Público
Público

Lácteos Todos los lácteos estarán obligados a poner su país de origen en la etiqueta

Un Real Decreto obliga a que la industria láctea a especificar tanto el lugar del ordeñado como el país en el que se ha transformado el producto. La medida afecta a todos los tipos de lácteos, procedan del animal que procedan.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Vacas lecheras dentro de un establo | Europa Press

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto que obligará a los fabricantes de lácteos a detallar el origen en la etiqueta, al menos durante los dos próximos años. Una medida que responde a la exigencia en auge por parte del consumidor de saber la procedencia de los productos, y a la idea del Ejecutivo de potenciar el sector lácteo español.

El etiquetado tendrá que incluir dos datos que hasta la fecha no tenían por qué estar. Las informaciones en cuestión son el país en donde se ha ordeñado el animal y, también, el país en el que se ha transformado la leche que llegaba como materia prima. La medida afectará a todo tipo de lácteos, sea el producto que sea, como leche, queso, nata o mantequilla, por ejemplo. También será universal para todo tipo de animales, siendo indiferente si el lácteo procede de vaca, oveja o cabra.

El Gobierno ha dado cuatro meses de plazo para que la industria láctea vaya adaptando las etiquetas progresivamente. En el mencionado etiquetado deberá aparecer el rótulo "fuera de la UE" si el origen o del ordeño o de la transformación no ha tenido lugar en un país comunitario. La norma, además, explicita que estas informaciones deben estar escritas con letras del mismo tamaño y color que la lista de ingredientes, y no situarse lejos de ella estando prohibido que haya algún elemento intermedio que pueda distraer al consumidor.

El sector lácteo llevaba tiempo reclamando normativas de este tipo. Según sondeos citados por el Ministerio de Agricultura, un 86% de las empresas distribuidoras piensan que la posibilidad de que el usuario vea que el producto es español incrementará sus ventas

Desde la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ven esta normativa como algo que "puede contribuir a compartimentar el mercado por zonas geográficas", en sus propias palabras. Del mismo modo,desde la CNMC opinan que puede restringir la libre circulación de mercancías y, así, afectar a la competencia. Por su parte, proponen al Gobierno que la medida tan solo debería ser opcional.

Más noticias en Política y Sociedad