Público
Público

La Generalitat investiga la agresión violenta de cuatro Mossos a un joven en Barcelona

Un vídeo grabado por un vecino muestra cómo los agentes le redujeron. El director de los Mossos, Albert Batlle, elude responder sobre si fue una actuación proporcionada: "Que nadie saque conclusiones precipitadas", pide.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

BARCELONA.- La Generalitat de Catalunya ha abierto una investigación interna por la presunta agresión de cuatro agentes de los Mossos d'Esquadra a un joven la noche del 28 de enero en el barrio barcelonés de Ciutat Vella. 

Un vecino de la zona grabó e hizo público un vídeo en el que se ve cómo los agentes detuvieron al chico tras reducirle violentamente en el parque del Pou de la Figuera. Después de tres minutos retenido por los agentes en el lugar —a escasos metros de la zona en la que ocurrieron los hechos del 4-F ('Ciutat Morta')— el joven entra en el coche de la policía. Fue detenido y trasladado al dispensario de Pere Camps.

El jefe de los Mossos resta importancia al suceso porque "nadie resultó herido"Asuntos Internos y el Síndic de Greuges investigarán el caso

Tras la polémica levantada por la publicación de las imágenes, el director de los Mossos d'Esquadra, Albert Batlle, ha ofrecido una rueda de prensa para aclarar esta cuestión que está siendo investigada por la Consellería de Interior.  Según Batlle, la agresión no obedeció a que el joven pidiera el número de placa a los agentes, sino a que opuso resistencia a que los policías se llevaran un ipad que supuestamente había robado. Según su versión, el agredido, de 22 años, nacionalidad dominicana y con antecedentes policiales, se encontraba en una "actitud sospechosa" con una tercera persona, ya que al parecer le estaba intentado vender el aparato tecnológico. 

El jefe de los Mossos ha ordenado a la División de Asuntos Internos (DAI) que abra una información reservada para evaluar la intervención policial. A la espera de las conclusiones de la investigación interna, ha evitado responder a las preguntas sobre si la actuación de los agentes fue oportuna y proporcionada, y se ha limitado a afirmar que fue una "detención con el uso de la fuerza". "Que nadie saque conclusiones precipitadas", ha pedido Batlle, que ha indicado que el objetivo de la investigación interna es determinar si la intervención de los agentes "se ajustó a los procedimientos".

Ninguna medida cautelar contra los agentes

El director de los Mossos, que ha reconocido que las actuaciones policiales "siempre pueden ser controvertidas", ha explicado que no se ha adoptado ninguna medida cautelar contra los cuatro agentes que intervinieron en la "detención con uso de la fuerza", en la que "hay que suponer que se han usado los procedimientos establecidos". Batlle ha destacado que en esta intervención nadie resultó herido.

En el vídeo, colgado en las redes sociales, se ve cómo el joven está en una actitud aparentemente normal cuando dos de los Mossos, que llevaban el casco de moto todavía puesto, y otros dos, que salieron del coche patrulla en el que guardaba el ipad, se abalanzaron sobre el joven para reducirlo.

El joven, que ha quedado en libertad con cargos, no ha presentado por el momento ninguna denuncia contra los agentes, según el director de los Mossos d'Esquadra, que ha confirmado que pondrán toda la información a disposición del Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo catalán), que ha pedido detalles sobre el caso.

Más noticias en Política y Sociedad