Público
Público
Únete a nosotros

Maltrato animal La policía inglesa investiga el vídeo en el que un zorro es salvajemente atacado hasta la muerte por perros de caza

En Reino Unido, la caza del zorro con perros está prohibida desde 2004 pero los animalistas mantienen que se sigue practicando. La policía analiza las imágenes para encontrar a los responsables de este suceso.

Publicidad
Media: 4.22
Votos: 9

Cazadores del club South Durham sostienen un zorro tras después de cazarlo.- REUTERS

*Las imágenes de esta noticia pueden herir su sensibilidad pero hemos decidido publicarlas para denunciar la crueldad contra los animales en prácticas cinegéticas.

Un vídeo grabado por un colectivo animalista del condado de Devon, en Inglaterra, ya está en manos de las autoridades, que investigan las imágenes en la que se ve claramente cómo un grupo de perros que estaba participando en una jornada de caza corre tras el zorro mientras uno de los miembros de la organización Devon County Hunt Saboteurs los persigue al grito desesperado de “¡Dejadlo! ¡Dejadlo!”.

Pero como muestran las imágenes, cuando consigue rescatar al animal de entre los canes ya era demasiado tarde. Los saboteadores -que es el término que se utiliza en Reino Unido para denominar a los activistas que se dedican a intentar evitar estas acciones sobre el terreno- aseguran: “Los perros le arrancaron las tripas al zorro delante de nuestras cámaras. Cuando llegó nuestro equipo, el zorro apenas estaba vivo y con las agallas colgando. Murió en los brazos de una joven saboteadora”.

Los hechos ocurrieron el 26 de diciembre en la pequeña parroquia de Eggesford durante la festividad del Boxing Day, una jornada marcada en rojo en el calendario de los cazadores británicos como el gran evento de caza del año desde hace décadas y al que no renuncia ni la familia real británica. Aunque ellos sí respetan las leyes que establecen que la caza debe limitarse a la búsqueda de senderos marcados por el olor de los zorros -para lo que se suele usar la orina- que los perros y los jinetes deben seguir y que, en ningún caso, puede acabar con la caza y muerte del animal.

Imagen del zorro tras se atacado por perros de caza.- Devon County Hunt Saboteurs

14 años de prohibición ignorada

Pero los defensores de los animales llevan 14 años sosteniendo que la prohibición se ignora sistemáticamente. La temporada de caza en Reino Unido comenzó el pasado mes de noviembre y desde entonces, numerosas asociaciones han reportado docenas de persecuciones y muertes de zorros a las autoridades. Sólo durante el Boxing Day se celebraron 53 cacerías por todo el país y algunas de las más polémicas, en esta zona del condado de Devon. “Las cazas en Devon están fuera de control y la caza de Eggesford es una de las peores”, sostienen los animalistas.

Las autoridades, que tienen la grabación en su poder, dice ser "conscientes de las sensibilidades y las emociones relacionadas con estos incidentes" y añaden que "todas las denuncias sobre caza son evaluadas e investigadas adecuadamente. Estamos trabajando con nuestras comunidades para vigilar estas acciones de forma rutinaria. Queremos dejar claro que actuaremos de manera imparcial y rápida ante cualquier incidente de este tipo del que se nos informe e instamos a cualquier persona con información relevante a que se ponga en contacto con nosotros”.

Pero las cacerías continúan celebrándose y no siempre se sabe cómo acaban. En otro de los vídeos grabados por esta misma organización el 28 de diciembre se observa cómo otro zorro huye despavorido de los perros hasta que se le pierde la pista.

No sólo en Inglaterra, la ley que prohíbe la caza con perros de mamíferos salvajes - zorros, ciervos, liebres o visones, entre otros- también está prohibida desde 2004 en Gales y desde dos años antes en Escocia. Pero no así en Irlanda del Norte, donde todavía sigue siendo legal.

"La Ley de Caza de 2004 fue un hito clave en la prohibición de este cruel deporte de sangre”, mantiene la laborista Susan Mary, “pero desde entonces se han desarrollado nuevas prácticas para aprovechar las lagunas que deja la legislación”. De hecho, en los últimos días el Partido Laborista ha anunciado que si llega al poder luchará por endurecer la prohibición de cazar con perros.

La respuesta de los grupos de cazadores ha sido inmediata. El presidente de la asociación Grove and Rufford Hunt, Nick Alexander, criticó los planes de los laboristas: “Hay muchas otras cosas sucediendo en el mundo en este momento y no creo que esa sea la prioridad”. Pero para defender la caza sólo le quedó apelar a la tradición: “La caza es una parte muy importante de Inglaterra; de la antigua Inglaterra y de la Inglaterra moderna. Y estamos aquí para quedarnos”.

Más noticias en Política y Sociedad