Público
Público

Un maratón de podcasts para alcanzar las 500.000 firmas por la regularización de migrantes

Nerea Pérez de las Heras, Inés Hernán o Moderna de Pueblo ponen sus micrófonos a disposición de la campaña de la Iniciativa Legislativa Popular en una programación especial de casi 24 horas ininterrumpidas durante este fin de semana para recoger las firmas para que llegue al Congreso.

Una persona durante una concentración para recoger firmas para la regularización de personas migrantes en Madrid, en febrero de 2019.
Una persona durante una concentración para recoger firmas para la regularización de personas migrantes en Madrid, en febrero de 2019. Alejandro Martínez Vélez / EUROPA PRESS

"Hay otras formas de hacer grande España que no necesitan al fascismo", asegura a Público la escritora peruana y activista antirracista Gabriela Wiener. Una de ellas pasa por acudir o escuchar el Festival de Podcast en Vivo por la regularización YA. Es una maratón de casi 24 horas de radio que se celebra este fin de semana en Madrid, impulsado por la campaña organizadora de la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) para facilitar la regularización de las personas sin papeles en España.

La recogida de firmas para que esta ILP sea tomada en consideración por el Congreso de los Diputados comenzó en diciembre y, en apenas cinco meses, ya ha conseguido algo más de 170.000 rúbricas. Pero el camino es largo y el calendario pasa deprisa las páginas hasta la fecha límite, marcada en rojo el 23 de septiembre. Se necesitan 500.000 firmas y desde la plataforma impulsora reconocen que no está siendo fácil.

"Hemos visto que la campaña no es percibida como sexy, no engancha con el público mayoritario, y eso tiene que ver con el racismo", confiesa Wiener, que recuerda que las firmas, además de muchas y de puño y letra, deben ser de ciudadanos con DNI español, "es decir, de personas mayoritariamente blancas", precisa.

Todo un reto para una ILP que en el imaginario colectivo suele quedar reducida a "problemas de migrantes", aunque en realidad busque una medida que ya ha sido aplicada por gobiernos de PP y PSOE en el pasado, por sus innegables beneficios económicos, recuerda Marita Zambrana, también impulsora de la ILP y portavoz de SOS Racismo Madrid.

Espacios "más 'mainstream' y más españoles"

Por eso, los colectivos impulsores de la iniciativa buscan ampliar la audiencia de su mensaje hacia espacios  "más mainstream, más blancos y más españoles, porque es de sus firmas y su DNI de los que dependemos en gran parte", apostilla Wiener. Y para ello han organizado este festival de once podcasts de éxito cuyos creadores pondrán a disposición de la campaña para sensibilizar a la población e impulsar las firmas necesarias.

Gabriela Wiener: "Es un problema real depender del apoyo de las personas blancas para lograr nuestros objetivos"

Entre los podcasts invitados están los de Nerea Pérez de las Heras e Inés Hernán, Monstruo Espagueti, Moderna de Pueblo, No hay negros en el Tíbet o Puedo hablar. Y participarán artistas y personalidades del mundo de la cultura como la actriz Alba Flores, la poeta nicaragüense Gioconda Belli, la actriz española de origen marroquí Hajar Brown, la escritora ecuatoriana María Fernanda Ampuero, la española y colaboradora de Público Cristina Fallarás, la activista feminista Pamela Palenciano o Moha Gerehou, periodista y activista antirracista, entre otros.

El festival será presencial y con público, lo albergarán los locales de los colectivos La Maliciosa, Espacio Afro y La Parcería, en el barrio de Embajadores, y contarán con la participación de decenas de radios libres. Una cita en la que también habrá un punto de recogida de firmas con el que confían en dar un empujón a la cifra del medio millón.

"Las firmas son ahora el objetivo principal, pero en paralelo estamos inmersos en un trabajo de incidencia política para que la ILP sea debatida y probada en el Congreso", apunta Zambrana. "Es un problema real depender del apoyo de las personas blancas para lograr nuestros objetivos. Estamos acostumbradas a no hacerlo, pero no solo necesitamos sus firmas, también dependemos después de partidos políticos para que la apoyen. En concreto, del PSOE", recuerda Wiener.

Los socialistas fueron la única fuerza progresista que votaron en contra de la Proposición No de Ley por la regularización extraordinaria de migrantes que se llevó al Congreso en 2020, en plena pandemia. Aquella iniciativa fue el germen de esta ILP, y surgió cuando la crisis sanitaria por el coronavirus puso sobre la mesa la total desprotección de las personas indocumentadas, que quedaron totalmente fuera de las medidas del llamado escudo social que puso en marcha en Gobierno, como los ERTEs o el Ingreso Mínimo Vital.

Al mismo tiempo, la pandemia hizo visible la importancia de la mano de obra migrante, tanto en la agricultura como en los servicios y los cuidados, algo que fue entendido, en parte, por los gobiernos de Italia y Portugal, que realizaron regularizaciones durante aquel periodo.

"Esta ILP es una segunda oportunidad histórica. Es imprescindible que la parte mayoritaria del Gobierno lo tenga en cuenta", remarca Zambrana, que recuerda que el último proceso de regularización, durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, fue ya hace 15 años. Desde entonces, la bolsa de personas en situación irregular, es decir, sin derecho en España, se sitúa entre las 390.000 y las 470.000, según un estudio de 2021 de la Universidad Carlos III de Madrid en colaboración con la Fundación Por Causa.

"Una de las razones por las que el PSOE se ha mostrado contrario a la regularización en estos momentos es el miedo a la ultraderecha", argumenta Zambrana. La activista ve con impotencia cómo los discursos xenófobos y racistas han ido en aumento en el plano político y ha sido aceptado e interiorizado en el plano social. "Vemos tienen una respuesta tímida, poco contundente por parte de las fuerzas progresistas", dice, y lo achaca, en parte, al miedo a perder votos. Ese es uno de los factores por lo que creen que tendrán dificultades para que el PSOE se posiciones a favor de la ILP si esta llega al Congreso.

No obstante, según un estudio de CIVIO, solo una de cada diez ILP llega a votarse en el Congreso, y aproximadamente la mitad de estas iniciativas no llega siquiera a tomarse en consideración por los diputados al no conseguir el medio millón de firmas de requeridas.

Más noticias