Público
Público
Únete a nosotros

Pisos en Barcelona 'The Guardian' pone en entredicho la gestión de Colau para dar vivienda social provisional: "¿Latas de sardinas para pobres?"

El proyecto del Ayuntamiento de Barcelona ha levantado suspicacias, pese a que hay iniciativas similares en otros países.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Imagen del Ayuntamiento de Barcelona sobre el plan Allojaments de Proximitat Provisionals (APROP).

La propuesta de Ada Colau y su gobierno en la Alcaldía de Barcelona para combatir los desalojos, desahucios y el sinhogarismo no ha gustado al medio británico The Guardian

El periódico se pregunta si la medida, que se basa en construir 92 habitaciones para 250 personas con 5,3 millones de euros de presupuesto para dar una solución habitacional al problema de la vivienda en la ciudad condal, no es en realidad construir "latas de sardinas para pobres". 

En este reportaje, The Guardian incide en problemas de ruido, precariedad y espacio, aunque hay voces que han salido en defensa del proyecto: "Estas viviendas de contenedores están construidas con un estándar más alto que gran parte de lo que hay en el mercado de alquiler en Barcelona”, señala al periódico Jaime Palomera, portavoz del sindicato de inquilinos sobre esta propuesta, denominada Allojaments de Proximitat Provisionals.

Otras propuestas por Europa

The Guardian pone el foco en otros ejemplos que han florecido por Europa con la misma intención, siendo el caso de Ealing, zona del oeste de Londres, el caso más popularizado.

De diferentes modos, en el viejo continente se intenta combatir la inflacción de los precios con soluciones habitacionales, por lo que Barcelona tampoco es la primera ciudad en llevar a cabo estos intentos. 

Con un enfoque diferente, Finlandia también lleva a cabo una medida para reducir el número de personas sin hogar, que ya ha reducido un 35% desde que puso en marcha el plan Housting First,. Se trata de facilitar un hogar con la intención de reiniciar la vida desde la base. El Ayuntamiento se apoya en otros proyectos parecidos en Amsterdam, Londres, Copenhague, Vancouver o varias ciudades de Japón, según declaran en un informe sobre el desarrollo de la idea. 

Más noticias en Política y Sociedad