Público
Público

Fallecidos por coronavirus ¿Qué ocurre con el baile de datos de Sanidad y por qué puede haber más desajustes?

Los datos del Ministerio de Sanidad llevan días validándose por un cambio en la forma de llevar a cabo los recuentos. La responsabilidad de los datos es compartida entre las comunidades autónomas y el ministerio. 

El director del CCAES, Fernando Simón en primer plano y el ministro de Sanidad, Salvador Illa (Foto. Moncloa)
El director del CCAES, Fernando Simón en primer plano y el ministro de Sanidad, Salvador Illa (Foto. Moncloa)

Segundo día con desajustes importantes en la cifra de fallecidos con coronavirus durante la pandemia. El Ministerio de Sanidad publica todas las tardes los datos sobre la enfermedad, pero varios cambios han alterado desde hace dos días las series históricas de contagios y fallecidos porque los datos aún están validándose

Esto significa que es muy probable que sigan dándose ciertos desajustes. "Esta discrepancia podría persistir aún varios días", avisa el Ministerio de Sanidad sobre los datos que no cuadran. El proceso de recogida de información es muy complicado y la responsabilidad es compartida entre las comunidades autónomas y el ministerio.

¿Qué información ha cambiado?

Hasta esta semana, el Ministerio de Sanidad ofrecía los datos totales de casos confirmados, casos que han precisado hospitalización, casos que han ingresado en UCI y fallecidos. Esto continúa. Lo que ha cambiado es que antes se informaba de los casos detectados en cada serie en las últimas 24 horas.

Ahora Sanidad informa de los nuevos casos diagnosticados el día previo, en los últimos 7 días y en los últimos 14 días. Mientras que el número de personas que han sido hospitalizadas, ingresadas en UCI y que han fallecido se dan con fecha de hospitalización, ingreso o defunción de los últimos 7 días.

Esto provoca que se pierda la serie diaria de datos de fallecidos, ingresados en UCI y hospitalizados, pero a la larga aportará una fotografía más real de cómo evoluciona la pandemia en cada comunidad autónoma, según augura el ministerio.

¿Qué desfase de datos hay?

Los principales problemas han llegado con el dato total de fallecidos. Este lunes 'desaparecieron' 1.900 del recuento total. Este martes se registraron 238 más, pese a que el dato de fallecidos en los últimos 7 días desde el lunes fue de 50 más y este martes se contabilizaron otros 35. 

Fernando Simón compareció como es habitual en rueda de prensa tras la publicación de datos y explicó que había fallecidos que se notificaron sin fecha de defunción. Por esto las estadísticas se están actualizando. Aún hay casos antiguos a los que hay que adjudicarles la fecha de defunción, información que tienen que mandar las comunidades al Ministerio de Sanidad cada día. 

Además, se están revisando las series porque Sanidad ha detectado que algunas comunidades informaron de fallecidos como personas que tenían síntomas pero que no tenía la enfermedad confirmada. Parte de los casi 2.000 fallecidos que han 'desaparecido' vienen de aquí, de comunidades que han confirmado como fallecidos casos sospechosos, por los que no deben estar en esta serie que solo registra las víctimas mortales que han dado positivo de coronavirus en una prueba.

¿Por qué se ha cambiado la información?

El Boletín Oficial del Estado (BOE) estableció el martes 12 de mayo que las comunidades autónomas debían informar al Ministerio de Sanidad de más datos de los que habían dado hasta ese momento, como los casos sospechosos, y que tendrían que dar de forma individualizada la información de cada persona. Hasta entonces las comunidades informaban de forma agregada. 

Pese a que con este BOE se cambiaron más aspectos, lo más importante para entender el desbarajuste es la diferencia entre información agregada e individualizada. La agregada es la suma de datos de los miembros de un mismo sistema mientras que con el sistema actual se da información por individuo sospechoso o contagiado. 

