Público
Público

Laboral Teletrabajo, ¿solución o entelequia?

Cada vez son más las voces de sindicatos y trabajadores que apuestan por esta modalidad, que apenas está regulada en España. La conciliación y la integración son algunas de las ventajas que argumentan.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Solo el 27% de las empresas apuestan por el teletrabajo, según el INE

“Llevo unos diez meses trabajando de esta manera y la verdad es que es muy cómodo. Tengo un horario, pero cuento con más libertad para entrar y salir cuando quiera. Las reuniones las hago a través de vídeo llamadas y también chateo con mis compañeros”, explica a Público Rodrigo, teletrabajador a tiempo completo para su empresa.

Casos como el de Rodrigo son aún residuales y anecdóticos en España ya que la modalidad del teletrabajo no está aún demasiado implantada en la mentalidad de las empresas. De hecho, según datos del 2017 del Instituto Nacional de Estadística (INE), solo el 27% de las empresas apuestan por esta modalidad. No obstante, este verano el número de teletrabajadores ha alcanzado su cifra récord con 1,43 millones, cifra que equivale al 7,4% del total de ocupados en España.

Esto se debe a que cada vez son más las voces de trabajadores y departamentos de Recursos Humanos que defienden esta forma de trabajo. También algunos sindicatos. La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) junto a la Comisión Nacional para la Racionalización de Horarios en España (Arhoe) han reclamado la implantación del teletrabajo en esta legislatura, también para los trabajadores de la Administración Pública, y han presentado una propuesta conjunta al Ministerio de Política Territorial y Función Pública.

"Por el hecho de estar ocho horas sentado en una silla delante de un ordenador no eres más productivo"

“Hemos realizado una encuesta entre funcionarios de la administración pública y el 85% se acogerían a esta modalidad. Además, los resultados y sensaciones de las pruebas piloto que se han realizado en la Aecid, el Ministerio de Industria, la Universidad de Castilla-La Mancha y en comunidades autónomas como Aragón y Castilla y León han sido muy positivas”, señalan desde CSIF.

“Pienso que por el hecho de estar ocho horas sentado en una silla delante de un ordenador no eres más productivo. Cada uno se puede organizar siempre que su trabajo se lo permita para ser más productivo. Sería mejor y además se está viendo que los trabajadores exigen cada vez más esta modalidad”, comenta Ana, teletrabajadora de marketing para una farmacia en Alicante.

Falta de regulación

A pesar de que es una opción cada vez más demandada por los trabajadores, lo cierto es que hay aún algunas sombras, como la ausencia de un marco regulador para el teletrabajo. El artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores recoge cinco puntos sobre el trabajo a distancia, pero para los sindicatos esto es insuficiente.

“Es necesario que se regule el teletrabajo a través de la negociación colectiva y aquí el papel de los sindicatos es fundamental”, establece Comisiones Obreras. La escasa normativa que hay sobre teletrabajo es antigua y está obsoleta por lo que urge una regulación, critican desde diferentes asociaciones de trabajadores. “En mi contrato no aparece ninguna regulación concreta, depende de cómo te organices tú. Intento trabajar siempre por la mañana que es cuando más me puedo organizar, pero no todos los días puedo seguir esta estructura y tengo que recuperar horas por la tarde o los fines de semana. Lo bueno es que te organizas tú, pero lo malo es que un día libre a lo mejor para ti no lo es. O incluso tienes días de trabajo que superan las 8 horas.”, cuenta Ana.

CSIF propone "un modelo de Teletrabajo regulado, con derecho a desconexión y control horario y de la productividad"

Similar es la situación de otro trabajador, que ha preferido no desvelar su nombre: “mi empresa no contempla esta modalidad, actualmente soy el único de casi 120 trabajadores que puede disfrutar de esta opción. Yo no estaba a gusto con mi situación personal en la ciudad y me quería ir. Mi jefe me ofreció la posibilidad de trabajar desde casa en mi ciudad natal y acepté. Eso sí, estoy haciendo esto de palabra, no hay ni un solo papel que yo haya firmado que regule esto”, explica.

“Nuestra propuesta parte de un modelo de Teletrabajo regulado con derecho a la desconexión y, por lo tanto, con control horario y de la productividad, con un listado de puestos de trabajo y empleados públicos prioritario y adaptado a la legislación sobre riesgos laborales”, comentan desde CSIF.

Para los sindicatos y personas consultadas, las ventajas superan a los inconvenientes, aunque todos coinciden en la necesidad de regular el teletrabajo para evitar abusos por parte de la empresa. “Por citar solo algunos de los beneficios, esta modalidad favorece la conciliación, la inclusión laboral de personas con discapacidad, la movilidad de víctimas de violencia de género, reducción de costes y un largo, largo etcétera”, enumeran los sindicatos.

En palabras de uno de los trabajadores consultados “trabajar desde casa ayuda a tener más tiempo para ti, sobre todo si trabajas en una ciudad grande como Madrid donde los tiempos en el coche o en el transporte público te pueden quitar una o dos horas diarias. Aunque también es verdad que puede hacerte no desconectar nunca ya que tu trabajo está en tu casa. Por eso, es importante tener un horario más bien estricto y obligarse a salir de casa y hacer deporte y socializar”, nos cuenta.

Más noticias en Política y Sociedad