Público
Público
Únete a nosotros

Jessica Alba Jessica Alba: "Hoy en día es importante para la otra mitad del mundo verse reflejada"

Protagonizada por Jessica Alba y Gabrielle Union, AXN estrena este ‘spin off’ nacido de la saga cinematográfica ‘Bad Boys’.

Publicidad
Media: 4.33
Votos: 3

Jessica Alba, en una imagen promocional de LA's Finest

“Todo ha cambiado desde que se estrenó Bad Boys en 1995”. Es la sentencia de Gabrielle Union, actriz que participó en la segunda entrega de la franquicia protagonizada en el cine por Martin Lawrence y Will Smith y cuya tercera película llegará el 17 de enero. Mucho antes de eso, concretamente este lunes a partir de las 22:05 horas, se estrena en AXN una serie que recupera ese universo policial creado para la gran pantalla y a uno de sus personajes, Sydney Burnett, hermana de uno e interés romántico del otro.

Pero esta Syd, la televisiva, no necesita que venga ningún hombre a salvarla como apunta quien la interpreta. Ni a ella ni a su compañera, Nancy McNenna (Jessica Alba). Las dos son unas auténticas badass, que dicen los americanos, y eso venden en su conversación con varios medios a su paso por Madrid para presentar L.A.’s Finest: Policías de Los Angeles.

Casi dos décadas y media después del estreno de aquella divertida película con dos agentes que iban por libre y contaban muchos chistes en medio de escenas llenas de acción, les llega el turno a sus herederas, Union y Alba. Juntas le dan un giro al original del que beben sin que en realidad se conserve mucho de él más allá de la premisa de una pareja de policías (como en tantas otras películas y series de este subgénero) y el personaje de Syd, que vuelve con un trabajo más tranquilo del que entonces se interpretó que hacía para la DEA.

Uno de los cambios más importantes teniendo en cuenta que el germen de la historia se llamaba Bad Boys es tan obvio como que las protagonistas son dos mujeres. Es su principal baza, la que juegan, para llegar al espectador. ¿Si la saga inaugurada por Michael Bay podría haber dado el salto a la pequeña pantalla con protagonistas masculinos? Union responde de manera categórica: “No, porque la he creado yo”. Además de como actriz, ejerce también como productora de L.A.’s Finest y su planteamiento fue siempre el de narrar una historia que considera que no se podría haber contado hace 24 años. Por suerte, aseguran ambas, las cosas han cambiado.

Con “cosas”, Alba se refiere “al conocimiento en el sentido de que en el 95 no era tan importante ver historias distintas como lo es ahora. Hoy en día es importante para la otra mitad del mundo verse a sí misma reflejada. En los noventa no se veía a las mujeres como en la actualidad”. Por su parte, Union, sin quien este spin-off no habría existido, explica que en esta serie la “belleza” está en ampliar la historia de Syd, de la que en la película de 2003 “todo lo que sabíamos es que era la hermana de Marcus, que tenía algún tipo de trabajo con la DEA, que trabajaba encubierta y que no era un muy buena en ello porque necesitaba a su hermano y a su amante para salvarla. Y al final, se besan”.

L.A.’s Finest traslada al personaje de Union a Los Angeles, le rodea de “misterio” y le da una compañera igualmente intrigante. Juntas forman una pareja de policías con una vida fuera de la comisaría y del coche patrulla compleja y llena de secretos que no conoce la otra parte. Para Union esta producción “forma parte del universo de Bad Boys, pero tiene su propia mitología y su propio mundo”. Y en esa búsqueda de la diferencia más allá del género de quienes llevan la placa intenta alejarse del humor gamberro y la acción explosiva que hizo buena a la primera película de Bad Boys. Eran los noventa. Tenían a Michael Bay a los mandos de la cámara y muchas cosas eran distintas.

Las series policíacas y los clichés

Aquí no se olvidan los chistes de policías y criminales, pero se apuesta más por lo que los personajes principales tienen detrás y todo el embrollo familiar y emocional con el que lidian. La razón principal de ello puede encontrase en el interés de Union por “dar voz a quienes no tienen fácil que se cuente su historia” más allá del estereotipo. En este caso, las mujeres. “Siempre somos puestas en clichés y hemos tenido que pelear y luchar para salir de ellos. Para nosotras fue bastante fácil intentar evitar esos tópicos. Pero también fue muy divertido poder interpretar a unas mujeres inteligentes y muy intensas que pelean y cometen sus errores. Personas con fallos, pero capaces de resolver situaciones y salir adelante. Ha sido muy bueno no ser una pieza intercambiable. Somos dos mujeres muy distintas con unos trasfondos muy diferentes. Recuerdo haber rodado una película en la que éramos tres mujeres intercambiables”, añade.

La promesa que ambas lanzan a sus espectadores es que la visión que se da en la serie que ahora estrena AXN en simultáneo con AXN White y con un doble capítulo es más femenina siguiendo una línea que, para Alba, ha comenzado a abrirse a la hora de contar historias gracias a que existen más oportunidades y canales para hacerlo. “Además, explicamos la mujer que queremos ver, lo hacemos de la manera en que queremos ser vistas versus la manera que había antes”, añade en referencia a los guiones escritos por hombres con personajes femeninos.

En cuanto a quién puede ir dirigida la serie, Union defiende que la suya no es una oferta conservadora. “Nosotros estamos para ofrecer otras cosas. Si quieres ver a dos mujeres acojonantes, que van por ahí repartiendo, vencen a los malos y después se pelean entre sí y tienen una relación complicada llegando a ser amigas… Si buscas escapismo, adelante, para esto estamos. Si quieres ir más a lo tradicional y acabar en un programa de doce pasos, pues allá tú. Creo que hay para todo el mundo”, concluye.

Más noticias en Política y Sociedad