Esto hace que los informes realizados en el pasado se realizaran con información agregada de forma que a partir del 12 de mayo esto fue cambiando y se comenzó a utilizar las notificaciones de forma individualizada. Sanidad asegura que han combinado los datos de ambos métodos de vigilancia, pero que se detectan discrepancias de este cambio.

¿Puede haber más desbarajustes?

Sí. Simón ya lo ha advertido porque Sanidad sigue validando la información. Ha reconocido que "quedan cientos de fallecidos que hay que saber ubicar a lo largo de la epidemia". También se puede dar que vuelvan a retirarse fallecidos porque todavía no se han revisado todos los sospechosos pero que no se confirmaron que tenían la enfermedad. 

¿Cómo funciona el envío de información?

La responsabilidad de los datos es compartida entre las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad. Diferentes formas en las definiciones de caso por parte de los gobiernos autonómicos han provocado en varias ocasiones discrepancias entre los datos de los servicios de salud regionales y del Gobierno central. También se han llegado a dar discrepancias entre diferentes fuentes de las propias comunidades. 

Esto se intentó solucionar con la publicación del BOE, detallando cada información y definición. Según esta estrategia de vigilancia, los datos de entre las 00.00 de un día y las 24.00 de un día se tienen que transmitir entre las 10.00 y las 12.00 de la mañana del día siguiente. Sanidad revisa los datos de las comunidades según van llegando y consultan a las comunidades si detectan discrepancias. 

"Entendiendo las dificultades que hay en algunas comunidades por el volumen de trabajo, somos relativamente laxos y no tiene que ser a las 12.00 en punto, pero sí que es cierto que si los datos no nos llegan a las 12.00 de la mañana no nos da tiempo a hacer bien todo el proceso", ha explicado Simón este martes sobre este método. 

¿Qué problemas hay con Catalunya y Madrid?

Las comunidades han ido adaptándose al nuevo sistema de forma dispar. Según ha explicado Simón, Catalunya fue la última en aplicar la nueva forma de recuento. Este martes Sanidad avisaba en el informe diario que faltaban datos de algunas zona de la comunidad. 

Mientras que la consellera de Salud de la Generalitat, Alba Vergés, ha defendido los datos facilitados por su departamento, señalando que la discrepancia viene porque se recogen las cifras de las funerarias. Según la conselleria, el dato por el que saltó la alarma (632 nuevos fallecidos) ya se registraba en su balance autonómico porque la Generalitat contabiliza a los casos confirmados y a los posibles por su cuadro clínico. El 59% de los fallecidos que 'desaparecieron' son de esta comunidad (1.126 menos).

El problema es muy diferente al que ocurre en la Comunidad de Madrid. El Gobierno autonómico comunica con retraso gran parte de los casos. Un problema que permanece con el paso de las semanas y que se debe a que se notifica el nuevo positivo en la fecha en que recibe el diagnóstico pero no cuenta como nuevo de las últimas 24 horas, si no que se atribuye al día en el que se tomó la muestra. Modificaciones que ya deberían solucionarse con el nuevo sistema de información.

¿Qué consecuencias tiene?

Simón ha asegurado que no hay un "cambio fundamental" y que los desajustes "no modifican lo que ahora interesa, valorar la evolución de los 7 días últimos, lo más próximo posible". Según el epidemiológo, esto es lo importante en la desescalada. 

Sin embargo, el cambio provoca que las series se rompan y, pese a que ahora se puede obtener más información, ahora no se puede comparar si hay más o menos fallecidos que ayer. Pero tampoco si hay más o menos fallecidos que la semana pasada. Una estadística doble, con todos los datos, podría haber sido una solución, pero lo cierto es que hasta la semana que viene será complicado medir la evolución más allá de las valoraciones propias de las autoridades sanitarias.

De hecho, también ha tenido efectos negativos en la información pública que ofrece Sanidad. El ministerio lleva sin actualizar desde el 21 de mayo la información sobre el coronavirus en el panel de su página web. 

Más noticias de Política y Sociedad