Público
Público
Únete a nosotros

Madrid Consejos y alternativas para superar los cortes de tráfico que afectarán durante un año al entorno de la plaza de España

Las obras de reforma de la plaza de España, uno de los grandes proyectos urbanísticos diseñados en la etapa de Manuela Carmena como alcaldesa, traerán consigo cortes y desvíos de tráfico en las inmediaciones de la zona, que se prolongarán, previsiblemente, durante un año.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Imagen de la calle Princesa en la confluencia con plaza de España. Foto Ayuntamiento de Madrid.

A partir de este lunes 5 de agosto, los conductores madrileños no lo van a tener fácil para conducir por las proximidades de la plaza de España, ya que se inician las obras de reforma del entorno, con los consiguientes cortes y desvíos de tráfico, que se mantendrán durante un año aproximadamente, según las previsiones del consistorio.

La ejecución del que ha sido uno de los grandes proyectos urbanísticos de Madrid durante la gestión de Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento de la capital, ocasionará importantes alteraciones del tráfico en el espacio que rodea la plaza de España.

En una primera fase, que comienza este lunes, los cortes afectarán al túnel de Bailén, que permancerá cerrado, así como al paso elevado del eje Ferraz-Bailén sobre la Cuesta de San Vicente. Las afecciones comprenderán la totalidad de los carriles de calle Bailén desde su intersección con Cuesta de San Vicente hasta Plaza de Oriente, la intersección con calle San Quintín y el paso elevado del eje Ferraz-Bailén sobre Cuesta de San Vicente.

Según ha informado el Ayuntamiento, adicionalmente a estos carriles se ocuparán también las dos rampas de acceso a calle Bailén desde el nudo de la Cuesta de San Vicente, permitiéndose los movimientos entre Ferraz y Cuesta de San Vicente a través de las rampas existentes.

En un principio, está previsto que el aparcamiento de Bailén esté accesible por su acceso desde la calle Mayor, siempre que se garanticen las máximas condiciones de seguridad. El acceso al túnel por la Cuesta de San Vicente estará cerrado. En el mismo parking habrá un cambio de sentido para volver a salir por dicha entrada.

La segunda etapa está planificada a partir del 19 de agosto, una vez que hayan finalizado los trabajos de la calle Irún, actualmente vigentes, para que, una vez terminados, previsiblemente el 14 de agosto, esa vía forma parte de los itinerarios alternativos.

Desde el 19 de agosto y hasta inicialmente el 5 de agosto de 2020 quedarán cortadas, adicionalmente al corte de este 5 de agosto, las rampas de conexión entre la calle Ferraz y el nudo de la Cuesta de San Vicente, quedando habilitado el movimiento de la calle Ferraz a la Cuesta de San Vicente a través de la calle Irún.

En ambas fases, los sentidos ascendente y descendente de la Cuesta de San Vicente no se cortarán, dejando siempre accesible este eje de entrada-salida de Princesa y Gran Vía.

Utilizar el transporte público

El Ayuntamiento de Madrid ha recomendado el uso de transporte público y evitar circular por la zona en la medida de lo posible. Además, distribuirá entre los conductores 10.000 folletos que muestran los itinerarios alternativos. Las líneas 25 y 39 de la EMT y la línea 500 del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) también tendrán otros recorridos.

Durante la primera fase, los vehículos que circulen desde la Puerta de Toledo tendrán que continuar por Ronda de Segovia hasta incorporarse a calle de Segovia, proseguir por Paseo de la Virgen del Puerto y acceder a plaza de España circulando por Cuesta de San Vicente.

Asimismo, los vehículos que quieran llegar a calle Bailén desde Ferraz tendrán que desviarse por la Cuesta de San Vicente, continuar por el paseo de la Virgen del Puerto, proseguir por calle de Segovia y acceder a calle Bailén subiendo por la Cuesta de La Vega.

Aquellos que quieran ir a la calle Bailén desde plaza de España deberán hacerlo por Cuesta de San Vicente, desviarse por el paseo de la Virgen del Puerto, seguir por calle de Segovia y acceder a Bailén subiendo por Cuesta de La Vega.

Igualmente, para la segunda fase se han previsto desvíos de tráfico alternativos. Los vehículos que circulen por la plaza de Moncloa y quieran acceder a la Cuesta de San Vicente podrán desviarse por paseo de Moret, continuar por el paseo del Pintor Rosales, seguir por calle de Francisco y Jacinto Alcántara para llegar hasta calle de la Rosaleda e incorporarse a la Cuesta de San Vicente por el paseo del Rey.

El tráfico que circule por Ferraz podrá ir a la Cuesta de San Vicente por la calle Irún. Como la calle Bailén seguirá cortada en su totalidad en la segunda fase de las obras, los vehículos que quieran acceder a ésta desde Puerta de Toledo y plaza de España tendrán que realizar el mismo itinerario explicado anteriormente.

Cambios en varias líneas de EMT

El corte del eje de Bailén obligará a hacer cambios en varias líneas de la EMT. Es el caso de las líneas 25 (Ópera-Casa de Campo) y 39 (Ópera-San Ignacio), cuya cabecera actual está en Ópera, y que se reubicarán en la plaza de España, en concreto en el entorno del Edificio España, en las calles Reyes y Maestro Guerrero.
Otras líneas que verán alteradas su recorrido como consecuencia de los cortes de tráfico previstos son la 3 (Puerta de Toledo – San Amaro), la 62 (Cristo Rey – Los Puertos), la 74 (Pintor Rosales – Parque de las Avenidas), la 138 (Cristo Rey-Aluche), la 148 (Callao-Puente de Vallecas) y la N16 (Cibeles-La Peseta).

Toda la información sobre los cortes y desvíos de tráfico por la reforma de la plaza de España estará disponible en las páginas web del Ayuntamiento de Madrid y la EMT, así como en los paneles informativos de tráfico y las redes sociales.

Más noticias en Política y Sociedad