración, todos han quedado en libertad tras la decisión de la Fiscalía de no pedir prisión para los detenidos, aunque sí ha pedido medidas cautelares para el periodista José Martín Santos.

Más noticias en Política y Sociedad