Público
Público

Guardias civiles defienden multar por besarse al volante

La asociación Pro Guardia Civil ha difundido un vídeo en el que defiende la multa que sus compañeros impusieron a una joven en una localidad de Ourense por recibir un beso cuando conducía su vehículo, en el que afirma: "No dejaremos que tu vida cambie por un beso".

Una pareja se besa apasionadamente en el interior de un coche.

EFE

MADRID.- La asociación Pro Guardia Civil ha difundido un vídeo en el que defiende la multa que sus compañeros impusieron a una joven en una localidad de Ourense por recibir un beso cuando conducía su vehículo, en el que afirma: "No dejaremos que tu vida cambie por un beso".

El vídeo, difundido en las redes sociales, pretende concienciar de los peligros que suponen distracciones como la cometida por la joven Vanesa Viéitex cuando, el pasado día de Reyes, fue multada cuando conducía en la localidad de O Carballiño junto a su pareja, de la que recibió un beso en la mejilla.

La asociación muestra en la grabación, elaborado por un agente del cuerpo, la noticia publicada en los periódicos sobre el incidente, acompañada del texto "Estas noticias te pueden resultar graciosas y te hagan pensar que estamos para recaudar".

"Tu piensa lo que quieras, en APROGC lo tenemos claro, no dejaremos que tu vida cambie por un beso"

Acto seguido, aparecen un grupo de jóvenes distraídos en un coche que sufren un accidente de tráfico, tras lo que se puede leer las frases: "Tu piensa lo que quieras, en APROGC lo tenemos claro, no dejaremos que tu vida cambie por un beso".

En declaraciones a Efe, el presidente de APROGC, Fernando Ramírez Trejo, ha reiterado su apoyo al agente que emitió la denuncia y ha dicho que, aunque esta circunstancia concreta no viene recogida en las normas de tráfico, sí supone una infracción porque especifican que se debe mantener una atención permanente en la conducción.

"A esto sí que obliga el reglamento de circulación", ha añadido Ramírez Trejo, quien ha querido dejar claro que la intención de la Agrupación de la Guardia Civil de Tráfico no es recaudar y ha considerado "injusto" que se les acuse de ello.

El presidente de la asociación ha reiterado que gestos como un beso, mirar el teléfono móvil o recoger un objeto que se haya caído ponen en peligro la vida de las personas.

Por ello, ha confiado en que la repercusión mediática que ha tenido esta multa no influya a la hora de resolver el recurso de la conductora.

La joven multada por recibir un beso confía por su parte en que le retiren la infracción y no vaya adelante, al entender que es "ridícula", una decisión que tendrá que resolver el Ayuntamiento de O Carballiño y que se demorará al menos hasta la próxima semana.

La sanción fue remitida por un agente de la Guardia Civil a la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) y no acarrea la retirada de puntos.